Alianza Lima

Siempre escucho que se quiere justificar a un equipo que gana un torneo cuando genera dudas en su juego. He criticado este año muchas veces el juego de Alianza Lima incluso cuando ganó el Torneo Apertura. Me pareció que en gran parte de los partidos, el cuadro íntimo no fue superior a sus rivales.

Si bien le ganó a la “U” y Cristal en ese torneo, por fútbol fue menos que sus rivales. En el primer partido del Torneo Clausura, Alianza cayó 4-1 por lo que me parecía no pelearía el certamen. Pero, quizás por la confianza de haber ganado el Apertura, el juego blanquiazul mejoró. Tuvo más fútbol sin llegar a brillar.

El Torneo Clausura nos mostró esta vez que Alianza sí fue superior a Universitario y Cristal. Pese a que también tuvo partidos malos como ante Juan Aurich, diría que en promedio fue el que mejor fútbol exhibió en el Torneo Clausura.

Es cierto que sus detractores dirán que muchos de los partidos los ganó gracias a la táctica fija, es decir con balones detenidos.

En el Torneo Apertura creo que el equipo que mejor jugó fue UTC sobre todo cuando jugó de local. En el Clausura, las piernas no le alcanzaron. Pero si hago un balance de todo el año, si tengo que escoger a un equipo, sería Alianza Lima. Curiosamente este equipo tiene menos fútbol que el año pasado, pero es más efectivo gracias a Aguiar y Pacheco.

Si bien Butrón fue el que más resaltó, diría que la clave para el título nacional fueron las rotaciones de Bengoechea. Su equipo no tuvo el desgaste de la “U”, Garcilaso, Municipal o UTC.

Si hago un ranking sería: 1. Butrón, 2. Aguiar, 3. Ascues, 4. Pacheco, 5. Hohberg, 6. Cruzado.

Quevedo, Leyes y Pajoy deben dejar su lugar a otros delanteros.