Fiscal del caso “AG” no movió ni un dedo para interrogar a Jorge Barata

Pese a la relevancia del viaje a Brasil que realizarán Germán Juárez y José Pérez para determinar si los excandidatos presidenciales recibieron coimas de Odebrecht, y las sugerencias de sus colegas del Ministerio Público, el fiscal José Castellanos, que investiga a Alan García por lavado y corrupción, se quedó de brazos cruzados.

Alan García Pérez

EDUARDO GARCÍA

Si bien los fiscales antilavado Germán Juárez Atoche y José Domingo Pérez viajarán en los próximos días a Sao Paulo, Brasil, para interrogar a Jorge Henrique Simoes Barata sobre las coimas que habrían recibido Alan García, Keiko Fujimori y Ollanta Humala, a la Fiscalía de la Nación le sigue preocupando un detalle.

Fuentes de la Unidad de Cooperación Internacional del Ministerio Público, dirigido por Alonso Peña, indicaron al Diario UNO que el fiscal José Castellanos, a cargo de investigar a García por lavado de activos y corrupción, no ha movido ni un dedo para tramitar el mismo viaje junto a sus colegas Juárez y Pérez.

Ningún oficio con dicha intención fue remitido por el despacho de Castellanos a dicha Unidad, sabiendo que la visita a Brasil se ha venido anunciando desde hace meses. Su intervención pudo haber aclarado las diversas aristas que tienen que ver con su investigación, teniendo en cuenta que Marcelo Odebrecht habló largo y tendido sobre “AG”.

Entrevistado por este diario en enero pasado, el propio fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, dijo lo siguiente: “Espero que Castellanos plantee un viaje también en su estrategia, en su plan de trabajo; pero yo no puedo imponerle las diligencias que debe realizar (debido a la autonomía que caracteriza al personal del Ministerio Público)”.

Pablo Sánchez
“Espero que Castellanos plantee un viaje también en su estrategia, en su plan de trabajo; pero yo no puedo imponerle las diligencias que debe realizar (debido a la autonomía que caracteriza al personal del Ministerio Público)”, dijo el fiscal de Nación a este diario.

Desde el subsistema especializado en Delitos de Lavado y Pérdida de Dominio, dirigido por Rafael Vela Barba, también lamentaron la “inoperancia” de Castellanos, quien tiene en sus manos el caso García sin tener mayores resultados. “Era una gran oportunidad para él, pero desconocemos por qué la dejó pasar”, dijo el informante.

Indicaron además que “ya es demasiado tarde” para que el hombre a cargo de las pesquisas que sindicarían al expresidente aprista de formar una organización criminal similar a la “camorra italiana”, formule un pedido de tales características, debido a que se encuentra fuera de tiempo, porque la justicia de Brasil “ya cerró este capítulo”.

José Castellanos
El Diario UNO descubrió que el fiscal formuló un pedido internacional al Principado de Liechtenstein que, al poco tiempo, rebotó porque estaba pésimamente elaborado.

Desde la Fiscalía Antilavado se espera que José Castellanos, al menos, solicite a sus pares que interrogarán a Jorge Barata, el hombre que lo sabe todo sobre los sobornos de Odebrecht, las confesiones que tienen que ver con el caso García, con la finalidad de incluirlas en su carpeta y, a partir de ellas, reformular nuevas diligencias.

Esta publicación informó en diciembre pasado que Jorge Barata hablará de todo, en especial sobre el vínculo entre la empresa Odebrecht y los líderes políticos Alan García, Keiko Fujimori y Ollanta Humala. Desde esa fecha, su predisposición fue siempre aclarar todos esos casos, en los que está obligado a decir la verdad.

Los antecedentes de Castellanos no hablan muy bien de él. Diversas denuncias periodísticas revelan que sus investigaciones referidas al entorno de García pasaron por agua tibia. Es más, en una oportunidad pasó al archivo el proceso indagatorio. Pero al poco tiempo lo reabrió bajo las mismas premisas. Fue calificada como una investigación “bamba”.

Por si fuera poco, el Diario UNO descubrió que el fiscal formuló un pedido internacional al Principado de Liechtenstein que, al poco tiempo, rebotó porque estaba pésimamente elaborado; es decir, no cumplía con los estándares mínimos de rigurosidad que exigía la justicia de dicho país soberano. También fue catalogado como un “mamarracho”.

Desde esa ocasión, las autoridades de la Fiscalía de la Nación no pierden de vista el trabajo que viene realizando. El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, se comprometió a echarle un vistazo a su trabajo -sin interferir en su autonomía-, sobre el cual pesan serias dudas ya que este podría volver a ser archivado al no actuarse las diligencias correspondientes.

El Diario UNO intentó comunicarse por teléfono con el fiscal José Castellanos, para conocer las razones por las cuales optó por mantenerse al margen de las diligencias que están en los ojos de la ciudadanía desde que salió a la luz el escándalo de corrupción. Sin embargo, al cierre de esta edición, no se obtuvo respuesta.

ALGO MÁS
Los fiscales Juárez y Pérez interrogarán a Barata el 27 y 28 de febrero, respectivamente, para recoger su testimonio. El jefe de la Unidad de Cooperación Internacional, Alonso Peña, no participará. Quienes sí lo harán serán el fiscal superior Rafael Vela Barba y los adjuntos de los arriba mencionados.