Contáctanos

Derechas e izquierdas en el Perú

Publicado

en

Derechas e izquierdas en el Perú

El Perú no es parte del cambio regional latinoamericano: ni el que vive la derecha ni tampoco la izquierda. El Perú es la excepción.

José Natanson, en una editorial de Le Monde Diplomatic argentino, ha escrito que luego del proceso electoral en Brasil, de los posibles cambios en Argentina y Venezuela, hechos a los que se pueden añadir los comicios en Bolivia y Ecuador, lo que destaca es “la emergencia de una nueva derecha, que es democrática, pos-neoliberal e incluso está dispuesta a exhibir una nueva cara social…” en la región.

Esta derecha, además, habría disminuido sus afanes abiertamente golpistas y militaristas, más allá que practiquen lo que se ha llamado “el golpismo sin sujeto” o el “nuevo golpismo” como lo demostrarían la experiencia venezolana de 2002, haitiana y hondureña; asimismo, que los grupos más recalcitrantes de esta nueva derecha serían, según Natanson, una minoría. (“La nueva derecha”, Le Monde Diplomatic Nº 185, noviembre 2014).

Y si bien estas afirmaciones son polémicas, algo parecido se puede decir respecto a la izquierda regional; es decir, estamos frente al nacimiento de otra izquierda, distinta por cierto a lo que comúnmente hemos llamado la “vieja izquierda”.

Las experiencias de los actuales gobiernos progresistas en la región han demostrado que aquel intento divisionista e interesado, por cierto, de diferenciar una izquierda “carnívora” o “borbónica” y otra “herbívora” o “moderna” no es tan cierto.

Si se analizan las experiencias de estos gobiernos que surgieron tras el triunfo de Hugo Chávez en 1998 en Venezuela, se puede afirmar que la mayoría de ellos, más allá de sus obvias diferencias y de sus propios discursos, pueden ser calificados como “neodesarrollistas”. La excepción, acaso, podría ser Venezuela que está empeñada en construir un “socialismo del siglo XXI”.

Hoy esta plural izquierda progresista es también democrática -bastante alejada de las propuestas armadas-, pos-neoliberal, y de rostro no solo social sino también fuertemente igualitaria.

Todos estos procesos tienen que ver con algunos hechos fundamentales. El primero es el fin de esta suerte de “guerra civil” que ha vivido la región desde los años cincuenta en el siglo pasado, es decir una “pacificación” que supone que tanto las derechas como las izquierdas abandonan el camino de la violencia armada o golpista.

Segundo, la persistencia de una democracia electoral que ha permitido la emergencia de una nueva y consistente “voluntad popular” asociada a los procesos electorales, es decir, la democracia se ha ensanchado y democratizado.

Tercero, una política inclusiva y fuertemente igualitaria por parte de los gobiernos progresistas. Cuarto, el factor de legitimidad del orden democrático es el cambio y la inclusión. Y quinto, una política exterior que se plantea mayores márgenes de autonomía.

Por lo tanto, estamos frente a una democracia conflictiva que trata de construir no solo nuevos consensos adentro y afuera sino también una nueva mayoría política.

Que hoy asistamos, posiblemente, al fin del último conflicto armado en la región, el colombiano, nuevamente al triunfo electoral de los gobiernos progresistas y a un complejo y contradictorio proceso de integración regional, son los grandes símbolos que bien pueden definir el ingreso a un nuevo ciclo político de esta nueva izquierda regional.

La pregunta, asumiendo este nuevo contexto, es si en nuestro país estamos viviendo procesos similares a lo que hoy se viven en la región. Dicho de otra manera ¿estamos frente al nacimiento de una nueva derecha y de nueva izquierda?

Me temo que no. La derecha, sus intelectuales y los grandes empresarios, salvo honrosas excepciones, antes que pos-neoliberales son más bien radicalmente neoliberales. Creen que el mercado se autorregula y que regula a la sociedad. Miran más al “mundo” que a la región.

