Contáctanos

Entrevista

Cerrar el Congreso sería constitucional

Publicado

en

Pedro Cateriano

Pedro Cateriano, expresidente del Consejo de Ministros, cree que el Congreso de mayoría fujimorista está desesperado ante las reformas judiciales, electorales y el referéndum propuestas por el Ejecutivo. Asimismo, cuestiona en esta entrevista la actitud del Parlamento contra la prensa y la postura del fiscal Chávarry de aferrarse a su cargo porque forma parte de la estrategia de Keiko y Alan García para manejar la justicia. Además precisa que sería constitucional si el Gobierno propone la cuestión de confianza y, de serle rechazada, cierra el Legislativo.

—La alianza que funciona en el Parlamento entre el Apra y el fujimorismo (Fuerza Popular), a veces se diluye, otras se nota más ¿En este acuerdo los apristas aportan la maña y los keikista su abrumadora mayoría?

—Es clara su estrategia, el Apra da la cara a través de Mulder, en algunas ocasiones mediante Velásquez Quesquén, y la agrupación fujimorista pone la fuerza bruta de los votos, y de manera permanente cuando van al ataque es Becerril la cara visible.

Por eso, he dicho que los rostros emblemáticos del fujialanismo o el fujiaprismo son Héctor Becerril y Mauricio Mulder, que son los que en la práctica han manejado este Parlamento que defiende los intereses de Keiko Fujimori y Alan García.

Esta alianza ha usado también a otros parlamentarios como el caso del recientemente condenado general Donayre. Precisamente congresistas que están en graves problemas judiciales con algunos de ellos que han sido condenados, han votado de manera disciplinada del lado del fujialanismo, precisamente para tratar de salvarse el pellejo.

Hemos visto cómo en casos escandalosos hay de parte del fujialanismo un encubrimiento descarado a favor de aquellos parlamentarios, que inclusive tienen condenas del Poder Judicial o, en otros casos, han recibido sanciones blandas como la fujimorista Yesenia Ponce, quien no ha debido ser suspendida, sino debió ser desaforada del Legislativo porque no ha cometido faltas menores, ella y otros parlamentarios de la misma bancada han cometido actos tipificados en el Código Penal como delitos.

Kioscos diarios ley mordaza

—La mayoría congresal fujimorista ha tomado una actitud hostil hacia la prensa, primero con la ‘Ley Mordaza’ y el último anuncio de la presidenta de la Comisión Lava Jato, Rosa Bartra, sobre el levantamiento del secreto bancario de algunos medios de comunicación, Que luego negó ¿Tan desesperados están?

—Es una actitud burda pero que a su vez prueba el grado de desesperación en el que se encuentra el fujialanismo. No hay otra explicación porque desde que propalan estos audios que fundamentalmente han implicado a las dos caras emblemáticas del fujialanismo como son Becerril y Mulder, que permanentemente su acción legislativa ha sido en defensa y protección de Alan García y Keiko Fujimori, se ha desatado esta acción totalmente reñida con lo que debe ser el comportamiento de un parlamento, dentro de un contexto democrático, hacia los medios de comunicación que son críticos a la acción política que desarrollan.

Entonces, está claro, que como en algún momento lo dijo el expresidente del Legislativo, Luis Galarreta, este es un acto simplemente de venganza contra la prensa crítica del fujialanismo.

—¿Cuál es su análisis del trabajo del Ministerio Público en el caso Lava Jato?

—Desde el inicio del proceso está demostrado que han tenido acciones que han corroborado el grado de cautela o protección, en el caso de las indagaciones referidas a Alan García o Keiko Fujimori.

Sobre todo cuando se le interrogó a Marcelo Odebrecht en Brasil, y él mismo dijo que había financiado ilegalmente las campañas de Keiko y Alan García, y los fiscales que se encontraban en ese momento en la diligencia no se atrevieron a repreguntar.

Entonces lo que hemos visto en términos generales, tanto en el Ministerio Público como en el Poder Judicial, es que para estas instituciones la ley no es igual para todos como debe ocurrir en una democracia, sino que la ley es casi igual para todos porque la misma severidad no la emplean con todos.

Los casos más escándalos son el del vocal supremo Hinostroza y el del fiscal supremo Tomás Gálvez, debido no solo al blindaje del Parlamento que no tramita el levantamiento de sus fueros, sino también en la propia actitud de sus colegas en la Fiscalía.

Especialmente en la Corte Suprema, estarían dando la impresión de un espíritu de cuerpo para defender a personas que ciertamente a través de los audios se ha podido acreditar, la actuación no solo en muchos casos cuestionable, sino el uso hasta de lenguajes en códigos mafiosos como el término de los libritos, en distintas grabaciones, la ejecución de actos de la administración de justicia con fines que no están previstos en las funciones que deben cumplir conforme a ley los fiscales y jueces.

—Con el anuncio del Ejecutivo de las reformas electorales, judiciales y referéndum, ¿el fujimorismo se ha puesto nervioso?

—El presidente Vizcarra ha actuado de manera correcta, porque la ciudadanía le estaba reclamando que asumiera un liderazgo político precisamente para enfrentar la lucha contra la corrupción.

