Contáctanos

Entrevista

“Basta ya de alcaldes improvisados en Lima”

Publicado

en

LUIS REVOREDO

—¿Usted ha sido alcalde de Jesús María y ahora está pensando candidatear a Lima?
–He sido alcalde en dos oportunidades de Jesús María del 2007 al 2014.

—¿Qué le ha marcado más de esa experiencia?
–Lo que nos ha marcado más es dialogar con la gente, darle una modernidad y seguridad y convertirlo en su momento en distrito líder, sobre todo competitivo con los otros distritos de clase media, transformándolo en un Smart City.Ahora sé que se ha bajado la calidad del servicio por la no correcta continuación de políticas públicas. Pero lo bueno que se hizo allí queremos trascenderlo en grande para Lima.

—¿Qué quiere hacer con Lima, de ser elegido alcalde metropolitano?
–Convertir a Lima en una ciudad metropolitana, segura, moderna y humana. Es lo que le ha faltado en estos últimos años; darle un rostro humano. Más allá de los planes o la ejecución de obras, hay que darle un componente humano que en Lima se ha perdido en los últimos años.

—Bien, en Jesús María ya está todo hecho, mas no así en Lima Metropolitana.
–Lo que pasa es que era un distrito consolidado desde el punto de vista de pistas y veredas. Pero no podemos mirar los distritos ni las ciudades en su desarrollo económico-social o urbanístico en relación a que haya pistas o veredas.

—¿Qué se debe hacer, entonces?
–La calidad de vida de la gente está, en este mundo moderno, en darle buenos servicios. En Jesús María, por ejemplo, reconstruimos la Casa del Vecino, ampliamos y mejoramos la biblioteca que era de los años ‘60, hicimos la casa de la juventud, la piscina municipal, la compañía de bomberos, pistas y veredas, un centro de conciliación, una casa de justicia, le dimos seguridad ciudadana con tecnología. Ahora el reto es hacerlo en Lima metropolitana.

—El comercio ya estaba ordenado en Jesús María, ¿no?
–Nosotros lo ordenamos más, le dimos tecnología de punta, modernidad. Por ejemplo, nosotros fuimos uno de los primeros y ahora hay un chico, Jean Piere Mubarak, que nos apoya en las plataformas o quioscos ecológicos con paneles solares, para lustradores de zapatos en Jesús María; colocamos también los módulos o las plataformas de los contenedores subterráneos.

—¿Y ahora quiere llevar la modernidad a Lima?
–No solo eso, la idea es ayudar a muchos distritos a lograr estándares tipo ISO, de considerarse un distrito ecológico, seguro, saludable y para eso vamos a trabajar de la mano con los 42 distritos de Lima Metropolita, más el Cercado.

—¿Por qué quiere ser alcalde de Lima, no ha pensado en volver a candidatear por Jesús María?
–Creo que ya cumplí mi ciclo en Jesús María. El arrastre popular de Castañeda no nos permitió la continuación de políticas públicas en tecnología. Pero eso fue parte de la historia personal, yo creo que fue un momento importante y ahora estamos en otro reto.

—Bueno, lo mismo le pasó a Alberto Andrade, que perdió la reelección cuando nadie creía que Castañeda lo superaría en votos.
–Sí, es verdad, yo creo que es otro reto que implica decirle a la gente que Lima no puede seguir con improvisados. Hay caos en el transporte, en seguridad, en el quehacer cotidiano de la ciudad y no podemos improvisar más con gente sin experiencia municipal, sin “Expertis”, sin conocimiento no solo teórico sino también práctico.

—¿Castañeda está improvisando?
–Yo creo que él está trabajando reactivamente, sin planificación y una de las cosas que se tiene que hacer es tomar en cuenta el Plan Urbano al 2035, que lo hizo un conglomerado de arquitectos, colegios profesionales, y también participó el ayuntamiento de Barcelona, durante la gestión de Susana Villarán.

—¿Castañeda lo desechó, usted lo tomaría en cuenta?
–Nosotros queremos tomarlo en cuenta. Hay que hacerle reajustes. Yo planteo el reajuste tecnológico. La tecnología en todos los ámbitos de servicios, principalmente en el transporte, el tránsito y por supuesto seguridad ciudadana. Por eso yo propongo el Smart City como una propuesta importante y la tecnología de la información en todos los servicios importantes de la municipalidad metropolitana.

—¿Se mantendrían los hospitales de la solidaridad?
–Yo no le veo, si no hay gasto a la municipalidad, ningún problema. Técnicamente, el Ministerio de Salud tiene unas políticas claras sobre el tema. Si el Hospital de La Solidaridad da servicios y los costos son adecuados debe continuar. Pero más allá del tema de servicios, el alcalde tiene que tener sus cabildos abiertos, populares. Nunca un alcalde metropolitano ha hecho cabildos abiertos.