Basta para ello hacer un seguimiento de la política económica y comercial en estas últimas décadas, o sus discursos anti-Estado, o leer algunas de las páginas web de sus voceros e intelectuales que afirman que la burocracia peruana es como la soviética y que el mercado laboral es “socialista”.

Es más, añoran y siguen coqueteando con el fujimorismo que es una fuerza antidemocrática. Y el rostro social solo aparece de vez en cuando en una que otra reunión empresarial. Finalmente, la derecha radical -o como la ha llamado Juan Carlos Tafur “bruta y achorada” (DBA)- no es una minoría en ese sector sino, más bien, una mayoría que ha optado por vivir al margen de las mayorías porque ha capturado el Estado y que cree que aquellos que votan por el progresismo son “electarados”.

Su símbolo y expresión cultural es el viejo conservadurismo, las playas privadas del sur y un comportamiento racista. Hoy el Perú es la meca del neoliberalismo y uno de los países más conservadores de la región.

Y la izquierda o las izquierdas no se quedan atrás. Atrapadas por los viejos dogmas y desconectadas del curso de la vida solo apelan a mantener la vieja división corporativa que les garantiza cuotas mínimas de poder como en el pasado: unos son fuertes en el magisterio, otros en los trabajadores o en los movimientos sociales ambientales o en el mundo intelectual. Incluso, la llamada izquierda postextractivista no ha ganado cuotas importantes de poder en las regiones.

Y, por otro lado, están apartadas de los procesos que hoy se viven en la región. Dicho en otras palabras: no tienen vocación para construir una mayoría política en el país ni para ser parte de la corriente progresista en la región. Todo ello ha determinado que lo “viejo no pueda morir y que lo nuevo no pueda nacer”, más aún cuando lo “nuevo” viene cargado de pasado.

Estos procesos explican el por qué el Perú no es parte del cambio regional: ni el que vive la derecha ni tampoco la izquierda. El Perú es la excepción. Y es ese “excepcionalísimo peruano” lo que lo diferencia del resto de países.

Para ponerlo en términos geográficos: la radicalización de la derecha peruana se aproxima más al proceso de derechización y conservadurismo del partido Republicano en EE.UU., mientras que la izquierda se aleja más de los procesos de cambio que hoy se viven en la región o en España, con el nacimiento de Podemos.

Terminar con este “excepcionalísimo”, que no es de ahora, ampliar la democracia, participar de la corriente de cambio que hoy vive la región, alentar la integración, son, acaso, las principales tareas de las fuerzas progresistas del país.

Seguir leyendo
Anuncio

Política

AG es un cobarde

Publicado

en

Alan García Pérez

El intento de fuga de AG, mediante la condición de supuesto asilado político, no solo ha indignado a la población que está cansada de la impunidad de algunos personajes políticos que nunca pagan sus delitos. También se han pronunciados políticos de diversas tendencias que coinciden en señalar que esta es una manera tácita del exmandatario García de aceptar su culpabilidad en todas las imputaciones.

COBARDE

Verónika Mendoza, lideresa de Nuevo Perú, se pronunció de inmediato se hizo pública la estancia de AG en la residencia del embajador de Uruguay en Lima.

“El señor García decía que se allanaba a las investigaciones y que se quedaba en el país porque no tenía nada que temer y ahora pide asilo en la Embajada de Uruguay. ¡Mentiroso y cobarde! Esta vez el pueblo peruano no permitirá que rehuya la justicia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el excongresista Sergio Tejada también mostró su postura por la misma red social, respecto a la decisión del expresidente García.

“Si alguien hace un ranking de los más corruptos de nuestra historia, que haga también uno de los más cobardes. Muy ’valiente’ para amenazar, difamar y mandar a sus matones, un cobarde cuando tiene que responder ante la justicia”, destacó Tejada.

CULPABLE

Yonhy Lescano, legislador de Acción Popular (AP), dijo que AG no ha tenido el coraje de enfrentar a la justicia peruana.

