Compromisos que el Perú no tiene

Producida una alta conflictividad social por la protesta mayoritaria de la población contra la imposición de la ideología de género, el gobierno ha respondido a través de una maliciosa estrategia de comunicación, enfrentando a la ciudadanía con los grupos de liderazgo homosexual, contra quienes nadie está en contra, y orquestando una campaña de desprestigio de la legítima protesta social. Esto es, la argucia de la manipulación de masas desde las comunicaciones oficiales que usan medios y voceros pagados con este fin.

Disuade así, el gobierno la responsabilidad de responder a millones de padres, que están consternados porque la ideología de género sigue imponiéndose en los colegios públicos y privados a través de 20 libros repartidos por millones a nivel nacional.

Habiéndose pronunciado las APAFAS en contra de esta imposición de la ideología de género, que ha demostrado dañar a los niños en todo el mundo, han fabricado una “Coordinadora de APAFAS”, que dice apoyar el currículo nacional, provocando estupor y vergüenza nacional, al recordarnos los métodos falsos y dictatoriales de los años 90.

Directores despedidos, otros amenazados con despidos y denuncias penales, por negarse a aplicar el nefasto currículo y sus pervertidores materiales, o por haberse atrevido a firmar un pronunciamiento valiente y principista, como han hecho los Directores de Colegios de Arequipa o el Colegio de Profesores de Lambayeque. Maestros desolados por tener que aplicar un modelo destructivo de la niñez, bajo el yugo observador de los “monitores” del MINEDU, pintan de cuerpo entero, que estamos ante una dictadura de la corrupción económica internacional, que nos está imponiendo a través de nuestros gobernantes, cooptados por los jefes de la organización criminal, su “Nuevo Orden Mundial”, bajo la dirección estratégica del gobierno único de París, capaz de encubrir crímenes de lesa humanidad como políticas públicas, con la complicidad de los organismos internacionales, también cooptados por su corruptor poder económico.

Qué duda cabe, de los compromisos asumidos por PPK frente a ese sistema, cuando vemos que desoyendo la protesta popular y conociendo que es legítima, impone esta ideología del “Nuevo Orden Mundial”, para transformar la cultura social, que hará dominables a los peruanos y fieles súbditos del nuevo orden.

Qué duda cabe, que sus ministros y voceros están comprometidos, por lo que, vulnerando los derechos humanos de nuestro pueblo, están anunciando que continuarán con sus políticas perversas: “por los compromisos asumidos por Perú”, en contra de la voluntad, la moral y la soberanía de nuestra nación.

No señor presidente y señores ministros, el Perú es libre y soberano, y no tiene ningún compromiso con ese perverso sistema, sino ustedes, y por imponer los suyos dictatorialmente, la Constitución y la ley penal prevén los remedios democráticos.