¿En Jesús María los hubo?
–Mi experiencia en los conversatorios de los miércoles con los vecinos de Jesús María, mi experiencia con los cabildos en la calle, ha establecido que si bien es cierto hay quejas de todo, hay gente que insulta o miente, en cambio hay muchas cosas importantes. Uno se nutre de información propia del vecino y de tomar contacto con la ciudad día a día. Eso no lo tuvo la alcaldesa Susana Villarán ni mucho menos lo tiene Castañeda. No se puede gobernar una ciudad desde el escritorio, porque hay casi 10 millones de personas.

—Jesús María es un distrito de clase media, pero en Lima hay cinturones de pobreza y todo tipo de problemas.
–Sí, pero yo soy un hombre que viene de abajo. Me considero una persona que ha tenido esfuerzo personal he vivido en San Martín de Porres, Santa Beatriz, Breña, Jesús María, en Chimbote, Miraflores y ahora estoy radicando en La Molina. He visto todo Lima, me he formado en un colegio nacional, Nuestra Señora de Guadalupe, y en la primaria en Sor Angélica Campodónico en Cercado de Lima.

—¿Sabe Ud. en lo que se va a meter, sabe que le van a quedar muchos juicios como los tuvo en Jesús María, no?
–Sí, completamente. Pero no me quedaron juicios, están archivados y eran dos nada más. Parece que hubieran sido más, lo que pasa es que cuando uno tiene enemigos y pisa callos, hace tortillas, ha roto huevos, lo cual a muchos no les gusta. Lo mismo vamos a hacer en Lima. Alguien tiene que hacerlo.

En pocas palabras, ¿qué necesita Lima?
–Un cambio de actitud. Restablecer la prioridad de recursos con una buena planificación. Y además, fiscalización y control.

Municipalidad de Lima

A SOLO CUATRO AÑOS
Ninguna obra emblemática para Bicentenario del Perú

–¿Qué opina del bypass de 28 de Julio?
–Yo creo que es antitécnico y pudo desarrollarse con semaforización inteligente, además. Yo lo que creo es que nuestros bypass, anillos viales y grandes cambios de ruta se tienen que desarrollar desde el punto de vista técnico. El político tiene que tomar la decisión que el técnico le da.Ya se acerca el Bicentenario que es el año 2021 y no tenemos obras emblemáticas.

—¿Faltan cuatro años para el Bicentenario y efectivamente no hay nada, qué haría una eventual gestión suya?
–La obra emblemática del Centenario fue la Plaza San Martín. Ahora, la idea es que el Cerro San Cristóbal, el teleférico y el tranvía adicionado a ese espacio para darle un espacio de modernidad a Lima, como un impacto más allá del Parque de las Aguas, sea la obra emblemática que quede para la historia.

—¿Qué haría usted para remediar esa situación?
–Yo quiero ser el alcalde del Bicentenario, por supuesto. Nuestra propuesta es que la gran obra para el Bicentenario sea el teleférico de Lima con cámaras y el cerro verde, para que no ocurran accidentes como el que ha ocurrido en el Cerro San Cristóbal.

—Ya ha evaluado qué le va a dejar Castañeda, si Ud. fuese su sucesor?
–Habiendo toda esta situación de corrupción, sabemos que hay dos proyectos de inversión privada muy grandes paralizados, aunque uno de ellos ya se destrabó: Línea Amarilla, porque OAS vendió ese proyecto a otra compañía y esta última está continuando el tema de Evitamiento hasta la cercanía con el Callao. Esa continuación es una asociación público-privada.

—¿Y por otro lado está Odebrecht, no es cierto?
–El caso de Odebrech es diferente, nadie va a comprarla, no puede vender IRSA SUR a nivel nacional, se han quedado paralizados El Derbi y Rutas de Lima.

—¿Qué hay que hacer allí?
–Hay que tomar la administración de la empresa, de esa concesionaria y permitir pagar al Estado su reparación, pagar a los proveedores, tener contenta a la ciudadanía y terminar las obras; si no tendremos obras paralizadas. Esa posibilidad de obra era para irnos toda la Prialé y continuar con un metropolitano ahí. Y nuestra propuesta era ir hasta Chosica con un corredor de buses de transporte masivo para unir Lima Oeste con Lima Este.

—¿Y las actuales concesiones?
–Hay que revisar las concesiones en relación a lo que se está dando, porque no es posible que Lima le deba a la concesionaria 150 millones de soles, porque se supone que si Lima no va a ganar dinero por lo menos que no deba nada para que tenga la posibilidad de utilizar sus recursos en hacer otros servicios. Si para la Concesionaria no es negocio el tema del transporte que se vaya y otro hará el negocio.