Aseguró que es una vergüenza que un exmandatario haya asumido una actitud de ese tipo, más aún cuando hace poco manifestaba que no tenía ningún tipo de responsabilidad penal en las investigaciones por el caso Odebrecht.

“Con la posición asumida por García Pérez al solicitar asilo político, está declarando expresamente su culpabilidad. Quien nada tiene nada teme”, aseveró Lescano.

Justiniano Apaza, congresista del Frente Amplio (FA) señaló que García “huye como un cobarde al haberse puesto al descubierto su participación directa en la corrupción de Odebrecht”.

Refirió que en la década de los 90, alegando persecución política, AG salió del país y retornó cuando los delitos de los que era acusado prescribieron.

El legislador izquierdista advirtió que “cuando la Fiscalía presenta argumentos sólidos que lo incriminan en la corrupción y un juez decide impedir su salida del país, sabiendo que ha sido puesto al descubierto huye cobardemente”.

PLENA DEMOCRACIA

Por su parte, Jorge Meléndez, vocero de Peruanos por el Kambio (PpK), se preguntó: “Qué pasó Sr. García ¿dónde quedó el interés de colaborar con la investigación? En menos de 24 horas termina evadiendo la justicia”.

Resaltó que el Perú no vive un golpe de Estado, porque vivimos en democracia y con pleno respeto a los derechos de sus ciudadanos. “Su actitud nos deja muchas dudas”, dijo.

Su colega de bancada, Ana María Choquehuanca, coincidió en que en el país no existe persecución política.“Hay líderes políticos que están siendo investigados, al parecer huyen los que se sientes culpables”, aseveró.

Choquehuanca refirió que Jorge Cuba, exviceministro de Comunicaciones investigado por el presunto cobro de una coima por el Metro de Lima, podría ser colaborador eficaz en este caso, mientras que el expresidente García solicita asilo.“El que nada debe nada teme, es momento de responder a la justicia”, enfatizó.

LIQUIDÓ AL APRA

Manuel Dammert, legislador de Nuevo Perú fue enfático en explicar en cómo los políticos más poderosos e influyentes del país han llevado a la ruina a sus respectivos partidos. “Alan García liquidó al Apra en su modo alanista neoliberal y corrupto, de la misma forma que Keiko liquida el fujimorismo, neoliberal modo Señora K. Se cierra un ciclo de la historia política peruana. Nuevas fuerzas, es el tiempo de Verónika Mendoza”, destacó el parlamentario de izquierda.

ALGO MÁS

Gilbert Violeta, parlamentario de PpK, afirmó que la Cancillería debe negar salvoconducto a AG, lo contrario sería traicionar al pueblo peruano y la democracia. “Si el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, concede el asilo político al expresidente Alan García, entregarlo sería una traición al pueblo y a la democracia peruana. La Cancillería peruana tendría que negar el salvoconducto y obligarlo a permanecer en la embajada de Uruguay en Lima.

“Los delitos de corrupción son imprescriptibles”, destacó.

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Seguir leyendo

Política

Vizcarra le dijo a mandatario uruguayo que no hay perseguidos

Publicado

en

Martín Vizcarra Cornejo

Hugo de Zela, viceministro de Relaciones Exteriores, señaló que el presidente Martín Vizcarra se comunicó con el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, para anunciarle que el Perú enviará en breve la información relacionada al pedido de asilo del exmandatario Alan García.

Un trascendido indicó que en la conversación, el presidente Vizcarra le aclaró al mandatario Vásquez que en el Perú no hay perseguidos políticos.

“Hubo una conversación, fue cordial, el Presidente le anunció al mandatario Vásquez que pronto enviaremos la información a la que se refiere el artículo 9 de la Convención de Caracas”, anunció Zela.

Según el viceministro, la información será tomada en cuenta por el gobierno de Uruguay para tomar la decisión que considere; pueden rechazar el asilo y en ese caso le pedirán a García que abandone la residencia de Uruguay y, si le dan el asilo, lo comunicarán formalmente al gobierno peruano.

