¿Dónde está Galarreta?

En casa de herrero. La legalización del cannabis para usos medicinales. La fiscalización para propiciar la reorganización y el fortalecimiento del CONADIS. Las propuestas y negociaciones para reformar el código civil. La conformación de una bancada multipartidaria (bancada IN) que se ocupe de las aspiraciones de los ciudadanos con discapacidad, entre otras intenciones legislativas. Todo lo referido a la inclusión social y la agenda de las personas con discapacidad, aparecen acompañadas por representativos como Alberto de Belaunde – PPK, Gloria Montenegro Figueroa – APP, Luis Yica García –FP, Gral. Edwin DonayreGotzch – APP, Marisa Glave, Tania ParionaTarqui y Manuel Dammert– MNP. Todos sin discapacidad, con diferentes niveles de aproximación, identificación y compromiso con nuestra comunidad. Pero Galarreta…en nuestras luchas, ¡no está!

Con esta mano China te voy a dar…El “cojo malhumorado”, el “enano amargado” y la “maldita lisiada”. La portada de Caretas del jueves 19 de octubre con la prótesis de Galarreta atacando a la China Tudela refuerza estereotipos que nuestra comunidad está intentando remover. Lamentablemente esta representación de Galarreta buscando limitar la libertad de expresión trasciende a Galarreta y al contexto democrático que simbólicamente. Su garfio amenaza con destruir. La tendencia a relacionar las deficiencias físicas con defectos de carácter está muy arraigada en nuestra sociedad. El “cojo malhumorado”, el “enano amargado” y la “maldita lisiada” son algunos estereotipos recurrentes asentados en la equivocada creencia que vivir con una discapacidad es una experiencia tan terrible que intoxica a cualquiera de odio y resentimiento. Por su parte el cine, la televisión y la literatura todo el tiempo nos inducen a pensar que un cuerpo “imperfecto” es la representación más apropiada de una moral monstruosa, peligrosa. Entonces… que la mayoría de villanos estén encarnados en personajes mutilados, desfigurados o simplemente locos, en oposición a los héroes siempre atléticos, físicamente “perfectos”, y moralmente correctos no es accidental. Acompáñenme en este ejercicio y substituyamos la imperfección del cuerpo por una característica como la afro descendencia por ejemplo y a Galarreta o a otro, pongámoslo en la portada de Caretas con su “mano negra” ahorcando / arrastrando a la rubia China Tudela… ¿acaso todos no terminaríamos hablando de racismo?

¿“¡No me romperán la mano!”?Un análisis objetivo, tendría tal como ha hecho el semanario en su nota “Bravata autoritaria”, que traer desde el 2011, este penoso componente, slogan de la campaña de Galarreta como candidato al Congreso, que al mismo estilo de la “publicidad engañosa”, ha fijado en el consumidor electoral, una asociación inexistente entre su condición de persona con discapacidad y los intereses colectivos de nuestra comunidad. Esta asociación/ representación, no ha existido ni por aproximación en ninguno de sus periodos parlamentarios.