Pero hemos visto que esto ha traído algunas consecuencias, sobre todo en los últimos días a raíz de las entrevistas que ha dado Keiko Fujimori, en donde da la impresión que Fuerza Popular habría iniciado una campaña de demolición para presentarlo como mentiroso e inclusive como felón, cuando fue vicepresidente de Pedro Pablo Kuczynski con el propósito de desacreditarlo políticamente y tal vez intentar el adelanto de elecciones generales.

Porque no encontramos una explicación lógica a esta desesperada acción política de insultar al Presidente y atacarlo, porque no tiene una lógica.

—Sin embargo, ese intento de sacar del cargo a Vizcarra desprestigiaría mucho más de lo que está, al fujimorismo y al aprismo…

—Pero lo que ocurre es que están actuando con un grado de desequilibrio burdo que daría la impresión que lo que ellos han hecho es un análisis de costo-beneficio. Y decir, menos mal nos va a ir con unas elecciones anticipadas ahora, que más adelante con un desgaste político mayor, porque no hay una explicación razonable en lo que hemos visto, cómo en todos los medios de comunicación han salido los congresistas de Fuerza Popular a insultar al Presidente, dando la impresión de haber recibido la orden de iniciar esta campaña de demolición.

Exactamente hay una gran diferencia cuando iniciaron los ataques al expresidente Kuczynski, porque en ese momento Fuerza Popular y Keiko Fujimori tenían un mayor respaldo en las encuestas. Además, Kuczynski también era políticamente indefendible porque cometió, no solo graves errores, sino que también indultó al dictador Fujimori, lo que agravó su situación.

—¿Qué le parece la actitud del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, de aferrarse a su cargo?

—Además habría que agregar a esta actitud irresponsable y personalista de Chávarry, el respaldo que le acaba de dar Keiko Fujimori, lo cual significa un adelanto de lo que va a hacer Fuerza Popular en el Parlamento: proteger a Chávarry, que es una pieza clave en el Ministerio Público, quien está en esa situación gracias, según muchos dicen, a las conexiones con Fuerza Popular y el Apra.

Keiko Fujimori y Joaquín Ramírez

—Es sospechoso el financiamiento millonario que siempre tiene el fujimorismo…

—Acá hay un tema que generalmente no se destaca, las campañas millonarias que ha realizado Keiko Fujimori, y hasta ahora no se explica el origen de ese dinero. Por esa razón Keiko Fujimori no le da la orden al Parlamento para que tipifique como delito el financiamiento ilegal de las campañas, tampoco hay otra explicación.

Porque si hacemos una evaluación objetiva de lo que han sido las campañas de Keiko Fujimori respecto a los otros candidatos, han sido multimillonarias. Por ejemplo, en el caso de Joaquín Ramírez, por órdenes de Keiko Fujimori, Luz Salgado como presidenta del Legislativo no investigó a Ramírez, y cómo esos procesos en el Ministerio Público y en el Poder Judicial andan con mucha lentitud.

—Hay quienes pretenden comparar la exigencia de la población, del cierre del desprestigiado Congreso de la República con la disolución que ordenó Alberto Fujimori el 5 de abril de 1992 ¿Tienen alguna similitud?

—No se puede comparar la situación de un rompimiento del orden constitucional a través del golpe de Estado que dio Fujimori, disolviendo el Congreso en 1992, con una eventual situación, en la cual el presidente Vizcarra decida enviar a un Consejo de Ministros para enviar una cuestión de confianza y si el Congreso se la niega, disolver constitucionalmente el Parlamento. Son dos situaciones totalmente diferentes. En el caso de Fujimori-Montesinos se usó la fuerza bruta, en el del presidente Vizcarra haría uso de una facultad constitucional a la cual tiene derecho.

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Entrevista

Hay condiciones para una Asamblea Constituyente

Publicado

en

Marcha protestas en las calles con bandera peruana

Desde la revelación de la corrupción de las constructoras brasileñas, el problema de fondo era el modelo económico, lo que se refuerza con la actitud de los sectores políticos que han defendido la estafa y el saqueo al Perú en el Legislativo. El entrevistado, congresista Manuel Dammert, de Nuevo Perú, fue protagonista esta semana por su posición firme contra la impunidad de AG y la Sra. K, al punto que el fujiaprismo trató de silenciarlo con una suspensión de 120 días, que no prosperó.

Aunque el informe final de la Comisión Lava Jato encubrió las responsabilidades de Alan García y Keiko Fujimori, sirvió para plantear el cuestionamiento del modelo político y económico neoliberal establecido en los noventa por la dictadura de Alberto Fujimori. Diario UNO entrevistó a Manuel Dammert, parlamentario de Nuevo Perú, quien interpreta y analiza lo que nos dejó esta semana de informes impunes y que muestra a un pueblo necesitado de cambios.

Manuel Dammert

—¿Cuál es su balance del informe final de la Comisión Lava Jato?

—Lo que se ha evidenciado es que la comisión de mayoría del Congreso formada sobre todo por los fujimoristas en alianza con algunas fuerzas menores han tratado de excluir a Alan García de sus responsabilidades. Es decir, han mantenido una política de alianzas con el Apra y también han consolidado esta política para sellar la impunidad al fujimorismo.

