Dele Alli

Jugaban Tottenham ante Manchester United por la Liga Inglesa. Era una buena oportunidad de ver jugar a Alli y Kane. Estos dos elementos que me parece le pueden cambiar la cara a Inglaterra en el Mundial Rusia 2018. Una señal la dieron en la Liga de Campeones empatando con Real Madrid de visita y ganando de local.

United venía jugando bien en el mes y el francés Martial se había destapado en los últimos partidos. También elevó su nivel Pogba y sobre todo Lingard. Además tenía el plus de presentar al chileno Alexis Sánchez que para mi gusto pagaron una cifra exagerada por él.

Pero en el cotejo, Manchester no existió. Fue un concierto del Tottenham. Desde el primer minuto hasta el último y no es una broma. Los rojos recibieron un gol a los 11 segundos y fueron superados todo el partido, el 2-0 parece muy poco para la diferencia entre uno y otro.

Los comentaristas de ESPN se la pasaban alabando a Alexis Sánchez cuando la figura del partido se llamó Dele Alli. El joven inglés es una joya.

Si bien el goleador del Tottenham y de la Liga Inglesa, Harry Kane es la estrella del equipo, sigo pensando que su mejor jugador y la gran razón del nivel de este equipo es Dele Alli. Es un genio para habilitar a sus compañeros con pases largos. Es la explicación de los muchos goles que hizo el coreano Min Sun el año pasado.

Alli es quien más sabe con la pelota y teniendo tantos buenos delanteros la selección inglesa puede potenciarlos para el mundial.

Según mis cálculos, Brasil podría enfrentar a Inglaterra en los cuartos de final del mundial 2018 y creo que por fin, los ingleses tendrán una selección para competir y hasta quizás eliminarlos, siempre y cuando no les tengan respeto o miedo.