—¿Y si no hay respuesta?
–Cuando algo no es rentable para un privado tiene que hacerlo el Estado y así lo faculta la Constitución. Nosotros asumiremos temporalmente el servicio si es que el privado quiere lucrar a costa de la ciudad. Si ellos tienen su empresa, está bien, pero eso no quiere decir que el alcalde se quede de brazos cruzados.

—¿Quiere luchar contra la informalidad?
–No. Quiero luchar contra la viveza. Contra una ciudad que se ve atomizada en el caos. Quiero hacer que la gente cambie de “chip”, cambie su mentalidad, como ocurrió con los cinturones de seguridad, primero con campañas educativas y si no entienden habrá sanciones para imponer el orden.

El aspirante al sillón municipal capitalino dice que Lima necesita obras emblemáticas como el teleférico.

El aspirante al sillón municipal capitalino dice que Lima necesita obras emblemáticas como el teleférico.

Y JAPONESES SE PROYECTAN A 2035
Crecemos sin planificación

—¿Por qué cualquier obra que se haga en la ciudad queda chica, como ocurrió, por ejemplo, con el Metropolitano de Castañeda que tuvo que arreglar Villarán?
–En primer lugar, es por la falta de planificación de ciudad; segundo, por la densidad poblacional que tenemos. La Agencia Internacional de Cooperación Japonesa (JICA, por sus siglas en inglés) analizó el tema del transporte público en Lima entre 2004 y 2005, cuando teníamos aproximadamente seis millones de habitantes y proyectaron al 2010 o 2012 hacer un reajuste de acuerdo a como iba a ir creciendo Lima a 30 años y cómo iba a ir el tránsito de 60 kilómetros por hora a 10 y a cinco, tal como lo vemos actualmente, porque iban calculando la población; eso es un cálculo con planificación para saber qué va a pasar en el futuro.

—Ah, bueno, pero los japoneses se proyectan a 50 años fácilmente…
–Es que así tenemos que planificar la ciudad, pero por ejemplo cuando se hacen los estudios del Metro y se dice que la demanda va a ser de 60 mil personas y después resulta que la demanda es de un millón; y eso es lo que pasó con el Metropolitano.

—¿Y el organismo de planificación, brilla por su ausencia?
–Hay un Instituto Metropolitano de Planificación, pero si uno ingresa a su página web, ese instituto metropolitano de planificación no aprueba nada, por ejemplo, de Transportes, de las Asociaciones Publico Privadas (APP), ni nada relacionado con la interconexión de las vías.

—¿Quién lo hace, entonces?
–Eso lo hacen ProTransportes y la Gerencia de Inversión Privada que tiene Lima Metropolitana.

—Organismos que tampoco se comunican, ¿verdad?
–Y son parte de Lima, pero no se comunican. Hay que potenciar al Instituto Metropolitano de Planificación y trabajar con el Ceplan, pero además esos trabajos deben de ser coordinados con el gobierno nacional. Es curioso, también, que Lima no haya asumido el papel de región metropolitana en el tema educativo y en el tema de salud pública.

—Y Lima es la única región que falta asumir esos temas, ¿no?
–Sí porque el Callao ya lo ha asumido y no puede ser que Lima no lo haya hecho.

—No me diga, ¿y a qué se debe eso?
–Al temor de que, por ejemplo, el Ministerio de Salud le diga que los hospitales de la Solidaridad no son hospitales. Por favor, le cambio de nombre o los hago hospitales de campaña para cumplir con las normas del Minsa.

—Y en el tema de la Educación, ¿por qué?
–Porque tiene miedo de pelear con el Sutep, pero en realidad no hay forma de pelearse porque la política de educación la da el gobierno nacional. El gobierno regional o el gobierno local en el caso de la Municipalidad Metropolitana de Lima, lo que tiene que incidir es en algo tan básico como el tema de valores y más allá de que la gente se instruya hay que formar ciudadanos porque de otra manera mañana nuestro país va a ser ingobernable.

—Sí, porque en este segundo gobierno de Castañeda no se ha visto obras.
–Es porque no se ha trabajado con planificación, sino reactivamente.

Entrevista

López Obrador, certezas e incertidumbres

Publicado

en

López Obrador

A unas semanas de asumir la presidencia el primer presidente de izquierda de México, Andrés Manuel López Obrador, merced a un contundente triunfo electoral, el entrevistado, Nayar López Castellanos, un académico de gran prestigio en México, analiza las opciones que se le abren bajo esa conducción a México, que clama por soluciones a sus problemas de violencia del narcotráfico, la narcopolítica y otro de similar gravedad.

— Percibo que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en las últimas elecciones presidenciales ha generado expectativas (en todas sus gradaciones y sentidos) en amplios sectores de la sociedad y en el conjunto de las fuerzas políticas mexicanas. ¿A qué circunstancias lo atribuyes?

—El triunfo de AMLO en las elecciones presidenciales del pasado 1° de julio fue un hecho histórico. Con todo y sus matices, se considera como el primer triunfo de las fuerzas progresistas mexicanas en una contienda presidencial, el primero que se respeta, pues ya tuvimos el antecedente del fraude en 1988 y 2006.

