“Fujimorismo quiere tirarse abajo a la Corte IDH para asegurarse el indulto”

Augusto Álvarez Rodrich recuerda a un fujimorismo históricamente peleado con la justicia internacional.

“Fujimorismo quiere tirarse abajo a la Corte IDH para asegurarse el indulto”

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

En entrevista al Diario UNO, el periodista y presidente del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), Augusto Álvarez Rodrich, nos dice que el 2018 es un año de definiciones y da sus apreciaciones respecto al intento fujimorista de echarse abajo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, las sanciones a las empresas asociadas a la corrupción y el desenlace que podría tener la presidencia de Kuczynski.

Miembros del TC apoyados por la Corte IDH. “Si no cumplimos los acuerdos somos un país paria”.

Miembros del TC apoyados por la Corte IDH. “Si no cumplimos los acuerdos somos un país paria”.

—¿Considera buena o mala la noticia para la democracia peruana que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ordenara al Congreso archivar la denuncia contra los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC) por el Caso El Frontón?
—Más allá del impacto positivo o negativo de los fallos de la corte, estos se deben cumplir. La discusión de si conviene o no es secundaria; el Estado peruano debe someterse de todas maneras.

—¿Pero su posición personal?
—Mi opción personal es que es un buen fallo, que sí favorece a la democracia peruana. Favorece a la independencia y autonomía que tiene el Tribunal Constitucional.

—Tratándose de un Congreso con mayoría fujimorista, ¿podrían desacatar el fallo?
—Entiendo que no. Galarreta puede decir lo que quiera pero el Estado peruano no pude incumplir el fallo de una corte a la cual se ha sometido; sería ilegal hacerlo.

—Desde los años 90 el fujimorismo tiene un rechazo hacia todo organismo supranacional ¿esto no puede cambiar?
—El fujimorismo se ha movido siempre al margen de la legalidad, pasándose de un lado a otro y cuando actúan de manera sinuosa, es normal que se enfrenten a organismos como la Corte Interamericana, que no les da la razón.

—¿Qué implicaría que el Perú se retire de la Corte IDH?
—Sería lamentable. El Perú es uno de los países que recurre más a la Corte IDH, y a esta corte asiste quienes sienten que se ha mellado sus derechos fundamentales, por tanto es muy importante. Un país que no cumple con los acuerdos a los cuales uno se somete, se convierte en un paria. No hubiésemos podido demandar a Chile En La Haya porque hubiéramos estado fuera del sistema internacional de justicia.

Desde siempre el fujimorismo ha estado peleado con este ente supranacional.

Desde siempre el fujimorismo ha estado peleado con este ente supranacional.

—¿Los ataques a la corte responderían a un intento por consolidar el indulto a Alberto Fujimori?
—Sin la menor duda. El fujimorismo quiere que el Perú abandone la Corte IDH y cualquier otro organismo que cuestione el indulto a su líder Alberto Fujimori. Ese es el motivo de sus ataques. El fujimorismo quiere tirarse abajo la corte para asegurarse el indulto.

LAS ESTRATEGIAS

—Estamos a pocas horas de vencer el plazo de vigencia del Decreto de Urgencia 003 y todavía no hay reparación civil contra las empresas involucradas en corrupción. ¿Algo deberá pasar para evitar la impunidad?
—Lo que estamos esperando es un decreto antes de que venza el DU 003, para ser reemplazado. Sino el país queda en desprotección jurídica frente a estas empresas involucradas en la corrupción. El Estado tiene que ver cómo garantiza las reparaciones civiles. Lo otro importante es que tiene que salir una norma por el Ejecutivo o por el Congreso porque no podemos quedar en un vacío.

—¿Las sanciones a Odebrecht y sus asociados generarán su salida del país?
En este contexto, hay que ser muy hábiles en el país para combinar dos objetivos: Uno, que se haga justicia con empresas que cometieron actos de corrupción pero junto con eso hay que armonizarlo para que el país no se pare y se minimice la pérdida de puestos de trabajo por empresas que puedan parar. Hay que armonizar esas dos cosas. Una continuidad de la marcha económica, sanciones a empresas que han hecho actos de corrupción.

