Agua y empleo: en la encrucijada

¿Nos imaginamos viviendo (casi) sin agua? ¿Cómo enfrentamos los peruanos la reciente cancelación del suministro? ¿Estamos preparados para encarar la crisis hídrica que está ocasionando el Cambio Climático?

Hoy estas preguntas no ocupan el centro de la agenda nacional. En los últimos años la atención estuvo puesta en el crecimiento económico, sin reparar en el impacto social y ambiental que este generaba. Ahora sobrellevamos las secuelas: un Estado ineficiente y corrupto, que no se preparó para enfrentar los desastres naturales, cada vez más frecuentes y severos.

El vínculo entre agua y trabajo es directo y vital. En principio por su capacidad para transformar la vida de las personas, como señala GuyRyder, Director General de OIT. Lo es, además, por sus implicancias en el empleo y la economía. Según NNUU, mil millones de puestos de trabajo dependen significativamente del agua, lo que representa más del 40% de la población económica activa mundial (Agua y Empleo. Informe sobre los recursos hídricos en el Mundo 2016).

Según el Informe: “Estos trabajos se encuentran en la agricultura, silvicultura, pesca continental, minería, energía, agua y saneamiento, varias industrias manufactureras y el sector alimentario, farmacéutico y textil. Otros mil millones de empleos dependen moderadamente del agua, representando un tercio de la población total (…) Casi el 80% de los puestos de trabajo que constituyen la fuerza laboral mundial dependen del acceso a un suministro adecuado de agua y saneamiento” (pp. 5).

Por lo mismo, es necesario que “los gobiernos adopten políticas de empleo que tengan en cuenta las limitaciones impuestas por la disponibilidad de agua, mientras procuran respetar los derechos humanos al agua, saneamiento y a un trabajo digno (…). Lograr el equilibrio sectorial y generar el mayor número posible de trabajos dignos y productivos (…), es esencial para asegurar la sostenibilidad social, económica y ambiental a largo plazo”.

A contrapelo de NNUU, acá el gobierno aprobó cuatro decretos legislativos que apuntan a privatizar SEDAPAL, según denuncia el congresista M. Dammert (D1, 22/02/17). De ser así, PPK estaría incumpliendo un compromiso electoral con la FENTAP y los trabajadores del agua.

Reacciones