Entonces, la manera como han desarrollado la comisión investigadora ha estado marcada por ese sesgo, pese a ello no han podido evitar que quedan claras las responsabilidades del Apra y el fujimorismo, en esas inversiones mal hechas o en las que tienen problemas delictivos de sobrevaloración y costo.

Pero en la votación, tanto el Frente Amplio como Nuevo Perú, planteamos que estamos en desacuerdo con exonerar al Apra y al fujimorismo de responsabilidades como pretendía el grupo presidido por Rosa Bartra. Dijimos que no vamos a votar en bloque porque ellos habían omitido señalar responsabilidades de Alan García y de Keiko Fujimori.

Y el acuerdo al que se llegó es que se iba a votar proyecto por proyecto, de las obras con las que se ha estafado al país, y a realizarse así, quedó claro que ha habido una estafa colosal en los principales proyectos estructurales de inversión pública y privada.

En el momento de la votación se han tenido que mostrar hechos, y hemos saludado eso. Por ejemplo, todo lo que tiene que ver con las empresas del expresidente Kuczynski, pero en otras partes han buscado esconder las responsabilidades de Alan García y Keiko Fujimori pero no han podido hacerlo. Y nosotros hemos marcado la diferencia porque ellos no afrontan los problemas reales.

—¿Este debate ha propiciado un alineamiento político de las bancadas?

—Lo que se ha producido es un pacto entre la derecha empresarial profujimorista y la derecha neoliberal pronorteamericana, por el cual han buscado cubrir los grandes problemas, las estafas en los proyectos de inversión del Estado, para permitir que puedan continuar en esos mismos proyectos los mismos responsables y no intervenga el Estado para que puedan desarrollarse de manera adecuada.

Eso pasa con los proyectos de irrigación, de hidroeléctricas y con todo lo que han estado investigando, y la Comisión Lava Jato ha tocado algunos temas, por eso algunos hemos votado en respaldo de la mayoría y en otros casos no porque se ha evitado tocar esos temas centrales.

Ahí ha habido una clara diferencia, entre un bloque representado por el Frente Amplio, Nuevo Perú y algunos sectores independientes del Parlamento, y otro bloque marcado en una alianza clara entre el fujimorismo, el Apra y una parte del Gobierno. Ahí ha habido una clara delimitación entre dos opciones políticas que están claramente representadas en el Congreso y en el país. Y ahí está la lucha política.

Porque si se mantiene esa forma de hacer la inversión, vamos a tener un país controlado por el capital extranjero, un país con destrucción de la base productiva nacional, un país básicamente extractivista y con una población condenada a la miseria y a la desigualdad.

Ese es el gran dilema que este debate muestra al país como futuro, si continúan estas políticas estratégicas que ahora han sido cuestionadas, mantenidas bajo las gestiones de Alan García, Ollanta Humala y el resto de gobiernos neoliberales. En esa perspectiva está el futuro del país como ha quedado demostrado.

—Posiciones conjuntas del Frente Amplio y de Nuevo Perú han demostrado que se puede enfrentar a la corrupción, incluso tener el respaldo de sectores liberales democráticos en el Parlamento…

—En esta oportunidad hemos coordinado bastante bien, hemos tenido una posición conjunta en el sentido de exigir que Lava Jato no se convierta en un Lava Keiko y un Lava Alan, que tenía que reflejarse la responsabilidad de ambos con claridad.

Por eso señalé la urgencia de que se determinen las responsabilidades respectivas, por eso también el Apra trató, a través de Jorge del Castillo, de excluirme de este debate, mediante una suspensión, que no prosperó en la propia Mesa Directiva. Y ahí quedó esa maniobra aprista de sacarme del Congreso para que no se debatan los temas, en el fondo era sacar los temas como exigir la información completa de las investigaciones.

Por ejemplo ¿por qué se han exonerado las cuentas de Andorra?, ¿quién las maneja? Allí están metidos muchos funcionarios del (último) gobierno aprista relacionados con Jorge del Castillo y Alan García. Y qué ha pasado con las otras cuentas, en los cuales el país ha perdido recursos y dinero, y que están vinculadas a la gente del fujimorismo.

Estos temas que señalé serán incorporados en las próximas semanas y meses, que se siga trabajando sobre esas materias. En ese sentido, tanto el Frente Amplio y Nuevo Perú, como otras fuerzas progresistas, incluso liberales del Congreso, hemos actuado en conjunto para exigir que se respete la soberanía nacional y la moral pública.

—¿Qué momento vive el país?

—El Perú está viviendo un momento muy serio, en el cual se requiere la unidad de las fuerzas populares, progresistas y patrióticas. Ese tiene que ser el rumbo, porque lo que se está mostrando es que el gobierno actual no tiene brújula.

Y está priorizando de manera creciente una política de ampliar la base extractiva del país, la desigualdad social, laboral, debilitar la base productiva y tecnológica para que tengamos grandes inversiones de transporte, infraestructura, de bienes. Y no de capacidades para que el trabajo y la vida de las personas mejore sustancialmente. Ese es el gran dilema que plantea el país y el Ejecutivo actual no resuelve.

