Queremos que nuestros hijos vivan sin temor

Cientos de personas marcharon ayer exigiendo duro castigo para los violadores de niños pero también seguridad. Limeños demandaron pena de muerte y cadena perpetua para agresores.

Marcha Jimena renace

ALEJANDRO ARTEAGA

Cientos de personas se movilizaron por las calles del Cercado de Lima en la “Marcha por la Justicia, Seguridad y Paz para los Niños y Niñas”, que se realizó en general de manera pacífica aunque con algunos roces de parte de grupos que exigían la pena de muerte para los violadores de niños.

La reunión y partida se produjo en la comisaría de Canto Rey, en SJL, con destino al centro de Lima.

Vecinos de San Juan de Lurigancho abordaron más de diez buses en los que se desplazaron hasta la Plaza San Martín. Allí se les unieron familias de distintos distritos de la capital hasta que a las 6 de la tarde partieron a Palacio de Justicia en medio de gran cantidad de policías.

“No se toca, no se viola, no se mata”, o “En estos momentos una niña está siendo violada”, fueron algunos de los mensajes que se apreciaron durante esta masiva movilización que tuvo algunos roces en el cruce de Nicolás de Piérola con Pachitea debido a que un fuerte cordón policial les impidió el paso.

Minutos después la movilización continuó pero con ataques a las autoridades.

Los niños se sumaron a la marcha.

Los niños se sumaron a la marcha.

QUEREMOS VIVIR EN PAZ
En conversación telefónica con este diario, Jorge Vellaneda, padre de la pequeña Jimena, dijo que la marcha fue para exigir uncastigo ejemplar al asesino de su hija pero también para que las autoridades entiendan que no pueden dejar libres a los violadores. “Algunos policías no investigan bien, tienen desidia y si llega el caso a un juez ocurre que faltan pruebas y es dejado libre (el violador). Debe haber un mecanismo por el cual no sea liberado y si faltan pruebas que siga en prisión”, dijo Vellaneda.

PENA DE MUERTE
La mayoría de asistentes a la marcha se mostró a favor de la pena de muerte para los violadores de niños. Con carteles en mano y gritando consignas a favor de la pena capital, madres de familia demandaron al gobierno que se castigue con la muerte a los agresores sexuales.

“Ya no queremos más niños muertos o violados, si alguien agrede a un menor que sea ejecutado, a ver si así dejan de atacar a tanto indefenso”, dijo una pobladora de San Juan de Lurigancho.

“Exigimos que se apruebe la pena de muerte y que nos retiremos del Pacto de San José”, dijo otro asistente.

Varios colectivos se unieron a la marcha a nivel nacional. Por ejemplo, en Chimbote, Trujillo y Piura. Lo mismo en Arequipa, Cusco, Ilo, Moquegua, e Ica, así como Mala, Huánuco, Chanchamayo, Satipo, Pucallpa e Iquitos. En las redes sociales dejaron mensajes de apoyo para la familia.

A la ministra Mercedes Aráoz  le sobrevino súbito llanto al abrazarse con la madre de Jimena victimada en San Juan de Lurigancho.

A la ministra Mercedes Aráoz le sobrevino súbito llanto al abrazarse con la madre de Jimena victimada en San Juan de Lurigancho.

LA PROMESA DE MERCEDES ARÁOZ
“Ese tipo se debe podrir en la cárcel”

La presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, recibió a Diana Ruiz y Jorge Vellaneda, padres de la menor de 11 años que fue cruelmente asesinada en San Juan de Lurigancho.

Entre lágrimas, Mercedes Aráoz le dijo a Diana Ruiz que César Alva Mendoza, violador y asesino de la menor, recibirá el castigo que merece. “Nunca va a salir; lo lamento tanto”, le dijo la titular de la PCM entre lágrimas.

Al terminar la cita, la también legisladora de Peruanos por el Kambio brindó declaraciones.

“Hemos tenido una muy larga conversación. No solo porque es un tema horrible, sino porque esto compromete a la Nación cambiar una cultura machista. Nos comprometemos a trabajar en eso”, dijo.

Agregó que para revertir las cifras de violencia contra menores se tiene que trabajar desde todos los frentes, por lo que emplazó al Congreso y al Poder Judicial a trabajar con el Ejecutivo mancomunadamente.

“Vamos a apoyar a esta familia para que este caso no quede impune de ninguna manera. Ese criminal tiene que ir con la pena máxima, que es cadena perpetua. Ese tipo se debe podrir en la cárcel”, comentó Aráoz a la prensa.

Solidaridad con la niña victimada por el monstruo de SJL.

Solidaridad con la niña victimada por el monstruo de SJL.

FAMILIARES DE DESAPARECIDAS
Protestan frente a la Dirincri

Los familiares de mujeres desaparecidas protestaron frente a la Dirincri y denunciaron la inacción y la demora de la Policía en la investigación de los casos.

Portando carteles y fotos, denunciaron la indiferencia y el olvido por parte de las autoridades y el Estado frente a los reportes de la desaparición de sus seres queridos.

“En el caso de Stephanie Cárdenas la fiscal nos dijoque va a dar el cierre temporal, lo que significa que van a cerrar el caso, nos van a regresar a Dirincri para que ellos hagan las investigaciones”, denunció un familiar de Stephanie, que desapareció tras salir con una prima en el cono Norte.

También estuvieron los parientes de Shirley Villanueva, la ingeniera geográfica de San Marcos que desapareció luego de ver el partido de Perú – Venezuela en San Miguel junto a tres amigos.

Ana María Choquehuanca

POR VIOLENCIA CONTRA MENORES
Ministra de la Mujer: “Todo funciona mal”

La ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, siente una enorme decepción y no pudo evitar derramar algunas lágrimas ante la ola de violencia en contra de los menores de edad.

“Por todo lado donde miro, direcciono mis acciones,pero esto es un problema nacional. Estoy consternada y tengo que armarme de valor porque estoy frente a la cartera. Todo funciona mal, todo funciona mal. Pero es hora de que algo funcione bien”, expresó Choquehuanca.

La ministra reconoció que hay un gran problema para recoger las denuncias, por lo que se hace necesario ampliar la presencia de los Centros de Emergencia Mujer dentro de las comisarías.

EL CASO NICOLE
A la marcha también llegaron familiares de menores desaparecidos como es el caso de la madre de Nicole De La Cruz Carrero de 16 años, de quien no se sabe nada desde diciembre del año pasado.“Que la Policía siga investigando, que no se olviden de mi niña”, dijo su madre Esther Carrero.