—¿Cómo se aborda este problema en otras partes?
—Cuando uno revisa la experiencia internacional en esos temas, la idea general que prima es que se sanciona directamente a las personas responsables, quienes cometieron esos delitos. También se sanciona a la empresa, vía una multa, y eso lo paga el accionista a través de la empresa, debido a la negligencia de sus ejecutivos. Pero en ningún caso eso significa la muerte de la empresa.

—El Legislativo dijo que recién verán el Proyecto de Ley presentado por el Ejecutivo en marzo, ¿considera que hay un acto de rebeldía por tratarse de un tema tan sensible como la impunidad?
—El Ejecutivo ha debido ser más rápido al presentar su Proyecto de Ley con mayor tiempo y no faltando cuatro o cinco días… esto está mal. Por otro lado, para el Congreso ese no es un tema nuevo, ya se había discutido y, debido a la premura y la negligencia del gobierno por no agilizar su proyecto, tenía que responder rápidamente. Pudo sacar una norma jurídica para ver cómo combina la continuidad de las empresas con la salvaguarda de los intereses del estado. Lo que tienes que lograr es cómo creas incentivos para que las empresas involucradas en actos de corrupción, contribuyan con la justicia.

—Sobre esto último, ¿la justicia peruana ha cedido al negociar la colaboración eficaz? ¿La nueva norma podría incluso condonar o disminuir la reparación civil en aras de que hablen?
—Lo que la anterior norma decía es que para que las empresas puedan someterse a actos de colaboración eficaz, no le daba ningún beneficio y eso no convenía en absoluto colaborar con la justicia. Ahora, de aprobarse la nueva norma, existen incentivos para saber toda la verdad.

—Para la próxima legislatura ¿hay probabilidades que prospere la vacancia a PPK?
—Están abiertas todas las posibilidades; en última instancia eso dependerá de lo que le convenga a Keiko Fujimori pero siento que ella ha ido cambiando en la última semana sobre la idea de ir más rápido. La señal que dan es confusa. Si escuchas a Becerril sientes que la vacancia la van a dar pasado mañana pero si escuchamos a otros fujimoristas pareciera que están pensando en hacerlo en marzo o de repente podrían extenderlo y ver algunos beneficios si es que mantienen a una especie de presidente zombi o muy débil. Mantenerlo también podría serles por ahora, un buen negocio político… como el vals “Aurora” que dice: “que sufra mucho pero que nunca muera”, hasta que cuando te convenga, lo subes a un avión y no regresa más.

“Su declaración (de PPK) va a estar muy amarrada a Odebrecht”.

“Su declaración (de PPK) va a estar muy amarrada a Odebrecht”.

Barata hablará pensando en los intereses de Barata

—¿Este año es de definiciones?
—Sí; creo que hay dos fechas importantes para definir este año las cosas en el país: el 16 de junio fecha en que debuta Perú ante Dinamarca. La más cercana es este 27 que habla Jorge Barata.

—¿Si habla Barata todo lo que sabe, terminará de hundir a PPK o cree que ya tocó fondo?
—No tengo ni la menor idea de lo que vaya a decir Barata; lo que sospecho es que hablará según los intereses de Odebrecht en el Perú. Su declaración va a estar muy amarrada a Odebrecht. También entiendo que hay fiscales buenos y capaces; su labor será “cucharearlo”, interrogarlo para sacarle toda la información que se requiere.

—¿Se espera que también se diga todo sobre Alan García y Keiko Fujimori o una vez más saldrán limpios?
—Entiendo que preguntarán de todo porque son fiscales buenos y que no están amarraos con ninguno de los partidos. Precisamente por eso la Fiscalía está tan atacada.

Pedro Pablo Kuczynski

Es difícil que PPK llegue al 2021

—¿PPK llegará al 2021?
—Es tan difícil que pueda llegar. Yo creo que los actos que ha realizado con Odebrecht son cosas que dejan muchas dudas pero no siento que tengan contundencia como para una decisión tan fuerte como la vacancia. Si lo compara con lo que se le acusa a Alan García o a Keiko Fujimori, esto no es tan grave. Para tirarse a un contralor te lo tiras en dos meses y a un presidente te lo “palomeas” en tres días. Veo a un presidente tan debilitado, sin apoyo de la opinión pública, sin respaldo en el Congreso ni del empresariado. Lo menos preciso ahora es que dure hasta el 2018, yo creo que no llega al año… pero todo dependerá de lo que le convenga a los actores políticos.