Dictan cadena perpetua a violador de menores

LAMBAYEQUE. Depravado abusó de su hija de 13 años y ahora pasará el resto de su vida en prisión. En Lima, familiares de pequeña Jimena esperan que suceda lo mismo con César Alva.

Maltrato femenino violación feminicidio ataque sexual a menores

La Corte Superior de Lambayeque condenó a cadena perpetua a Roberto Santillán Gamboa (61), quien fue hallado culpable de abuso sexual contra su menor hija de 13 años de edad. La niña intentó quitarse la vida por el daño causado.

La pena máxima fue solicitada por el fiscal Carlos Cáceres Alejos, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo. El hecho ocurrió en febrero de 2016 en el domicilio familiar ubicado en el pueblo joven Santo Toribio de Mogrovejo de Chiclayo.

Los resultados del examen médico legal y de la pericia psicológica practicados a la menor, así como su testimonio en la cámara Gesell fueron las pruebas que decidieron finalmente la sentencia de por vida.

Luego de darse a conocer la sentencia, Santillán Gamboa fue recluido en el penal de Chiclayo donde purgará condena de por vida por del delito de violación sexual.

HABLA PAPÁ DE JIMENA
Consultados por esta sentencia, que ocurre a pocos días de la violación y asesinato de la pequeña Jimena en San Juan de Lurigancho, sus familiares demandaron la misma sentencia para César Alva el confeso asesino y violador de la niña que fue capturado en Ica el domingo pasado.

“Si no es la pena de muerte, porque la ley lo prohíbe, que sea condenado a estar todo su vida en la cárcel. Ese delincuente se ensañó con mi hija y están todas las pruebas en su contra, la justicia no puede demorar tanto en condenarlo y esperar que pueda evitar el mayor de los castigos”, dijo Jorge Vellaneda, padre de la niña.

Su abogado Marco Riveros, reiteró su pedido de que se disponga la prisión preventiva para César Alva y de una vez empiece el proceso para su sentencia definitiva.

ADVIERTE LIBERACIÓN
Según explicó, anteriormente ya se había solicitado la prisión preventiva contra César Alva, sin embargo, hasta el momento no ha procedido. En tal sentido, indicó que la presión mediática ayudó en el proceso del caso.

“De no existir una presión mediática, un juez, sin duda, podría dar la libertad a una persona porque si no se cuenta, mínimamente, con una carpeta fiscal debidamente foliada, donde todos los elementos de convicción tengan por lo menos que ser encarpetados, cualquier abogado puede argumentar que no existe una correcta investigación y, por lo tanto, un juez podría incluso otorgar la libertad”, advirtió Riveros.

SIN RECONSTRUCCIÓN
Ayer trascendió que la reconstrucción del crimen de Jimena ya no se realizaría debido al temor de que sus familiares y amigos de la víctimas traten de atacar al violador.