Y hay que decir que un sector importante del movimiento que se aglutinó con AMLO representa a una parte de la izquierda, pero hay otras corrientes que se encuentran en espacios diferentes que no compartieron ni la campaña ni los contenidos, y que ya han realizado planteamientos críticos en torno a los primeros pasos que ha dado este nuevo proyecto de gobierno.

Así, las expectativas generadas responden sobre todo a compromisos asumidos como combatir la corrupción, impulsar la austeridad como una bandera de identidad política, lo que le llaman la austeridad republicana, crecimiento económico que permita ampliar la estructura social a través de un amplio andamiaje que incluye becas, subsidios y mayor presupuesto a la educación, a la vez como uno de los mecanismos de combate a las causas que generan la inseguridad y la violencia.

AMLO tenía una frase en la campaña que se refería a este punto: sicarios no, becarios sí. Hay otro ámbito de las expectativas que considero muy importante y tiene que ver con la mayoría legislativa que consiguió la coalición de AMLO en ambas Cámaras del Congreso y en 19 de los 32 estados de la república, lo que ofrece la oportunidad de realizar importantes modificaciones constitucionales.

Por lo menos pensaríamos que algunas de las denominadas reformas estructurales impulsadas por Peña Nieto irán para atrás, como es el caso de la mal llamada reforma educativa y la reforma energética. Habrá que ver qué decisiones de fondo se toman en el Congreso.

—¿Ves alguna posibilidad, aunque sea remota, de que AMLO se constituya en una especie de precursor de un ciclo de “renovación progresista” en la región?

— Existen las condiciones para serlo en la medida en que AMLO tome decisiones de fondo para cerrar el ciclo neoliberal en un México no solo devastado por la pobreza, la desigualdad y la violencia, sino profundamente dependiente de la economía de Estados Unidos.

No solo se requiere combatir a la corrupción y pregonar la austeridad como política distintiva de gobierno. Nuestra realidad necesita cambios y acciones de fondo que realmente ofrezcan un camino diferente a la ruta neoliberal que hemos vivido los últimos 30 años.

Sin embargo, como en este momento no hay planteamientos concretos en torno a esa ruta, resulta incierto el camino que AMLO pueda marcar en México como referente de un segundo aire para las fuerzas progresistas latinoamericanas.

Las señales que han enviado hasta el momento, como por ejemplo el haber participado en las negociaciones del nuevo tratado de libre comercio con Estados Unidos, no resultan muy alentadoras.

Han dicho que se mantendrá en la Alianza del Pacífico y promoviendo las políticas de libre comercio, que en su esencia son parte del neoliberalismo transnacional. Más allá de algunas declaraciones, no se vislumbra que México vea hacia el sur de forma concreta, lo cual considero un error estratégico.

— ¿Considerás que es replicable en México una especie de versión “sui generis” de la gobernabilidad progresista y de la matriz neodesarrollista característica de otros países de la región en la década pasada?

— Todo parece indicar que así será, pero también ello depende en gran medida de las acciones de fondo que se puedan realizar sobre todo durante el primer año de gobierno.

En todo caso, veo al proyecto de AMLO con importantes semejanzas a las experiencias de Argentina, Brasil y Uruguay, un proyecto moderado, que no se plantea en ningún momento modificar las estructuras del sistema económico capitalista, y que en todo caso vislumbra una relación equilibrada con los dueños del capital en aras de cierto crecimiento que permita reducir algunos de los parámetros más extremos de la pobreza y la desigualdad.

El problema es que esa visión no resuelve el problema de fondo. Es una solución en cierta forma pasajera, tan frágil como una próxima elección que implique el retorno a la pesadilla neoliberal, tal y como sucedió en Argentina y con el golpe de Estado en Brasil.

Veo muy lejos este proyecto de otros parámetros como los de Venezuela y Bolivia, que se plantearon una refundación del Estado a través de una Asamblea Constituyente, y todo lo que de ello se ha derivado en términos políticos, económicos y sociales.

 Las violaciones de derechos humanos han sido pan de cada día bajo el gobierno de Peña Nieto, acusado además de posible corrupción.

Las violaciones de derechos humanos han sido pan de cada día bajo el gobierno de Peña Nieto, acusado además de posible corrupción.

— ¿Según tu punto de vista, cuáles serían los fundamentos políticos para gestar una alternativa anticapitalista en México? ¿Cuál sería su agenda de temas?

—El principal fundamento radica en lo que ha significado históricamente el capitalismo para nuestros pueblos: injusticia social expresada a través de la pobreza y la miseria de las grandes mayorías.

