“El indulto ha generado más ingobernabilidad en el país”

Vicente Zeballos dice que la verdad es que llegarán tiempos bastante complicados políticamente.

Vicente Zeballos

RAMIRO ANGULO MACHIAVELLO

El legislador Vicente Zeballos, junto a Gino Costa y Alberto de Belaunde, renunció a la bancada de Peruanos por el Kambio (PPK) luego que el presidente Kuczynski indultó a Alberto Fujimori. Hoy, los tres forman el “Grupo de Congresistas Independientes” y han prometido trabajar a favor de la democracia, de los derechos humanos, en pro de la llamada revolución social y en contra de la corrupción.

Tras el reciente nacimiento público de este pequeño pero importante grupo legislativo, el congresista Vicente Zeballos, habló con el Diario UNO sobre diversos temas de coyuntura como la propuesta de una nueva vacancia a PPK, el fallo que dará la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el indulto, sobre el fujimorismo y sobre el rol que jugarán en el Parlamento luego de nueva composición que este ha adquirido tras la liberación de Fujimori.

PPK prometió hacer cumplir las condenas. En campaña nunca habló de indulto sino de arresto domiciliario.

PPK prometió hacer cumplir las condenas. En campaña nunca habló de indulto sino de arresto domiciliario.

—¿Qué le parece que la izquierda esté promoviendo una nueva moción de vacancia presidencial?
—Creo que no hay que desnaturalizar la figura de la vacancia presidencial. Consideramos que su enmarcación constitucional determina que sea una medida extrema que no percibimos en estos momentos. Tenemos que evitar, en lo posible, que esto se instrumentalice políticamente porque ya parece que la vacancia se está usando como una interpelación, como un grupo de congresistas independientes consideramos que la vacancia podría darse, pero, cuando haya elementos sustantivos e irreprochables que de una manera le den una sostenibilidad propia.

—¿Estas cinco visitas que Barata hizo a Pedro Pablo Kuczynski o las transacciones financieras en las que el presidente se habría financiado a través de las empresas Westfield o First Capital no serían pruebas sólidas?
—Son elementos, pero que tienen que estar sujetos a un nivel de contraste, nosotros de ninguna manera podemos sustituir al Poder Judicial o a una comisión investigadora. Nosotros tenemos solamente la nota o el reporte periodístico, pero no tenemos mayores elementos de juicio, pedir la vacancia de un presidente es prácticamente recurrir a una función sancionadora y para llegar a esa circunstancia límite cada parlamentario debe estar premunido de información sólida.

—¿Qué le parece que PPK haya insinuado que va a declarar en Lava Jato luego que Barata hable ante los fiscales peruanos?
—Esa insinuación obviamente le resta seriedad porque una vez que empezó el proceso de vacancia mediante un documento dijo que se iba a presentar y ahora decir que va a declarar después de lo que haga Barata me parece sencillamente estar jugando con la expectativa que tiene el país respecto a este tema.

—¿Esto lo perjudicaría más?
—Generaría mayor desconcierto, generaría mayor desconfianza ante la opinión pública.

La salida de Fujimori complicó al gobierno de PPK.

La salida de Fujimori complicó al gobierno de PPK.

VACANCIA

—¿Cree que el fujimorismo (keikismo) se resista a apoyar la vacancia que plantea la izquierda?
—Entiendo que han tenido una reunión con el señor Salaverry, Miguel Torres y en una de esas reuniones han desistido de poner al indulto como una de las condiciones para la vacancia, entonces, pareciera ser que esta es una negociación más de carácter político lo cual pone una vez más en evidencia que son otras las circunstancias y motivos que están detrás de la vacancia.

—¿Qué ánimo estaría moviendo al fujimorismo?, ¿cree que tengan un genuino motivo de luchar contra la corrupción?
—No, creo que se ha puesto en evidencia que la bancada de Fuerza Popular se ha puesto una gravitante circunstancia de índole político para generar inestabilidad, desconcierto y sacar algún tipo de utilidad política.

—¿Cuando se debatía la vacancia ustedes no sabían nada sobre el trámite que se estaba haciendo para indultar a Fujimori?
—No, desconocíamos y justamente por eso nos vimos obligados a tomar esa determinación de renunciar a la bancada de Peruanos por el Kambio (PPK), dado que sentíamos que habían sido afectadas condiciones de orden personal y fundamentalmente las de índole político, más aún cuando el presidente se había comprometido con el país sobre la posibilidad de un arresto domiciliario, pero, una vez que el Parlamento haya aprobado una ley y eso significaba sujetarla al escrutinio público, al debate público, pero esa circunstancia nunca se dio.

—¿La Corte Interamericana de Derechos Humanos cree que pedirá que se revierta el indulto a Fujimori?
—Yo creo que sí, en primer lugar yo creo que la Corte se ha manifestado de manera indistinta en casuística de amnistías y esta creo que sería la primera vez que lo harán respecto a un indulto, pero creo que la Corte guardando coherencia con fallos y, sobre todo con contenidos que ha dado en sentencias anteriores, definitivamente tiene que manifestar una posición en defensa de los derechos humanos, pero, fundamentalmente en defensa de lo que significan sus fallos y a efecto de ello va a proponer la nulidad de esta determinación del indulto.

—El gobierno debería acatar esta decisión…
—Por mandato expreso de la Constitución del Estado el Perú está obligado a acatar, los fallos tienen carácter vinculante y son de obligatorio cumplimiento en el Perú.

NO NOS SORPRENDE

—¿Qué le parece la moción del congresista Roberto Vieira para dejar el Pacto de San José de Costa Rica y de la Corte?
—No nos sorprende, sin embargo han sido mociones, las de la pena de muerte, que se plantean en distintos momentos de estos últimos años, pero, creo que no va a prosperar. En principio, creo que la Corte tiene un sólido y ganado prestigio a través de su actuar fue una necesidad para el país cuando había una desconfianza absoluta sobre lo que es la justicia ordinaria en nuestro país y los fallos si bien generan algún nivel de debate son jurídicamente irreprochables.

—¿Cree que sea posible la reconciliación post-indulto?
—El indulto fue una medida que ha polarizado al país, fue una decisión para que la posición de los “No a Keiko” que le dio cierta gobernabilidad al gobierno le dé la espalda al propio presidente, entonces, creo que esto ha sido escasamente evaluado, escasamente productivo en cuanto a sus efectos y lo que ha generado ha sido más contraste y más ingobernabilidad en el país y la verdad es que están viniendo tiempos bastante complicados políticamente.

—Fuerza Popular tiene ahora 61 votos, pero ¿cuál cree que va a ser su actitud frente a casos como el de los magistrados del Tribunal Constitucional?, ¿cree que su actitud será siempre la misma?
—Definitivamente ya no es una fuerza gravitante, ni tiene mayoría absoluta, antes requerían 67 votos ahora tienen 61, pero, no pasemos por alto la circunstancia que han tenido aliados estratégicos tanto en Acción Popular (AP) como en el Apra y en algunos casos también han ayudado los de Alianza para el Progreso (APP), sigue siendo una fuerza importante pero lo que ha ocurrido creo que de alguna u otra manera va a ser importante para cambiar de perspectiva en lo que respecta al manejo del Parlamento tanto en comisiones como en la plenaria.