El gol que más grité

Edison Oreja Flores en la selección peruana

No derramé una lágrima cuando Perú se clasificó a Rusia 2018 por una sencilla razón: Estábamos jugando ante Nueva Zelanda. Un equipo con muchas limitaciones técnicas. Me alegré cuando Perú ocupó el quinto lugar porque suponía que lo normal era asistir al mundial al saber que debíamos disputar el cupo con el país oceánico.

Trato de ser muy coherente en mis análisis y quizás eso me quita mucho el apasionamiento a la hora de escribir. Incluso cuando veo un partido en el estadio de Perú, trato te guardar las formas porque pienso que primero soy periodista.

Donde más siento el encanto de ver a mi selección es en el extranjero. Casi siempre he gritado los pocos goles que anotamos en un país extraño. Por eso, para mi no hay comparación de la alegría que sentí cuando Flores y Hurtado anotaron en Quito, con los goles de Farfán y Ramos en el estadio Nacional frente a Nueva Zelanda.

Ganarle a Ecuador en Quito fue algo esperado por mi persona durante muchos años. Y la verdad creí que no sería posible en muchos años más. Siempre recuerdo con frustración la vez que Ecuador nos venció en el estadio Monumental y al terminar la conferencia de prensa un periodista de ese país gritó “viva Ecuador”.

ROMPIÓ LA HISTORIA
Quizás el hecho de haber sido militar me dolió más la derrota. Y sobre todo, la arenga ecuatoriana en nuestra patria. Me acerqué al jefe de presa peruano de entonces y le dije que el culpable de los continuos fracasos de la selección se llamaba Manuel Burga y que se lo diga de mi parte.

Además el triunfo ante Ecuador en Quito cambió la historia. Fue la bisagra que nos puso en zona de clasificación. Algo impensado. En la primera parte, Ecuador fue superior a Perú sin que eso signifique que estábamos jugando mal. Creo que en la segunda, Ecuador paró de luchar y la bicolor comenzó a crecer.

Recuerdo que le dije a mis compañeros de profesión que si esta vez no ganábamos, estaba seguro que la próxima sí lo haríamos. Pues por primera vez en años, podía observar que superamos a Ecuador por fútbol.

De los dos goles, el que más grite fue de Flores. Quizás, porque en el segundo de Hurtado ya éramos dominadores del partido y se veía que no debíamos perder. Pero el tanto de “orejas”, fue espectacular para gritarlo porque la jugada no era de tanto riesgo. En el gol de Hurtado, era evidente que la jugada podía terminar el gol.

CHILE
Pero si en realidad debo hacer un ranking del gol que más grité en esta eliminatoria, en primer lugar está en de Flores a Chile. Casi todo el partido, Perú estaba para la goleada en contra. El primer tiempo fue casi un baile de los sureños. Perú sobrevivió hasta que Chile se cansó de tanto generar. Se dio un respiro y recién Perú comenzó a hilvanar. Hubo dos jugadas colectivas antes del gol, pero sin mucho daño. Hasta que Flores al igual que frente a Ecuador le sacó petróleo a una jugada que no era ocasión de gol.

Antes estuve en Santiago, en partidos eliminatorios y no tuve la oportunidad de gritar un gol. Ese día veía el partido en la redacción con mis compañeros del diario. Por ese entonces la clasificación era utópica. Perú iba como víctima a Santiago.

Quizás mi grito por el gol de Flores fue más que pensando en la clasificación sino por frustración. Veo foros donde chilenos se burlaban constantemente de nuestra selección y sus continuos fracasos en las diversas eliminatorias.

Además me quedaba en la memoria que las dos últimos victorias chilenas en Copa América y en esa misma edición de la eliminatoria en Lima, nos ganaron con un hombre de más. No en equidad y sin embrago se burlaron mucho de nosotros.

El gol de Flores lo grité como nunca, tanto que una redactora se asustó (siempre me ve muy serio). Finalmente ese gol de Flores ante Chile es el que no dio la diferencia para ir al repechaje.