Fiscal no estaba prohibido a repreguntar

Su banco de preguntas, previamente escrito, no le impidió al fiscal Juárez Atoche repreguntar a Marcelo Odebrecht para que amplíe o aclare lo que acababa de señalar de haber financiado siempre, en toda elección, a todos los candidatos presidenciales (Toledo, García, Keiko, Humala, etc.) y que estaba seguro de eso.

El propio fiscal del Brasil invitó a Juárez a seguir preguntando en relación a lo ya declarado por Odebrecht, obviamente respecto de haber financiado las campañas electorales de Keiko y García, pero el fiscal se mordió la lengua y así los encubrió. También se afirma que miró al techo y frunció el ceño al escuchar esas inesperadas imputaciones.

Ninguna ley penal prohíbe o impide repreguntar dentro del curso de una declaración, puesto que el conjunto de preguntas que debe hacer un fiscal carece de un formato legal por estar sujeto el interrogatorio a su arbitrio, ciencia y experiencia. Cada policía, fiscal o juez pregunta a su modo. La ley no los ata ni constriñe a un estilo determinado. Al contrario, la repregunta aclaratoria y la necesidad de una respuesta igualmente aclaratoria son legítimas (Artículos 244° y 247°, del Código de Procedimientos Penales).

Por eso Odebrecht cuando le preguntan sobre Ollanta Humala y Nadine Heredia contesta también sobre Alan García y Keiko Fujimori e incluso sobre todos los candidatos presidenciales con mayor opción. No existe ninguna norma legal prohibitiva al respecto. La ley procesal no establece el contenido y tiempo de una declaración, ni limita la cantidad de preguntas y repreguntas, con mayor razón si el declarante está dispuesto a hablar, por querer ser un delator por beneficios.

Reacciones