COP 20 y las negociaciones por un nuevo acuerdo climático

Esta semana se inició la vigésima reunión de la Conferencia de las Partes (COP 20) en el Pentagonito con el objetivo de tener un avance en las negociaciones con los 195 miembros de la Convención Marco de Naciones Unidas por el Cambio Climático (CMNUCC) para tener un borrador del nuevo acuerdo climático, el cual deberá ser firmado en París en la COP21.

A lo largo de estas 2 semanas diferentes grupos de interés como organizaciones de sociedad civil, pueblos indígenas, jóvenes, mujeres, etc. estarán siguiendo y presionando para que sus demandas estén en el acuerdo final. Un ejemplo es el Grupo de Trabajo de Salvaguardas de REDD+ -colectivo de organizaciones de sociedad civil que trabajan para incrementar los procesos de salvaguardas para el Mecanismo internacional de Reducción de emisiones de la deforestación y degradación de Bosques (REDD+)- en 2 días tuvieron reuniones con los negociadores de Noruega, Perú, UE, EE.UU., Nepal, Indonesia y Ghana para indicar la necesidad que en el acuerdo final existan guías metodológicas para los Sistemas de Información de Salvaguardas (SIS) de REDD+, que mencionen la protección al medio ambiente, respeto por los derechos humanos y beneficios para los pueblos indígenas. Asimismo que la construcción del SIS sea participativo, consultado y con coherencia con otros procesos internacionales.

Por otro lado, a nivel nacional Manuel Pulgar Vidal indicó que las contribuciones nacionales para el cambio climático (INDC) -los países miembros de la CMNUCC tienen hasta el primer trimestre del año para comunicar sus contribuciones nacionales, en inglés son conocidas como Intended Nationally Determined Contributions- responderán a los sectores que generan más emisiones de GEI: bosques y energía. Asimismo, las contribuciones se vincularán con la Estrategia Nacional de Cambio Climático.

Si bien la COP20 tiene la gran tarea de lograr el borrador del nuevo acuerdo climático, para nuestro país es la última oportunidad para avanzar con acciones concretas como el debate en el Congreso para tener una ley de cambio climático. Asimismo, generar documentos de gestión pública vinculantes para la toma de decisión y mejorar nuestra planificación a largo plazo para adaptarnos a los efectos climáticos que ya se viven en nuestro país.

Reacciones