Indicó que si se concede el asilo, pedirán al gobierno entregarle un salvoconducto que le permita trasladarse a Uruguay.

De Zela resaltó que el procedimiento para resolver un pedido de asilo está especificado en la Convención de Caracas, de la cual el Perú y Uruguay son parte y sus artículos son obligatorios para los dos países.

Seguir leyendo

Política

AG intenta burlar a la justicia pidiendo asilo diplomático a Uruguay

Publicado

en

Alan García Pérez

Demostrando en los hechos su gran temor a enfrentar a la justicia y que su discurso sobre su inocencia y su entereza para demostrarla eran solo palabras huecas, el expresidente Alan García Pérez ingresó la noche del sábado a la residencia del embajador de Uruguay y solicitó asilo diplomático.

Su allanamiento al pedido del fiscal para arraigarse 18 meses en Lima y sus proclamas de que presentaría todas las contrapuebas que sean necesarias contra sus imputaciones de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos, fueron solo puestas en escena, mientras preparaba su segundo escape de la justicia.

La Cancillería informó ayer a la 1:30 de la tarde, vía Twitter, que la embajada de Uruguay había informado oficialmente que el expresidente García Pérez había ingresado a esa sede diplomática el sábado 17 por la noche y ha solicitado asilo, conforme a lo dispuesto por la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, de la cual son parte el Perú y Uruguay.

El embajador de Uruguay en el Perú, Carlos Barros, confirmó que tras el ingreso de AG a su residencia, informó del hecho, por teléfono, al presidente de su país, Tabaré Vásquez, para comunicarle que el exmandatario Alan García solicitaba asilo político en su país.

VIZCARRA

Por su parte, poco después de conocerse la noticia, el presidente Martín Vizcarra se pronunció en Twitter señalando que “en el país no existe persecución política. Todos los peruanos deben allanarse a la justicia, sin excepciones”.

IMPOSIBLE DE SALIR

El expremier Pedro Cateriano explicó que debido a que García tiene una orden judicial de arraigo en regla, no procede su asilo diplomático. No obstante, si el Gobierno de Uruguay le concede el amparo, el presidente Martín Vizcarra no podrá autorizar el salvoconducto, entre la embajada y el aeropuerto, porque quebrantaría la orden judicial de arraigo de García. Un imposible jurídico.

LA DEBE Y LA TEME

El pasado viernes, premonitoriamente, el abogado del expresidente Alejandro Toledo, Heriberto Benítez, había adelantado que era posible que AGP pidiese asilo a alguna embajada.

Erasmo Reina, abogado de García Pérez y los congresistas Mauricio Mulder y Elías Rodríguez ensayaron una dramática explicación para justificar la evasión de la justicia por parte de su líder.

Dijeron que el propio AGP informó a dirigentes apristas que ayer lunes el fiscal Pérez lo iba a citar para interrogarlo, pero en realidad lo iba a detener.

Entonces, como era posible que lo trasladaran al penal de Ancón, donde están sus enemigos que cobraron coimas por el Tren Eléctrico, dedujeron que la vida del expresidente corría peligro y, en consecuencia, le aconsejaron que pidiese asilo diplomático.

SOLO LA JUSTICIA LO PERSIGUE

Alan García no es un perseguido político. Durante este régimen gozó de absoluta libertad, tan es así que trasladó su residencia y la de su familia a Madrid, España, desde el 2016.

Desde el 2015, era investigado por la Fiscalía Anticorrupción por enriquecimiento ilícito y lavado de activos en organización criminal, en un proceso que avanzó poco.

En el megacaso Lava Jato, desde marzo de 2017 es investigado por el otorgamiento a Odebrecht de los contratos de los tramos 1 y 2 de la línea 1 del Metro de Lima. Pero ese proceso tampoco avanzó mucho.