—En ese contexto, ¿cómo ve el referéndum?

—El referéndum convocado por el gobierno de Vizcarra es un ejercicio democrático, en ese sentido es positivo, pero es muy limitado. Porque las cuatro preguntas planteadas son elementales, que puede ser respondida de diversas maneras. En general hay una sensación que solo tres de ellas van a tener un amplio respaldo y una será discutida.

Pero el problema de fondo, es que la población lo que está sintiendo, es que esas preguntas que ve algunos aspectos de la vida institucional y económica, no están viendo los problemas principales, que son, por ejemplo, cómo nos están saqueando los recursos naturales, cómo está cayendo la agricultura, cómo nos están empobreciendo el salario y el trabajo es cada vez más limitado.

Cómo los grandes recursos de las actividades económicas se dedican principalmente a la exportación primario exportadora, no tenemos un desarrollo industrial ni un desarrollo agrario.

De cómo se quiere entregar las grandes inversiones energéticas al capital extranjero, haciendo una privatización y una desnacionalización energética, petrolera y gasífera. Y de cómo en el Perú las condiciones efectivas para un desarrollo agrario e industrial está siendo debilitadas, para, fundamentalmente, importemos artículos de consumo y exportemos minerales.

En una condición de desigualdad estructural para el país, esos son los temas que están marcando el escenario político en la actualidad y que van a crecer.

—¿Se agotó el modelo económico?

—Pese a todo, el referéndum es un paso que hay que dar y que apoyamos pero debemos dar más pasos, hay que avanzar más y para eso se requiere un cambio constitucional.

Porque ya se agotó el modelo neoliberal y el estado mafioso impuesto por el fujimorismo, hay que ir a una restauración democrática en un sentido democrático y constitucional. Y por eso se requiere una Asamblea Constituyente.

Necesitamos cambiar las bases mismas del Estado, las formas de ejercer la representación y de garantizar que se respete la soberanía del pueblo, ese es el tema que plantea el país.

Hay que abrir un proceso constituyente, hay que ir cambiando las bases neoliberales, de violencia estructural que hay sobre la vida de los peruanos y que atenta contra el país.

—¿Qué proyecciones políticas le ve al país?

—Veo con optimismo el resurgimiento de un nuevo sistema político en el país, porque hay un afianzamiento de las fuerzas que reclaman democracia, progreso y capacidades soberanas de la nación. Y ese es el marco de la democracia, que es plantear el desarrollo de las fuerzas políticas. Por eso el gobierno actual tiene serias limitaciones para resolver los problemas.

Debería ser un gobierno de transición para convocar cuanto antes una Asamblea Constituyente, que permita establecer un nuevo marco constitucional, profundamente democrático, realmente soberano, auténticamente popular y representativo para garantizar las transformaciones que el Perú requiere.

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Seguir leyendo

Entrevista

La paridad y la alternancia son lo menos sexy de la agenda feminista

Publicado

en

Laura Arroyo

Laura Arroyo es lingüista y especialista en comunicación política, además de ser limeña de corazón.Se ha convertido en una de las asesoras del líder de Podemos Pablo Iglesias. En esta entrevista hecha en Madrid, nos narra sus experiencias en el movimiento feminista y las perspectivas de lo que ha denominado la lucha por la igualdad.

—¿Cómo ve al movimiento feminista en el Perú?

—Primero, que a mí me gusta, pero sobre todo a nosotras aquí en España, hablar de feminismos, porque no es un espacio ni una revolución homogénea. Hay una diversidad de voces, pluralidad de actrices, de protagonistas y por eso mismo creo que hay que hablar de feminismos.

Yo he seguido mucho el feminismo en Perú, y creo que se está logrando avanzar a pasos agigantados y eso me parece positivo. Me gustaría que se avanzara mucho más pero hay obstáculos. Una hegemonía de los espacios religiosos, pero también una incapacidad de los mismos gobiernos para hacerle frente a estas estructuras, porque al final, el feminismo no lucha solo para que hayamás mujeres en política o para que cumplan roles determinados.

En realidad, el feminismo es la única revolución mundial en este momentoque está poniendo sobre la mesa eso que la izquierda siempre ha defendido, el cambio de modelo, productivo, económico, de cuidados, de corresponsabilidades, de todo. Es la única marea revolucionaria que está poniendo en el centro, todoel debate de productividad, todo el debate de economía, de cómo se corresponsabilizan hombres y mujeres, de derechos humanos, de igualdad, etc.

Todo ese debate está en la revolución feminista. Entonces, cuando hablamos de feminismo, estamos hablando de izquierda, porque todo eso está vinculado. Claro que esto no tiene por qué ser explícito, pero así lo veo. Ahora bien, creo que puede haber feministas de derechas, claro, y eso ocurre porque cuando el movimiento se hace hegemónico conquistamos y seducimos diferentes sectores sociales. El feminismo es, pues, un movimiento, una revolución transversal.

En Perú el feminismo todavía no es hegemónico en la sociedad. La idea de los feminismos es necesaria y una sociedad feminista es una sociedad donde hay igualdad de derechos. Y para llegar a eso hay que tener un pie en la calle, en las instituciones, en los medios de comunicación, en los aparatos judiciales, en la academia. Para todo eso nos está faltando todavía ampliar nuestro espacio de acción.

