Gobernados desde París

Deslumbrados con el oropel del poder político y económico mundial, nuestros gobernantes han sometido, inconsultamente, a nuestra nación a un plan de gobierno elaborado en París por la OCDE, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, esto es el Club de París, en el cual están inscritos 35 países, existiendo alrededor de 50 que están expectantes de entrar al club, entre ellos el Perú, para lo cual, se están sometiendo a sus dictados en materia económica y de educación, dos ejes centrales de dominación de los pueblos en el Nuevo Orden Mundial, siendo el nuestro, el único que está cumpliendo un: Programa País Perú.

El 17 de enero último apareció una nota de prensa en la página 3 de este diario, donde se informaba la visita del Ministro Zavala a la OCDE en París, para reportar ante el Consejo Permanente, “la exitosa implementación del Programa País Perú”, destacando que: “Resaltó el compromiso del gobierno peruano de continuar con las reformas e implementar las recomendaciones de los informes de la OCDE, para tener una mejor diseño y ejecución de políticas públicas.”

Entendimos mejor, la defensa cerrada del exministro Saavedra, quien fue enviado al Perú, habiendo sido gerente de Pobreza y Género en el Banco Mundial, para hacer la gran “reforma educativa” imponiendo la ideología de género, extrañamente defendida por todos los medios de comunicación, a pesar que los resultados eran visiblemente negativos en la juventud peruana en los últimos años, en que proliferaron las fiestas de “perreo” y el deterioro moral de la niñez y juventud, con múltiples parejas en una sola noche, el embarazo adolescente y el suministro obligatorio de la píldora del día siguiente y métodos anti-conceptivos, a cargo del Estado, a quien se ha obligado a asumir el financiamiento, por tratarse de supuestos “derechos humanos”, negocio seguro.

La OCDE había decretado como prioridad, la liberalización máxima de la economía y el control de la población por medio de la imposición de políticas públicas basadas en la ideología de género desde la edad más temprana en las escuelas, con un doble discurso, favorecer la igualdad de género, el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, en tanto promovía la disforia de género y el libertinaje sexual como base de una multimillonaria industria de abortos, de hormonas químicas e intervenciones quirúrgicas para el cambio de sexo de adolescentes, de la píldora del día siguiente, y de las costosas medicinas contra el cáncer que promueven las anteriores.

Salir de este destructivo laberinto, cuyo objetivo es dominar a los pueblos quebrando su fortaleza moral y su identidad, implicará recuperar el gobierno del Perú de las manos de quienes creen que pueden hacerle esto a nuestra nación, por entrar al Club de París.

Reacciones