Se trataría de construir una agenda que contemple la dignidad humana a partir de estructuras democráticas, que sobre todo rescaten los postulados que los mayas zapatistas han enarbolado desde su levantamiento en 1994 y que se rigen sobre todo por el mandar obedeciendo, por el servir y no servirse. Una forma de organización social, política, económica y cultural en la que todos sean sujetos de derecho, sin distinciones y con plenas condiciones de igualdad.

Un pleno reconocimiento, en los dichos y en los hechos, de las diferentes nacionalidades que conforman a nuestros países, sobre todo hablando de México, con decenas de naciones integradas por las comunidades originarias en un mismo territorio, un espacio plurinacional.

Y cuando hablamos de sujetos de derechos, nos referimos al derecho universal a salud, alimentación, educación, trabajo, cultura, recreación, deporte, el derecho a la participación política plena.

Se trataría de superar el modelo de la democracia representativa y alcanzar una verdadera democracia participativa, sin cúpulas o élites, en la que las responsabilidades públicas no impliquen la oportunidad de enriquecerse o sentirse superiores, sino de servir a una colectividad.

Sin duda, este conjunto de ideas pueden ser compartidas desde muchas trincheras, pero el principal desafío es torcer las históricas divisiones de las izquierdas en México, y generar una plataforma común en que exista el firme convencimiento de la necesidad de superar un sistema que por más reformas y adecuaciones que se le hagan no puede garantizar la justicia social.

El capital, el verdadero ente hegemónico, no conoce de humanidad, ni de igualdad, su sustento es la explotación, la pobreza y la violencia sistémica que genera en la sociedad para mantener los privilegios de una minoría a costa del trabajo y la miseria de la mayoría.

— ¿Cómo caracterizarías desde el punto de vista de su composición social, política e ideológica a la coalición que llevó a AMLO al gobierno?

— Es una coalición multifacética que se generó alrededor de un líder y sus ideas. Desde la óptica de la geometría política, hay quienes la ubican como de centro, centro izquierda o socialdemócrata.

Tal vez esas denominaciones ya no dicen mucho hoy en día, porque en el ámbito partidario mexicano tanto en la izquierda como en la derecha se ha dado un fenómeno de intercambio de banderas, por pragmatismo u oportunismo.

En esta coalición no estuvieron ni están presentes importantes sectores de la izquierda con una larga trayectoria de lucha, destacando el zapatismo y la mayor parte del movimiento indígena, un sector importante de la intelectualidad, movimientos sociales autogestivos como el de Cherán, y otros sectores de la izquierda mexicana.

Aun así, podemos decir que en esta coalición que logró el triunfo de AMLO hay de todo. Desde sectores de izquierda hasta de la derecha. Por ejemplo, el próximo jefe de la Presidencia es uno de los empresarios más poderosos del país. Uno de los partidos que lo apoyaron, el PES, es profundamente conservador. Pero también tienes diputados que provienen de sindicatos combativos como los maestros de la CNTE.

Esa composición heterogénea le puede facilitar el cumplimiento de algunas de las expectativas por las que 30 millones de electores depositaron su confianza en el proyecto.

Sin embargo, esa misma condición puede resultar contraproducente en la medida en que al no ser verdaderamente profundos, los cambios terminen siendo cosméticos. El peligro radica en que, como dice la frase, no se puede ser amigo de todos, y entonces alguien resultará más beneficiado que otro con los resultados de un proyecto de gobierno.

A pesar de algunas señales preocupantes, esperaríamos que el beneficiado sea el pueblo, y que precisamente ahí se puedan ir generando los niveles de conciencia necesarios para darse cuenta que se puede mirar más lejos, que la organización popular puede lograr muchas cosas, y que a partir de diversas experiencias del pasado y del presente, es real que se pueden lograr grandes transformaciones.

Es decir, se puede lograr que la justicia social y la verdadera igualdad son posibles, que un país que tiene tanto, en recursos humanos y naturales, en capacidades y experiencias de lucha, en millones de mujeres y hombres dignos e íntegros, puede dejar de ser lo que es hoy y, como dicen los zapatistas, convertirse en un espacio de democracia, justicia y libertad.

ALGO MÁS

Nayar López Castellanos es Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), profesor-investigador y Coordinador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas de esta Universidad. Autor de numerosos artículos y de varios libros, entre otros: “Del plan Puebla – Panamá al proyecto Mesoamérica”; “Izquierda y neoliberalismo de México a Brasil”, “Perspectivas del socialismo latinoamericano en el siglo XXI”. Además, es Coordinador del capítulo mexicano de la Red de intelectuales, artistas y luchadores sociales en defensa de la humanidad. Sobre todas las cosas, López Castellanos es un intelectual con la cabeza y el corazón puestos en las luchas populares de México y Nuestra América.