Llevo cuatro años fuera de Perú, y lo que veo es un cambio tremendo, que se ha crecido en la lucha feminista. Antes no se llegaba a una marcha de Ni Una Menos con la cantidad de gente que hay ahora.

—¿Es una lucha feminista y de género solamente?

—Yo creo que es una lucha feminista. A mí me gusta hablar sin ningún matiz de lucha feminista, protagonizada por mujeres que demandan igualdad y que ponen en el centro de la mesa debates de fondo con ese objetivo.

De otro lado, creo que está muy bien que los hombres se sientan representados por el movimiento porque entienden siempre han estado en una posición de ventaja de manera injusta, gracias a un sistema que lo ha permitido y que ha nosotras nos ha invisibilizado, nos ha golpeado, nos ha violado, nos ha matado. Por eso creo que los hombres deberían ser los primeros aliados feministas.

Es positivo para los hombres que exista esta revolución feminista, porque los hombres también son oprimidos por el machismo. Eso de que te digan desde niño que no puedes llorar, o un hombre gay no se atreva a salir del clóset porque le van a hacer bullying, o que te puedan matar por un crimen de odio, o un largo etcétera. Los hombres sufren el patriarcado muchísimo y en ese sentido se ven interpelados también por la lucha feminista.

—¿Hay diferencias entre la lucha feminista y la lucha por las reivindicaciones de género?

—Indudablemente cuando hablas de feminismo hablas también de género, y lo que estás buscando es también la igualdad de roles. Cuando hablas de corresponsabilidad de los padres que se hagan cargo del 50% de la crianza de sus hijos, por decir un ejemplo, estás hablando de igualdad de género.

—En el caso de Perú, la comunidad LGTBIQ es casi como que se hubiera apropiado de la agenda feminista…

—Esto me parece falso. Personalmente creo que la comunidad LGTBIQ es feminista, porque el feminismo no es que solamente vela por la igualdad de la mujer. El feminismo es una revolución que pone en el centro del debate todo lo que tiene que ver con la apropiación y la adquisición de igualdad.

Pues claro, hay muchas minorías que son interpeladas por el feminismo y yo creo que la comunidad LGTBIQ es, por tanto, feminista.Y, por supuesto que merecen estar en él y abanderar también esta lucha de alguna manera.

Ahora bien, tengo cierto recelo a creer que este debe ser un debate de identidades, al menos en la colectividad. Debe ser, sobre todo, un debate cultural y político.Por eso no me importa entrar al debate identitario, ni de si eres hombre o mujer, porque esto no es un debate de identidades, el tema de fondo es la lucha por la igualdad y esto, volviendo a tu pregunta, por supuesto que incluye a la comunidad LGTBIQ que está siendo también punta de lanza de esta marea.No obstante, el feminismo tiene su propia agenda que es más amplia.

—¿Pero pareciera que la agenda feminista se hubiera reducido al tema de género y mira las polémicas que ha generado como esto de Con mis hijos no te metas?

—Esto ha pasado aquí también. Pero vamos, me parece injusto que se diga que la responsabilidad de la potencia de “con mis hijos no te metas” sea del feminismo. Lo que hay es diferentes movimientos o espacios de reacción al avance del movimiento feminista que en Perú ha tenido este colectivo concreto y que en otros países ha tenido otro. Aquí en España, “hazte oír” quiso hacer de obstáculo pero no lo ha logrado.

Pero, nuevamente, no me parece tácticamente útil entrar en un debate de identidades desde lo colectivo. Incluso si hubiera que entrar a ese debate, yo entraría de otra manera, porque lo que buscan estos movimientos reaccionarios es llevarte al debate de género para también entrar en sus propios términos a una disputa sobre la cual ellos no pueden ganarnos ni en la semántica.

Me explico, entrar en si el género se define biológicamente es lo que ellos quieren cuando nosotras defendemos que el género se construye culturalmente y que es justamente porque somos producto de una sociedad patriarcal, que los roles de género se construyen como se construyen.

Una sociedad feminista pone el acento también en la apertura de nuevas formas de constitución del género. Vamos, dicho en simple, que puedas ser quien quieras ser y cómo quieres ser sin un dictado dogmático. Un sentido común, digamos.

—El espacio socio cultural condiciona la personalidad…

—Por supuesto, solo que en este caso hablamos no de personalidades, sino de género.

—¿Y la lucha institucional por mayores espacios de participación para la mujer?

—Es lo mínimo de la agenda feminista. Es más, es lo mínimo de la agenda democrática. ¿Cómo va a ser que en un país democrático la mitad de la población no esté representada? Es bandera del feminismo, sí, pero es la menos sexy. Es hasta menos que el primer paso. Honestamente yo ni siquiera diría“¡que orgullo!” vamos a tener paridad y alternancia. ¡No!, diría al revés, “¿ya era hora, no?”.

—¿No es un tema de capacidades? ¿Porque el 50% y porque no el 100% para las mujeres?

