¿Qué pasó con los bloqueadores de celulares?

Especialista en seguridad advierte que se ha abandonado la instalación de bloqueadores de celulares. Presidios siguen siendo los centros de operaciones de la delincuencia.

Presos detenidos en cárcel INPE policía

ALEJANDRO ARTEAGA

Hace 4 años que se otorgó la licitación para la instalación de bloqueadores de celulares en Lima y en el interior del país con la finalidad de evitar que estos presidios sigan siendo el “centro de operaciones” de la delincuencia pero lamentablemente esto no ha ocurrido.

“Lo primero es que causa extrañeza que se esté hablando de bloqueadores de llamadas desde hace años y no haya mejorado la seguridad en los penales. Pero tampoco hay un buen sistema de cámaras, sigue el hacinamiento, la delincuencia maneja en estos presidios temas extorsivos y los asaltos a bancos”, dijo César Ortiz Anderson, presidente de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana (APROSEC).

De otro lado está la afirmación del propio exministro de Justicia Aldo Vásquez, quien reconoció que el 73% de la criminalidad se organiza y dirige desde las cárceles, sobretodo en casos vinculados a extorsión y sicariato.

“Hablando claro, esto no es solo consecuencia de la autorregulación de las cárceles por los presos, que se dan el lujo de presentar en Facebook, su consumo de marihuana, cocaína y hasta su mascota un pitbull en sus celdas, esto es la corrupción del INPE y del personal policial en forma manifiesta”, dijo el especialista.

SOLO EN DIEZ PENALES
El año pasado, el gobierno anunció el funcionamiento del sistema de bloqueo de celulares, señal inalámbrica y de WI-FI en los penales de Ancón I y Ancón II con lo que se llegaba a diez centros de reclusión con este sistema.

Sin embargo la meta fijada por las autoridades es llegar a bloquear las llamadas en 33 penales, es decir el 90 % de la población carcelaria.

Pero pese a que la instalación de estos sistemas avanza a paso de tortuga, el proceso no ha escapado de reclamos por parte de la empresa Prisontec (encargada de la instalación y monitoreo).

“Lo que no puedo entender es que el Estado permite un sistema seguro y uno inseguro. El negocio que era del celular, ahora está bloqueado, pero ahora se ha convertido en la venta de tarjetas ¿Quiénes las venden? El INPE”, dijo el año pasado, Tito Fernández, gerente de Prisontec.

Ortíz recomendó que el Inpe asuma vigilancia externa de de penales.

Ortíz recomendó que el Inpe asuma vigilancia externa de de penales.

PELIGROSA UNIÓN
Ortiz Anderson advirtió que las autoridades han juntado a los delincuentes más peligrosos en penales del interior del país sin medir las consecuencias que esto podría tener. Incluso recomendó retirar a la Policía de la seguridad externa de los penales y encargar dicha función al Inpe, incluso dijo que el Ejército podría apoyar en este tarea.

“El Inpe debería encargarse de la seguridad externa de los penales y retirar a la Policía.El Ejército podría encargarse de la parte externa de algunos presidios como Challapalca a donde han ido delincuentes ranqueados como “Caracol”, “Gerald Oropeza”, lo que pasa es que estos penales se están convirtiendo en una bomba de tiempo por la presencia de delincuentes de alta peligrosidad que pueden provocar un motín en cualquier momento”, dijo Ortiz Anderson.

Presos detenidos en cárcel INPE policía

SEGÚN TEST SICOLÓGICO
Delincuentes no se arrepienten

Otro punto importante en la seguridad es la labor resocializadora en los penales. Los resultados de un test sicológico realizado por la psicóloga de la Dirincri, Silvia Rojas, a 30 avezados delincuentes del penal de Lurigancho, indicaron que ninguno mostró signos de arrepentimiento alguno, ni deseo de cambio y resocialización, además confirmaron que son extremadamente violentos y no tienen tolerancia a la frustración, sus perfiles psicológicos los definen como individuos violentos, calculadores, manipuladores, fríos y cínicos.

Presos detenidos en cárcel INPE policía

MUJER DETENIDA EN CHORRILLOS
Vuelven los colombianos

Sobre la presencia de una colombiana en el grupo de delincuentes que fueeon detenidos en Chorrillos con armas de guerra, Ortiz Anderson recordó que bandas de “raqueteros” integradas por ciudadanos de este país ya fueron desarticuladas por la Policía.

“Los delincuentes colombianos ya han sido detenido por integrar bandas dedicadas al raqueteo en San Miguel, Callao, Pueblo Libre, esto no es nuevo pero lo peligroso es que se les deje libres”, dijo.

Policía deteniendo asaltantes presos delincuentes patrullero

EN LINCE
Caen cuatro “raqueteros” tras persecución

Agentes del Escuadrón de Emergencia Centro capturaron a cuatro raqueteros que minutos antes habían arrebatado dinero en efectivo y un celular a dos transeúntes en la cuadra 8 de la avenida Arequipa.

Los detenidos fueron identificados como Brayan Castillo Pando (19), Gregory Peláez Casas (29), Luis Diego Chávez (28) y Néstor Príncipe Echegaray (23).

Las víctimas denunciaron el robo de 1,000 nuevos soles y dos celulares a manos de tres delincuentes, uno de ellos provisto con un arma de fuego. Luego los malhechores fugaron en un vehículo de color plata donde se encontraba otro cómplice. La Policía logró la captura de los delincuentes mientras que el auto donde escaparon fue ubicado en el cruce de Pardo de Zela con Petit Thouars.

Presos detenidos en cárcel INPE policía

ADVIERTE LA POLICÍA
En Trujillo operan 15 bandas

Acciones de inteligencia de la Policía permitieron identificar a unas 15 bandas de ‘”marcas” y extorsionadores que operan en Trujillo y estarían detrás de los últimos hechos delictivos perpetrados en esta parte del país.

La Policía indicó que centrará su trabajo en combatir a estos grupos delictivos, que siguen azotando a los trujillanos. Para eso se ha conformado un grupo especializado de 50 agentes capacitados en temas de investigación, quienes se encargarán de seguir y capturar a los integrantes de estas redes criminales.

El año pasado, según las autoridades, se cometieron más de 40 asaltos bajo la modalidad de ‘marcas’ en la provincia de Trujillo.

SISTEMA ENFERMO
“El sistema penitenciario es una de las patas de la mesa de la seguridad ciudadana, que como sabemos no solo cojea, sino tiene una profunda cuadriplejía”, dijo Ortiz Anderson.