Indulto: la indefendible posición internacional del gobierno peruano

Pedro Pablo Kuczynski y Mercedes Aráoz

No serán válidas las  declaraciones de la Primera Ministra Aráoz y del Ministro de Salud de que el derecho constitucional del presidente a indultar prevalece sobre el derecho internacional, es decir, sobre las decisiones de la Corte Interamericana de  Derechos Humanos (Corte IDH).

Estas declaraciones ignoran que el Pacto de San José, que establece la referida Corte, es un tratado ratificado por el Perú y que las decisiones de esta  son  parte del derecho constitucional peruano, ya que en virtud del artículo 205 de la Constitución del Perú, los peruanos pueden acudir a la Corte cuando consideran que no se les han hecho justicia en su país. Y es por esto que el Presidente de la Corte Suprema ha declarado que el Perú está obligado a obedecer las decisiones de la Corte.

Recurrir a la Corte, es así un derecho constitucional de los ciudadanos peruanos. Entonces, el Presidente del Perú, cuyo deber principal es  cumplir la Constitución, no puede hacer valer su derecho a indultar  en detrimento del derecho constitucional  de los ciudadanos de lograr justicia en la Corte.

Está por dar el fallo sobre el indulto.

Está por dar el fallo sobre el indulto.

Pero sobre todo,   los que opinan, como la Primer Ministro y el Ministro de Salud, ignoran totalmente que existe  otro tratado   ratificado  por el Perú que es  determinante en este caso. Se trata de la Convención de Viena sobre  el “Derecho de los Tratados” aprobada y ratificada también por el Perú, y  que en su  artículo 27 dispone: “Un estado no podrá alegar las disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de un tratado”.

En otras palabras, PPK no puede alegar su derecho a indultar, que es  derecho interno, para incumplir las decisiones de  la Corte, ya que ellas emanan de una institución creada por el artículo, 58 del Pacto de San José que es un tratado aprobado y  ratificado por el Perú,

Entonces, de acuerdo a la Convención de Viena  prevalece  el derecho internacional sobre el derecho interno, Y en consecuencia frente al indulto de PPK, prevalece la Corte. Además,  las decisiones de la Corte prevalecerán  porque  el mismo gobierno peruano  ha violado  el derecho interno del Perú, dando un indulto  ilegal, que  no  cumple con los  requisitos del indulto humanitario, que  perdona un crimen,  que  por ley no se puede perdonar, como es el secuestro calificado, y que otorga también ilegalmente, el derecho de Gracia a los criminales de Pativilca.

En conclusión, PPK  ha dado un indulto que no puede prevalecer  sobre   el artículo 27 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados que   impide violar un tratado alegando disposiciones de derecho interno, Y esto no es todo, sino que además las disposiciones que PPK ha dado PPK (indulto) violan también el derecho interno   del Perú.

¿Qué defensa tiene esto?

Ninguna, excepto piruetas seudo-jurídicas dignas de una republiqueta bananera que no quiere cumplir sus obligaciones internacionales.