—Ese es justamente el problema. La facilidad con la que surgen preguntas como la que acabas de hacerme. Cuando tu metes el tema de la meritocracia en el debate, estas otra vez cayendo en la trampa. Si alguien me dice a mí que eso es un tema de meritocracia, yo le diría que deje de mentir. No le diría sí o no, le diría que deje de mentir porque me parece una trampa en el debate. Me puedes hablar de meritocracia cuando tú y yo o cualquier persona ha tenido los mismos suelos de donde crecer y, por supuesto, las mismas posibilidades para hacerlo.

Pero no me puedes hablar de meritocracia cuando una mujer tiene que hacer una serie de cosas que un hombre no hace para alcanzar una igualdad que al final sigue siendo falaz. Las mujeres en todos lados del mundo tienen que esforzarse el doble para lograr ser acaso consideradas. Hablemos de meritocracia cuando haya igualdad. Mientras tanto, es una trampa y una mentira.

Y hay que decirlo así de claro. ¿Acaso es casual que la deserción escolar en zonas rurales sea mayoritariamente femenina, al igual que el alcance a estudios superiores en zonas rurales sea también masculina mayoritariamente? ¿O que las mujeres cobren menos que los hombres porque “pueden ser madres”? ¿Esto es igualdad? Entonces, no es un tema de meritocracia. No caigamos en esa trampa.

—Me recuerdo que Javier Diez Canseco fue uno de los pocos parlamentarios que participó de la primera Comisión de la Mujer que se instaló en el Congreso de la República…

—Ya, muy bien, pero ¿ves?, otra vez estamos hablando de un hombre y no de una mujer. (risas) ¿Y sabes porqué? Porque parece más heroico que un hombre asuma la bandera del feminismo que una mujer invisible, sin nombre, sin ser conocida, la asuma.

—Era Martha Chávez…

—Da igual, es una mujer

—¿Así sea fujimorista?

—Detesto al fujimorismo y siempre estaré en contra. Nadie podría dudar de ello. Pero el feminismo no existe para que haya mujeres en puestos de poder solo de una corriente ideológica. A un hombre no se le discute que sea un hijo de puta en la política, a las mujeres en cambio, claro que sí.

Tenemos derecho a tener presencia de mujeres en las derechas y las izquierdas, claro que sí. Nos lo merecemos. Prefiero que se debata la ideología perversa del fujimorismo, que su condición de representantes mujeres.

Creo también que está bien que los hombres se sumen a la lucha feminista, pero deben entender que no son los abanderados, por una razón muy sencilla, ya lo han sido toda la vida.

—¿Volver al matriarcado?

—No, de hecho creo que no hay nada que volver, no hay una rémora al pasado. Esto es un momento totalmente nuevo.

—¿Ves perspectivas en el movimiento feminista en el Perú?

—Creo que sí. Esto además tiene que ver con una ola mundial y Perú forma parte de esa ola. Lo que hemos visto en EEUU, el rol de las mujeres que se han ido contra Trump, o la marcha masiva de mujeres en Brasil contra Bolsonaro. Son las mujeres las que le están haciendo frente a un montón de derechas, mucho más que otros colectivos.

Lo vimos en Suecia y en Austria también. Las mujeres están poniendo coto a los extremistas fachos para que no avancen tanto. De hecho en Brasil, Bolsonaro ha ganado sin el apoyo mayoritario de las mujeres de escasos recursos, que le han hecho frente al fascismo. Esto no es casual.

En el Perú, las compañeras están haciendo una lucha grande de pedagogía y claro que le veo perspectiva, pero creo que hay que ser muy listas para instalar agendas feministas. Esto de la paridad y la alternancia me parecen clave, pero señalando que esto es solo el punto de inicio, no de llegada, es lo mínimo indispensable que debiera pasar.

Podemos contra las violencias machistas

IGLESIA Y ESTADO

—¿Como ves la expansión del movimiento evangélico y su influencia en espacios de poder político? En Perú hicieron retroceder al gobierno en la implementación de sus políticas de enfoque de género.

—Pero es que no solo es el movimiento evangélico, sino también es el OPUS que mantiene mucho poder allá. En España, es verdad que lo tuvo menos porque ya hubo una confrontación cuando se planteó el matrimonio igualitario, y esto es de hace más de diez años, en el 2005 con gobierno de Zapatero.

En el Perú ni siquiera se puede hablar de unión civil. Acá se proclamó el matrimonio igualitario y en su momento tuvo también a un montón de gente en contra en las puertas del Congreso y han pasado los años y nadie podría sugerir siquiera que se elimine ese derecho. Y en el caso de los derechos de la mujer también, pues el aborto es legal desde hace muchísimos años, cosa que en Perú sigue estancada.

—El tema ahí es también el poder de la Iglesia, ¿no?

—No solo es eso, es también la voluntad política de un gobierno. La Iglesia hace lo que le toca, ellos piensan que así debe ser la cosa, que el hombre nace hombre y que la mujer debe servirle al esposo, que si le pega tiene que callarse todo, y todo esto lo creen, y esto es machismo y agresión. Pero a mí me toca como demócrata poner el dedo acusador en el gobierno, porque el gobierno es para la gente, no para la Iglesia, ni para los fieles de la Iglesia.