 

Miguel Mazzeo
-Rebelión

Seguir leyendo

Entrevista

Vizcarra debe sacar a la gente a las calles

Publicado

en

David Rivera

El retorno de Alan García a la política y la ofensiva fujimorista contra el Ejecutivo no son coincidencia, sino un plan estructurado del aprofujimorismo para intentar defender la actual estructura corrupta del sistema de justicia, según el analista político David Rivera, que en esta entrevista advierte que desmantelar este aparato no será fácil, que AG retorna para mover sus influencias, que el presidente Vizcarra debe liderar la movilización en las calles en defensa de sus reformas.

—¿Qué son capaces de hacer Alan García y Keiko Fujimori para defender el engranaje corrupto del sistema de justicia?

—Eso es proporcional hasta donde quiera llegar Vizcarra, porque el fujimorismo estuvo tranquilo mientras el mandatario estuvo portándose bien para ellos. Incluso cuando se inició el gobierno el fujimorismo parecía la bancada oficialista. Apenas dio su mensaje de 28 de julio eso ha cambiado completamente.

Y eso demuestra que no están dispuestos a dejarlo hacer lo que él quiere, como se revela en las declaraciones de los fujimoristas en las últimas semanas; están comenzando a amenazar con la vacancia.

Incluso algunos tuits de Mauricio Mulder que dicen “El presidente pidió que renunciara Chávarry por haber mentido”, además “El presidente Vizcarra también mintió sobre su reunión con Keiko…” entonces su mensaje es, si estás mintiendo tienes que irte.

Si el Presidente de la República insiste con las reformas, ellos van a intentar golpearlo para deslegitimizar su reforma y si es necesario bajárselo a él.

—¿Les será fácil vacar al Jefe del Estado?

—Para tumbarse a Vizcarra ellos tendrían que tener un elemento como el que tuvieron con PPK, que estaba muy metido en el caso Odebrecht. Pareciera que en el caso Odebrecht el mandatario no tendría ningún problema, porque él no ha estado metido en ningún gobierno con vinculaciones con Odebrecht.

En Moquegua, que recuerde, no hay ninguna obra de ninguna empresa brasileña. Y en los audios Lava Juez no sé si irá aparecer alguna reunión, el tema es que le van a buscar algo de todas maneras.

El conflicto del fujimorismo con PPK comenzó con amenazas verbales, claro que mientras le iban buscando papeles hasta que tuvieron un motivo y lo empujaron con todo. Eso es lo que va a pasar a Vizcarra. Si él insiste intentarán vacarlo.

—¿Cuál sería el rol especifico del retorno de Alan García? ¿Retener el manejo del sistema judicial?

—No creo que García piense que tiene alguna posibilidad política o electoral y si lo cree es porque está desconectado de la realidad. Entonces, él viene específicamente para abocarse a este tema, y ahí sí creo que es peligroso.

Porque si uno conversa con estudio de abogados y mucha gente muy vinculada a este mundo judicial, es muy conocido hace mucho tiempo que García y el Apra tienen jueces y fiscales infiltrados que van a jugar a su favor.

Por ejemplo, si uno quisiera hacer un recuento, vemos que con el tema Orellana y su vinculación con la construcción de los colegios emblemáticos no paso nada a pesar de toda la evidencia que había. Igual lo de Orellana con su vinculación al programa Agua para Todos que promovió el segundo gobierno aprista, tampoco pasó nada.

Alan García volverá para mover sus piezas, de todas maneras, eso me queda clarísimo. Lo de Mulder amenazando a Vizcarra va en esa línea y además sí tienen la capacidad.

—¿Quiénes respaldarán a Vizcarra ?

—Cuando se intenta la primera vacancia de PPK la pierde el fujimorismo, gracias a Kenji, ahí hubo una negociación e indultan al padre. Pero la izquierda, Acción Popular, todos se pusieron a favor de Kuczynski, no porque creyeran en él sino por su antifujimorismo.

Lo mismo para Vizcarra, el antifujimorismo es su carta y él tiene que saber jugarla. Si intentan vacarlo, el antifujimorismo va a poner el pecho por él, más que por PPK, entonces él tiene que darse cuenta que esa es la carta que tiene que mover.

Pero si retrocede y hace lo que quiere el fujimorismo, se va a deslegitimizar como Presidente, porque la gente se va a dar cuenta que se ha tirado para atrás y como que a estas alturas ya no se puede dar.

—Ante la crisis política ¿el Presidente debe convocar al apoyo de la gente en las calles recién cuando Fuerza Popular rechace todas sus propuestas?

—No creo que el Presidente deba esperar eso, él debe apoyarse en las calles desde ya. Si el Parlamento hasta fines de setiembre no ha aprobado ninguna ley, hay que marchar al Congreso, hay que mover a la gente y llenar la avenida Abancay.

 

CAMBIO EN LA JUSTICIA DEBE SER MÁS VELOZ

—¿Qué tan sólidas son las redes corruptas que operan en el sistema de justicia?

