¿Cómo fascinar a los clientes?

Aunque usted crea que es difícil, nada más lejos de la realidad, hacer felices a sus clientes no es tan costoso como todos piensan. Aquí 7 tips para hacer felices a sus clientes.

1) La educación es la base de todo: Si atiende un pequeño negocio esto es con usted. Un buenos días, ¿Cómo le ha ido?, ¿En qué puedo serle atento? son algunas de las frases que el cliente quiere escuchar. Si es usted el dueño de una mediana empresa o corporación con cientos de empleados, lo primero que debe usted hacer es adquirir un paquete de Cursos de Calidad de Servicio.

2) Un empleado feliz, es igual a un cliente feliz: Cuando un empleado es maltratado, él mismo no estará en capacidad de atender a un cliente con la disposición, cortesía y eficacia que merece; pronto tendrá a un cliente molesto por la manera en la que ha sido tratado o por no encontrar una solución positiva a su inquietud. Evite esta situación en su empresa, agradézcales su empeño a sus colaboradores.

3) Los detalles hacen la diferencia: Si su empresa atiende un gran número de clientes y estos tienen que esperar a ser atendidos, procure que su área tenga algunos detalles que hagan la espera más agradable, como bebederos de agua, cafeteras, máquinas expendedoras de snacks, asientos, una TV que además de ser canal corporativo distraiga a sus clientes.

4) Tenga buena memoria: Llame al cliente por su nombre, siempre tenga a mano la bitácora de su pedido o reclamo, llame a sus clientes por teléfono en fechas importantes y no solo cuando les deba dinero, envíeles inclusive alguna tarjeta de descuento. Esto no cuesta mucho y le hará pensar a sus clientes que son importantes para usted y su organización.

5) Esté siempre un paso adelante de sus clientes: Si usualmente recibe a un cliente que le pide lo mismo vez tras vez, antes de que él haga su pedido, llámelo por su nombre y salúdelo. Hágale sentir que usted lo conoce muy bien y que a usted le hace feliz que él esté en su negocio o empresa.

6) No sea un robot, socialice: muchas veces un cliente no solo desea ser bien atendido sino también escuchado, frases como: ¿ya se curó del resfriado?, ¿cómo está su familiar enfermo?, estas preguntas y más, hacen que el cliente sienta que usted no lo ha olvidado.

7) Una sonrisa calma hasta las fieras: nunca atienda a un cliente con una expresión de fastidio, mal humor. Cuando un cliente vaya en su dirección muéstrele su mejor sonrisa, si el cliente está molesto, esto podría tranquilizarlo y si está de buen humor lo hará sentir cómodo.