A tres años de la aplicación de la Ley Universitaria

Otro avance es el relacionado con la exigencia de que haya un 25 por ciento de profesores a tiempo completo.

¿Cuáles son los resultados alcanzados?

Luego de tres años de aplicación de la Ley N° 30220, algunos la llaman de la “Generación 30220”, podemos decir que luego de intensas jornadas de luchas de diversa índole, fundamentalmente contra mafias enquistadas en los órganos de gobierno de la universidad en el caso de las públicas, de muchas privadas sin fines de lucro y otras lucrativas que a pesar de estar liberadas de prácticamente todos los impuestos, mercantilizaron la educación viéndola solo como un objeto, un bien a vender, sin importar la clase de profesional que egresaba, si le servía o no a él, a su localidad, región o al país, el Perú nunca les importo.

UNIVERSIDAD POLITIZADA Y MERCANTILIZADA
Bueno, pero siempre fue así, nunca se pensó en el país desde que nació en la colonia y bien entrada la república (que siempre quisimos ser) y qué pasos debíamos dar para alcanzar determinados objetivos. Nuestra universidad no ha tenido mayor incidencia en el crecimiento y el desarrollo de nuestro país, ha sido una universidad mediocre, politizada, burocrática, indiferente, mercantilista, fabricante indiscriminada de títulos y profesionales. Los gobiernos sucesivos no han mirado a la universidad como factor fundamental para el desarrollo, con tremenda ceguera la han visto como un problema de carácter político que siempre trató de eludir, de hacerlo invisible. La autorregulación no funcionó, la tristemente célebre ANR (Asamblea Nacional de Rectores) y la famosa CONAFU solo fueron en general fuente de una gran corrupción.

En este panorama, ¿cuáles son los resultados alcanzados en estos tres primeros años de aplicación de la ley? A no dudarlo es que en el país por primera vez se hable de calidad de la educación, que el estudiante, los padres de familia, los docentes, los administrativos hablen y exijan calidad y le den la real importancia que tiene para el país, y su inserción en el mercado laboral. A título de ejemplo, en los Estados Unidos la calidad educativa está implantada desde hace poco más de 100 años y en varios países de Latinoamérica poco más de 20 años; en el Perú, hace recién tres años.

PUBLICIDAD EDUCATIVA ENGAÑOSA
Otro punto importante es el reconocimiento y respeto que poco a poco está alcanzando la SUNEDU, una entidad odiada por las universidades mercantilistas, las que ven a la educación como una mercancía, que la atacan porque atenta contra el libre mercado, que es burocrática, que lesiona su mal entendida autonomía; es cierto, no es perfecta pero se está avanzando; el tema es entender que lo que pretende la ley es tener universidades que no estafen a los estudiantes, a los padres de familia, tener universidades con condiciones básicas de calidad tanto en la institución como en sus programas, ese debe ser el piso mínimo que garantice que cualquier estudiante en toda universidad del país, sea pública o privada, tenga esa condición básica de calidad, esto se está logrando, 13 son las universidades con licencia institucional de 142, se dice que son pocas, pero era de esperarse a la luz de la situación calamitosa en que se encontraban.

A título de ejemplo la SUNEDU continúa analizando el sistema universitario y lo que se está encontrando es, por decir lo menos, escandaloso: universidades con más de 400 establecimientos no autorizados, más de 100 programas o carreras no autorizados, más de 80,000 estudiantes afectados. Sin tener la autorización de la SUNEDU ustedes pueden ver propaganda radial, televisiva, en paneles publicitarios, publicidad engañosa contraria a la ley.

VISITAS DE OFICIO
Es cierto, desearíamos un mayor avance, quisiéramos más liderazgo y energía; sin duda romper la inercia es difícil, pero una vez que el coche se eche a andar alcanzará en el tiempo su velocidad constante, ya se están cerrando algunas filiales por propia voluntad de sus dueños, otras más se cerrarán, pues son incapaces de cumplir con las condiciones básicas de calidad. A partir del 2018 la SUNEDU hará visitas de oficio y podrá haber mayores sorpresas a pesar de sus continuas resistencias.

Otro logro importante que ha cobrado la investigación es que los incentivos que prevé la ley son importantes, como el pago del 50% adicional sobre el monto total de sus remuneraciones a los profesores investigadores y registrados en el CONCYTEC, que en el caso de las Universidades públicas un profesor principal investigador puede llegar a los 10 mil 500 soles, no es lo que quisiéramos pero se está avanzando, ya se está produciendo una migración de la universidad privada hacia la pública.

PROFESORES A TIEMPO COMPLETO
Otro avance es el relacionado con la exigencia de que haya un 25 por ciento de profesores a tiempo completo, este es el dolor de cabeza para las particulares que no quieren invertir en calidad docente y están inventando una serie de triquiñuelas para poder burlar este requerimiento. Asimismo, la exigencia de maestría para los docentes, en el caso de las privadas están avanzando en la contratación de docentes con grado de maestría y en el caso de las públicas se están dando becas para alcanzar este requisito.

Aún hay mucho por hacer, pero decenas de años de abandono no se pueden solucionar en el corto plazo. La universidad debe ser uno de los principales instrumentos del Estado, de los gobiernos, para el desarrollo sostenible del país; ella tiene la obligación de contribuir a la transformación de su entorno mediato o inmediato, de sus comunidades en el tipo de sociedad que queremos, de su calidad de vida, de sus valores, debe ser la principal trinchera de defensa de nuestra cultura, propiciando la movilidad social, la cohesión y la autoestima nacional. Necesitamos una universidad útil para el país, sin duda seguirán las resistencias pero el pueblo ha hecho suya la Ley 30220, la ley de la nueva generación.