—No sé si estamos todos conscientes de la profundidad del problema. Estas redes se construyen durante mucho tiempo. En esas llamadas en las que se tratan como “hermanito”, la red se comporta así de manera natural. Y han llegado a tal nivel de perversión que ya no se trata solo de casos de corrupción, de dinero, sino se trata de mafias que están dispuestas a cambiar la sentencia sobre un caso de violación.

—¿Cómo se puede desmantelar?

—Entonces, eso lo cambias de a pocos, con los riesgos que trae, porque se puede cambiar a los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, comienzas a hacer los cambios hacia abajo. Y demorará años de saber quién es quién y cómo se les saca.

Al respecto tengo dudas, pero creo que el país necesita algo más rápido y el país necesita algo más drástico. ¿Qué cosa es? Eso hay que conversarlo con abogados, para saber lo que permite la Constitución, no sé si es posible nombrar una comisión de notables que se encargue del sistema de justicia por dos años o algo similar a la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) enviada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Hay que comenzar a discutir cuáles son esos escenarios que te permitan hacer el cambio de sistema de justicia mucho más rápido

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Seguir leyendo

Entrevista

Vizcarra: Un outsider en Palacio

Publicado

en

Martín Vizcarra Cornejo saluda a la gente

Con el Mensaje a la Nación del 28 de julio, el Jefe de Estado trazó una línea con el fujimorismo, lo que ha provocado furibundas reacciones de Fuerza Popular en el Parlamento. En entrevista con el Diario UNO, el analista político Luis Davelouis señala que ante la inminente aparición de un outsider, el mandatario interpretó el rechazo popular a los políticos y lanzó su propuesta de reformas. Asimismo, destacó que el fiscal Chávarry se está inmolando pero no se sabe por qué o por quién es claro el blindaje en pared del Ministerio Público con la Comisión Lava Jato a favor de Alan García.

Luis Davelouis

Luis Davelouis

—¿Qué intereses o presiones motivan a Keiko a ordenar a su bancada y aliados que defiendan a personajes como Moisés Mamani?

—Da la impresión de lo que necesita es mantener la mayoría importante en el Parlamento, sobre la que además tenga a discrecionalidad completa, eso hasta ahí es evidente; independientemente del hecho de que le genere cuestionamientos, deslegitimización, y al margen de que a la señora Yesenia Ponce se le ha suspendido.

Tiene que ver con los planes del fujimorismo de defender determinadas posiciones, como por ejemplo al actual Fiscal de la Nación, además se está empezando a hablar de este enfrentamiento con el Ejecutivo, entonces no pueden ser menos. Es una especie de defensa, de tratar de mantener aglutinada la mayor cantidad de fuerzas que tenga. El resto les importa poco.

OUTSIDER

—Desde el fujimorismo se ha calificado en algunos casos de populismo al mensaje del 28 de julio del presidente Vizcarra. Ellos no esperaban esta intrépida actitud…

—A estas alturas, es claro que no esperaban ese tipo de respuesta del Gobierno, aunque por lo general el plebiscitarismo es populista. Porque preguntarle a la gente sobre temas técnicos como la bicameralidad o cosas por el estilo, no tiene tanto sentido.

En realidad nos estamos distrayendo, porque la movida es eminentemente política, lo que quería Vizcarra, y lo ha conseguido, es ponerse adelante de la indignación y del hartazgo general que hay contra la política en todo su espectro, porque no solo es contra el fujimorismo, y eso se refleja también en el Congreso.

Es cierto que es cada vez más difícil, escindir la figura de Fuerza Popular y Keiko Fujimori del Legislativo, pero la verdad es que la gente está harta no solo de Keiko y de su gente, sino en general de los políticos.

Y por eso, lo que temíamos muchos, es que esto llevará, inevitablemente, en algún momento, a la elección de un outsider.

—¿Eso explica la actitud de Vizcarra?

—Lo que ha hecho Vizcarra es convertirse en ese outsider sentado en Palacio de Gobierno, es alguien que no tiene partido, que no tiene representación, es alguien que ha llegado casi de suerte a su cargo actual, casi como Alejandro Toledo en su momento, a quien la Presidencia le cayó en la cabeza, porque él pasaba por ahí. Y Toledo hasta fujimorista había sido, no lo olvidemos nunca.

Y de pronto Vizcarra ha visto esta oportunidad y se ha puesto delante de la indignación general, y eso ha tenido réditos en términos de aprobación inmediata.

Más allá del hecho de que esto le dé aprobación, en la cabeza de algunos puede ser efímera y poquita, en términos de lo que se puede hacer con esto, del poder que eso te da; es capital político y a la larga uno se empieza a dar cuenta. Y estoy seguro que vamos a empezar a verlo en que la capacidad de convocatoria que van a tener las iniciativas de Fuerza Popular van a ser cada vez menores.