En la investigación sobre los sobornos cobrados por Jorge Cuba Hidalgo y otros, por US$ 10 millones, solo fue involucrado como testigo.

En marzo de este año fue comprendido, como investigado, en el caso de una “propina” de US$ 200 mil dólares que Odebrecht dice haber dado el 2006 a su partido, por intermedio de Luis Alva Castro.

EL FACTOR PÉREZ GÓMEZ

Esta cómoda situación como el expresidente menos comprometido en el megacaso Lava Jato, en relación a las situaciones de Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Kuczynsky, cambio sin embargo, de un día para otro.

El pasado jueves, a su llegada a una interpelación más por parte del fiscal Pérez Gómez, la diligencia fue suspendida. El magistrado le imputó los delitos graves de colusión y lavado de activos y solicitó al juez que le prohibiese salir del país por 18 meses.

ALGO MÁS

Fuentes apristas difundieron una extensa carta, en la que AG fundamenta las razones de su pedido de asilo. Acusa al gobierno de Vizcarra de haber inducido la prisión preventiva de Keiko Fujimori para someter al partido Fuerza Popular, y retirar del cargo al fiscal de la nación Pedro Chávarry para controlar esa institución. Dentro de ese contexto, el gobierno, vía la Fiscalía, planeaba también enviarlo a la cárcel.

 

ELMER OLÓRTEGUI

Seguir leyendo

Lo más reciente

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 1 día

AG es un cobarde

El intento de fuga de AG, mediante la condición de supuesto asilado político, no solo ha indignado a la población...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 1 día

Vizcarra le dijo a mandatario uruguayo que no hay perseguidos

Hugo de Zela, viceministro de Relaciones Exteriores, señaló que el presidente Martín Vizcarra se comunicó con el presidente de Uruguay,...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 1 día

AG intenta burlar a la justicia pidiendo asilo diplomático a Uruguay

Demostrando en los hechos su gran temor a enfrentar a la justicia y que su discurso sobre su inocencia y...

Rodolfo Nin Novoa, Canciller de Uruguay Rodolfo Nin Novoa, Canciller de Uruguay
Políticahace 1 día

Uruguay analizará informe peruano antes de decidir si asila a García

El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, declaró ayer sobre el “Caso Alan García”, que el presidente Tabaré Vásques se...

Gloria Montenegro Gloria Montenegro
Políticahace 1 día

Se debe regular inmunidad parlamentaria

Gloria Montenegro, legisladora de Alianza para el Progreso (APP), señaló que el caso del congresista Moisés Mamani de Fuerza Popular,...

Marchas protestas contra Chávarry Marchas protestas contra Chávarry
Políticahace 1 día

Caso Chávarry: entre la corrupción y la transformación del país

Después de caída la dictadura, la transición política no logro consolidar las bases institucionales de la democracia; por el contrario,...

Moisés Mamani Moisés Mamani
Políticahace 1 día

El Congreso debe ser drástico y dar el ejemplo

“Su suspensión de Fuerza Popular es absolutamente irrelevante, el que debe tomar acciones drásticas es el Congreso”, señaló el presidente...

Las mujeres peruanas no estamos aún debidamente representadas Las mujeres peruanas no estamos aún debidamente representadas
Políticahace 1 día

Las mujeres peruanas no estamos aún debidamente representadas

Después de largos años de lucha de las mujeres en el Perú se logró el derecho a la ciudadanía y...

Alan García Pérez en 1992 Alan García Pérez en 1992
Políticahace 1 día

En 1992, AG evadió proceso por enriquecimiento ilícito

Esta es la segunda vez, aunque en distintas circunstancias, que el expresidente Alan García, recurre al asilo político para evadir...

Embajada de Uruguay Embajada de Uruguay
Políticahace 1 día

Impide conceder asilo a procesados por delitos comunes

La Convención sobre Asilo Diplomático suscrita en 1954 declara que es ilícito conceder asilo a personas inculpadas o procesadas ante...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.