El más corrupto del país

Alan García es, según encuesta Pulso Perú de Datum, la persona más corrupta del Perú: 40 por ciento de los consultados le asignan ese puesto. Deshonroso segundo lugar ocupa Alejandro Toledo, con 15 por ciento, tercero resulta Ollanta Humala, con nueve por ciento, en empate con Alberto Fujimori. Cuarta es Nadine Heredia, con 5 por ciento. Keiko Fujimori y Vladimiro Montesinos se instalan, con 4 por ciento, en el quinto nivel.

Caso notable el de García, que de año en año sube en la categoría del más corrupto. En octubre del 2014 solo 15 por ciento le asignaba ese puesto deshonroso. Subió a 27 por ciento en octubre del 2015, a 28 en octubre del 2016. García echa la culpa de su mala fama a una campaña de sus rivales. Las cifras demuestran que cuando más proclama su inocencia, menos le creen los ciudadanos.

La encuesta de Datum indica que el 49 por ciento de los interrogados consideran que el nivel de corrupción es muy alto. Un 41 por ciento adicional cree que es alto. Entre estas dos opiniones, la corrupción alcanza 90 por ciento.

Un 62 por ciento se mostró de acuerdo con la frase: “A los peruanos, en el fondo, la corrupción les da lo mismo”. Quizás ello se deba a que todos los días se ve que los corruptos de alto nivel y comprobados son declarados inocentes por el Poder Judicial y el Congreso. Los casos de Joaquín Ramírez y de Keiko Fujimori lo confirman.

Un rubro de la encuesta mostró que la mayoría considera que los peruanos son muy tolerantes con la corrupción (41 por ciento) o bastante tolerantes con ella (32 por ciento): total: 79 por ciento.

El sondeo indagó sobre las instituciones más estragadas por la corrupción. Encabeza la lista el Poder Judicial con 80 por ciento, le siguen el Congreso de la República, con 77 por ciento, y los partidos políticos, con 76.

Frente a la posibilidad de cierre del Congreso, en caso previsto por la Constitución, Datum preguntó por cuál agrupación política votarían los encuestados. La más favorecida es Fuerza Popular, con 27.5 por ciento. Colocaré entre paréntesis la votación obtenida en las elecciones del año pasado, en este caso: (23.6 por ciento).

Peruanos por el Kambio obtiene 10.9 por ciento (10.7). Acción Popular 7.1 (4.71). Frente Amplio 6.6 (9.2). Alianza para el Progreso 3.1 (6.00). Partido Aprista 2.8 (5.4).

Si una conjetural elección confirmara esas tendencias, el Apra desaparecería como bancada legislativa. El Frente Amplio aparecería mermado por la división.