Porque ellos mismos se asumen tan tóxicos, al acusar al presidente Vizcarra de estar contaminado, por haberse juntado con ellos y no haberlo contado. Tampoco es que todo el mundo se le va a poner en contra al fujimorismo porque es difícil y no creo ocurra, pero habrá menos apertura a responder a sus convocatorias y a lo que puedan proponer. Juntarse con Fuerza Popular en este momento es como colgarse una piedra al cuello.

CHÁVARRY INMOLÁNDOSE

—Hace unos años, Facundo Chinguel se inmoló por Alan García y por el Apra en el caso narcoindultos. Hoy vemos al fiscal de la Nación Pedro Chávarry cumpliendo un rol similar atrincherado en su cargo con el respaldo de Fuerza Popular, lo que significaría un blindaje a las investigaciones que se realizan a la ‘Señora K’ y a AG.

—Diera la impresión después de ver el resultado de la Comisión Lava Jato, que básicamente solo una veintena de las adendas se dieron en el segundo gobierno de Alan García, y Odebrecht solo sobornó a funcionarios de segundo nivel, que no tenían ningún poder de decisión, y García no está investigado

Entonces es claro que podría haber un ánimo de blindaje desde este grupo parlamentario manejado por el fujimorismo. Siendo los únicos investigados los expresidentes Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo, que están bien acusados.

—¿Entonces es cierto que hay un juego en pared entre el fujimorismo y la Fiscalía de la Nación?

—Lo de jugar en pared con el Ministerio Público tiene sentido, porque el único que puede investigar y lanzar acusaciones constitucionales contra altos funcionarios del Estado es el Fiscal de la Nación.

Y si bien no tiene injerencia directa en lo que hacen los fiscales, porque las fiscalías son unidades autónomas hasta cierto punto en lo que compete a sus funciones, sí está a la cabeza de la estrategia de los casos grandes.

A Pedro Chávarry como persona le convendría más que a nadie de esa situación, porque está sentado en una papa caliente; salir de ahí y mantener un perfil bajo. Pero hay alguien o varias personas que están muy interesadas en mantenerlo en ese cargo.

Y de alguna forma está inmolándose por una causa, no sabemos cuál, puede ser la propia, no sé, porque a él le convendría mantener mucho más un perfil bajo, porque van a seguir investigando, revelándose más cosas.

ALGO MÁS

…lo que quería Vizcarra, y lo ha conseguido, es ponerse adelante de la indignación y del hartazgo general que hay contra la política en todo su espectro, porque no solo es contra el fujimorismo, y eso se refleja también en el Congreso.

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Seguir leyendo

Lo más reciente

Bancada fujimorista de Fuerza Popular Bancada fujimorista de Fuerza Popular
Políticahace 14 horas

Fujimorismo tiene doble discurso

Pese a que el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, confía que se aprobará los cuatro proyectos de reforma política y...

Marcha protesta CGTP Marcha protesta CGTP
Políticahace 14 horas

Sin referendo no hay reformas

Existe la posibilidad de que el Parlamento apruebe la propuesta de reformas presentada por el Ejecutivo, pero que no apoyen...

Pedro Gonzalo Chávarry - Héctor Becerril Pedro Gonzalo Chávarry - Héctor Becerril
Políticahace 14 horas

Keikismo intenta salvar a Chávarry y Becerril

La decisión de última hora del fujimorismo, de aplazar sin fecha el debate y la votación de los informes acusatorios...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 14 horas

Vizcarra habla hoy en la ONU

El presidente Martín Vizcarra, presentará hoy ante la 73 asamblea general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) las condiciones...

Desmienten rumor contra Presidente Vizcarra Desmienten rumor contra Presidente Vizcarra
Políticahace 14 horas

Desmienten rumor contra Presidente

Palacio de Gobierno desmintió ayer la versión pública acerca de que el presidente Martín Vizcarra se ha aumentado el sueldo...

Luis Benavente Luis Benavente
Políticahace 14 horas

Debate aumentó confusión electoral

Mucha expectativa de los medios de comunicación, pero poca de la población de Lima provocó la presentación del primer grupo...

Daniel Urresti Daniel Urresti
Políticahace 15 horas

Urresti alista alegato final ante sentencia

El candidato a la Alcaldía de Lima, general en retiro Daniel Urresti, hará este jueves su “defensa personal”, como último...

Renzo Reggiardo Renzo Reggiardo
Políticahace 15 horas

Mejor es reírse

Nadie me quiere, todos me hacen bullying

Jo-Marie Burt Jo-Marie Burt
Políticahace 15 horas

La voz clara

“La confirmación de la sentencia contra militares por la masacre en Accomarca es una gran victoria para los y las...

Richard Arce Richard Arce
Políticahace 15 horas

La palabra

“Nuestro rechazo a la prepotencia de la empresa Backus que prefiere ‘terruquear’ a los dirigentes sindicales, antes de respetar los...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.