El conformismo peruano

Jugadores de la selección peruana celebrando

Debo aplaudir y felicitar a los aficionados que se amargaron porque Perú prefirió conservar el empate cuando faltaban pocos minutos para culminar el partido. Los que me siguen, saben que siempre hablo de la fortaleza mental como un ingrediente que ayuda y mucho en lograr objetivos.

Justamente la fragilidad mental de los jugadores peruanos era un denominador común en la mayoría de las selecciones que vi. Esta de Ricardo Gareca dio la impresión que trabajó mucho en el aspecto de la cabeza.

Cantar el himno a todo pulmón, no estar con poses de divos y el mensaje en sus declaraciones de los jugadores peruanos es buen síntoma del trabajo de Gareca en lo mental. Siempre es bueno no achicarse ante nadie y creer que somos superiores.

LO REAL
Si bien entiendo que algunos hinchas preferían que Perú lo termine presionando y buscando el gol, hemos pasado tan malas experiencias en todos estos años que entiendo perfectamente cuando Gareca mandó a ser inteligentes y no arriesgar.

En otro contexto quizás también lo hubiese increpado, pero no la noche del martes. Perú no era superior a Colombia en el partido. No le había generado una clara opción de gol en todo el encuentro. No funcionaba lo colectivo ni lo individual. Colombia que también jugó mal ya nos había anotado sin mucho esfuerzo.

INTELIGENCIA
Analizaré el sistema de Perú en otra columna. Desde los 70`, Perú jugaba ya con tres delanteros. Anotó a los 75’ el empate. Justo a esa hora, Brasil le ganaba 2-0 a Chile y Paraguay igualaba sin goles. Los resultados nos encajaban en el quinto lugar. Pero caminábamos por la cornisa. Un gol de Chile o Paraguay nos eliminaba.

Perú comenzó a jugar con cautela pese a tener tres delanteros, pero aún pasábamos el mediocampo. Solo cuando Brasil anotó el tercer gol y Venezuela se pone en ventaja, Falcao le habla a algunos peruanos para aguantar el resultado.

Colombia ya no quería atacar a Perú y le pedía lo mismo. Perú lo aceptó y jugó a rotar el balón los tres últimos minutos.

EXPERIENCIA
Quizás los hinchas que estaban en el estadio y fuera de él, esperaban celebrar la clasificación. Ni siquiera para España 82’, hubo tanta concentración en todos lados para alentar a la selección. En el trabajo a mi hermana le mandaron un memorándum para que vista la camiseta peruana. Pero el fútbol no es siempre como quieren los hinchas.

No debemos perder la perspectiva, esta selección está en un puesto casi inimaginable. Solo el año pasado estábamos por encima de Venezuela y Bolivia y más cercano a la eliminación.

Siempre es mejor pensar en grande, pero a esa altura del partido y por las circunstancia, era mejor optar por el quinto lugar y aun tener una muy buena opción en lugar de arriesgar.

Sé que muchos hinchas quizás no tengan mi punto de vista y como escribí al principio los felicito.

Pero como estaba el partido, era mejor empatarlo que perderlo y después ver los otros resultados.

Reacciones