Se gobierna para toda la gente de este país, fieles, no fieles, musulmanes, judíos, ateos, agnósticos, todos y todas. Es tan sencillo como eso. Le corresponde al Gobierno ponerse fuerte y liderar estos cambios de la mano de los movimientos sociales, en este caso del movimiento feminista. Y otra cosa clave es que el Estado es laico.Tiene la potestad constitucional de hacerlo. Hay que insistir más ahí en lugar de polarizar con la Iglesia. Hay que ir a exigir al Gobierno.

—¿La izquierda está preparada para este discurso?

—Creo que a la izquierda le está costando a veces más y a veces menos entrar en este cambio de paradigma. Pero esto me parece normal. Lo que no me parece normal, es resistirse. Repito, el movimiento feminista está poniendo sobre la mesa lo que ha planteado la izquierda, de otras maneras, toda la vida.

Un cambio de paradigma, un cambio de sistema, de modelo productivo, de desarrollo económico, un cambio de reparto de igualdades y roles, el derecho a una vida digna, la corresponsabilidad, que es el derecho a la igualdad, los derechos humanos, pone todo en el centro del debate.

Por eso te digo, la alternancia y la paridad es, permitiéndome el atrevimiento, lo menos sexy de la revolución feminista porque es el punto de inicio, y eso. Es como tomar agua pura y sin sabor. Esa no es la Inca Cola del feminismo.

 

César Robles
Enviado especial

Seguir leyendo

Entrevista

Pensión 65: por un envejecimiento con dignidad

Publicado

en

Pensión 65

Fernando Llanos Zavalaga

—Pensión 65 entrega 250 soles a los adultos mayores muy pobres, pero ¿solo eso es suficiente para que tengan una mejor calidad de vida?

—Estamos impulsando una política distinta, más incluyente e inclusiva; y, por eso, tenemos avances que van más allá de dar una subvención económica a nuestros usuarios. Promovemos un proceso de envejecimiento con dignidad, y por eso 25 adultos mayores ya fueron operados de cataratas y serán intervenidos otros 53 de Lima, y 38 en La Libertad, gracias a la articulación con el Instituto Nacional Oftalmológico-INO y el Instituto Regional de Oftalmología de La Libertad; buscamos hacer lo mismo en Huánuco, Ayacucho, Cusco, Puno y San Martín.

Además, nuestros 310 usuarios de Huacho son visitados por personal de salud en sus casas, como parte de un proyecto piloto con la Dirección Regional de Salud de Lima. A la vez, en distintas ciudades tenemos campañas de despistaje sobre enfermedades frecuentes como diabetes, hipertensión y artritis.

Asimismo, para que puedan alimentarse mejor, veremos la forma de que los usuarios tengan prótesis dentales.

En Cajamarca, nuestros 350 promotores son capacitados en autocuidado de la salud para adultos mayores, mientras el personal de Lima participó en talleres de Salud.

Pensión 65 también logró que el Ministerio de Salud incorpore a su esquema nacional de vacunación la dosis gratuita contra el neumococo para la población adulta mayor. Son ejemplos donde el trabajo articulado permite más logros.

Durante este año, además, el programa ha aprobado el Plan de Envejecimiento Saludable y Participativo de la Persona Adulta Mayor Usuaria de Pensión 65, para fortalecer la promoción de la salud, prevención, detección y atención oportuna de enfermedades para generar estilos de vida y entornos saludables.

Estas acciones están en la línea del envejecimiento saludable que promovemos, junto con el envejecimiento participativo y el envejecimiento productivo.

—¿En qué consisten el envejecimiento participativo y el productivo?

—En envejecimiento participativo tenemos el Concurso Escolar Los Abuelos Ahora, que genera un cambio social en los menores de respeto y cariño para los adultos mayores. Este año, más de 160 mil estudiantes de primaria difundieron los derechos de la población adulta mayor y junto a ellos se han movilizado sus familias, sus profesores, en fin, diversos sectores. Este certamen fue calificado por Ciudadanos al Día como Buena Práctica en Gestión Pública 2018.

Otros espacios participativos son los centros integrales de adultos mayores de los municipios, con encuentros con los escolares, fomentando el bienestar de los usuarios, mientras comparten conocimientos y experiencias.

Cuando hablamos de envejecimiento productivo, nos referimos a los encuentros de Saberes Productivos donde los usuarios intercambian sus experiencias y venden sus productos. Aquí lo que buscamos es organizarlos para que pasen de una economía de subsistencia a una economía productiva.

En los últimos meses, con Foncodes estamos incentivando actividades productivas para que nuestros usuarios fortalezcan sus capacidades de desarrollo productivo y económico; por otro lado, con organizaciones particulares y gobiernos locales, queremos propiciar mecanismos y espacios para diferentes emprendimientos, como forma de ayudar a que los adultos mayores tengan un envejecimiento digno.

Saberes Productivos se ha extendido en 495 distritos a nivel nacional, movilizando a cerca de 56 mil usuarios y usuarias, que transmiten sus conocimientos a las nuevas generaciones.

La valiosa cultura alimenticia ancestral de los usuarios -a base de productos con alto valor nutritivo- es compartida con niños y jóvenes en todas las regiones. De esta forma, el Programa se ha sumado al Plan Multisectorial para la Lucha Contra la Anemia que lidera el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

—¿Se puede hablar de envejecimiento digno cuando los vemos hacer largas colas en el Banco para cobrar?

—Ese es otro frente donde también estamos articulando, junto al Banco de la Nación. Por ejemplo, el último domingo lanzamos un modelo piloto de pago en Huaraz e Iquitos, logrando que los adultos mayores sean atendidos más rápido y la mayoría de usuarios estuvo acompañado de sus familiares, por ser un día no laborable. También hicimos que actualicen sus huellas digitales en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil – Reniec, ya que, con el paso del tiempo, cambian y el equipo registrador del Banco no las reconoce.

Pensión 65 informa los adultos mayores, mediante mensajes en castellano, quechua, aimara y asháninka, que no necesitan hacer colas en el Banco desde el primer día de pago, porque disponen del efectivo en cualquier momento; que pueden cobrar en las sedes cercanas a sus casas y que si están enfermos y no pueden ir al Banco, sus familiares tienen la posibilidad de gestionar el pago con una carta poder.

—También hay abuelitos que desde zonas muy alejadas tienen que caminar bastante para llegar al Banco y cobrar…

—Tenemos dos mecanismos de pago, uno en las agencias bancarias y, otro a través de las empresas transportadoras de valores; por ambas, la cobertura alcanza zonas de difícil acceso; este año abrimos un nuevo punto de pago en Sarhua, Ayacucho, y en noviembre llegaremos a Fitzcarrald, en Madre de Dios.

—Sin embargo, a siete años de su creación, Pensión 65 todavía no ha logrado incluir a todos los adultos mayores que están en pobreza extrema.

—Estamos haciendo lo mejor posible para que nuestros adultos mayores vivan un envejecimiento con dignidad, que continúen generando sus ingresos propios, siendo protagonistas de su autonomía, sintiéndose valorados por nuestra sociedad, y ejerciendo plenamente sus derechos.

Desde la aparición de los programas sociales, han surgido iniciativas enfocadas en los ciclos de vida, como Cuna Más para los menores de cinco años, hasta Pensión 65, para los adultos mayores extremos pobres. Hoy, se está tratando de combatir la pobreza social y no solo la pobreza monetaria y para ello, el Estado a través del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, está trabajando la articulación de todos los niveles de Gobierno.

Los programas sociales tienen un impacto real en la reducción de la pobreza monetaria, en más de 2 puntos porcentuales.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Jaime Yoshiyama Tanaka - Jorge Yoshiyama Sasaki Jaime Yoshiyama Tanaka - Jorge Yoshiyama Sasaki
Políticahace 1 día

Confesión de Yoshiyama fortalece a Fiscalía ante apelación de Keiko

Ante la inminente vista de la apelación de la prisión preventiva de la jefa de fuerza Popular, Keiko Fujimori, la...

Luis Mejía Lecca Luis Mejía Lecca
Políticahace 1 día

Mejía Lecca pide declarar ante fiscal pero el juez no lo deja

El fiscal Lava Jato, José Pérez Gómez, ratificó su pedido de 36 meses de prisión preventiva para Luis Mejía Lecca,...

Jorge Yoshiyama Sasaki Jorge Yoshiyama Sasaki
Políticahace 1 día

Núcleo “nikkei” keikista se hunde; los Yoshiyama lavaron US$ 800 mil

El núcleo “nikkei” de la supuesta organización criminal de Keiko Fujimori Higushi que infiltró a Fuerza Popular para lavar activos...

Humberto Abanto Saldarriaga Humberto Abanto Saldarriaga
Políticahace 1 día

Abanto: Keiko no sabía, los 100 mil dólares eran lícitos y no hay lavado

Luego de que se conoció parte de la confesión de Jorge Yoshiyama, el abogado Humberto Abanto, defensor de Jaime Yoshiyama,...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 1 día

AG debe contar todo lo que sabe

Mañana le toca a AG. El exmandatario retornará de su placentera estancia en España para ser interrogado en la sede...

Manuel Dammert Manuel Dammert
Políticahace 1 día

Hay sobornos comprobados

Manuel Dammert, parlamentario de Nuevo Perú, dijo que respecto a los sobornos recibidos por Alan García, el asunto es claro...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 1 día

Reconstrucción generará un cambio en la población

En su sexta visita de trabajo a la región de Piura, el presidente Martín Vizcarra inauguró la moderna infraestructura del...

Salvador Heresi Salvador Heresi
Políticahace 1 día

Denuncia de Heresi sirve a Fuerza Popular

Salvador Heresi, uno de los renunciantes a la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK), lo primero que hizo es...

Edwin Donayre Edwin Donayre
Políticahace 1 día

Condenado apoya marcha “Con mis hijos no te metas”

El congresista Edwin Donayre, sentenciado a 5 años y 6 meses de prisión por apropiarse de combustible del Estado, se...

José Domingo Pérez Gómez José Domingo Pérez Gómez
Políticahace 1 día

Medidas contra fiscal Pérez son represalias

El analista político Andrés Calderón calificó como represalia funcional las acciones contra el fiscal José Domingo Pérez, por lo que...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.