José Domingo Pérez es un fiscal diligente y no debe ser separado del caso Keiko

La exprocuradora Katherine Ampuero remarcó que todas las investigaciones deben realizarse dentro de los plazos razonables, y que un nuevo magistrado implicaría un retraso.

José Domingo Pérez Gómez

La exprocuradora Katherine Ampuero dijo ayer que el fiscal de lavado de activos José Domingo Pérez Gómez es diligente y no debe ser separado del cargo, tras sostener que no sería recomendable apartarlo de la investigación que se le sigue a Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular, por presunto lavado de activos.

Existe la posibilidad de que el magistrado quede fuera de las pesquisas, a raíz de que la Fiscalía Suprema de Control Interno le abrió un proceso por una presunta inconducta funcional, al haber cuestionado el trabajo de Alonso Peña Cabrero, encargado de la Unidad de Cooperación Internacional del Ministerio Público en el caso Odebrecht.

“¿Cree que se debe separar al fiscal José Domingo Pérez?

No creo que lo deban separar del cargo, no tiene mucho tiempo en la investigación contra Keiko Fujimori, pero desde que asumió la investigación ha hecho lo que no ha hecho el anterior —no sé si por carga procesal— pero hemos visto un fiscal diligente”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Imagínense que ya llevó a cabo la declaración de Marcelo Odebrecht, ya tiene programado lo de Jorge Barata, y yo creo que también será importante que disponga la declaración de Luiz Mameri y Ricardo Boleira a los que Marcelo Odebrecht señala”, argumentó.

Ampuero defiende a fiscal valiente Pérez Gómez.

Ampuero defiende a fiscal valiente Pérez Gómez.

BOLEIRA Y BARATA
Los nombres de los brasileños Ricardo Boleira, sucesor de Barata en su cargo, y Luiz Mameri, ex líder empresarial de Odebrecht en Latinoamérica, son considerados importantes, porque pueden complementar las declaraciones que se han venido recogiendo, en el marco del interrogatorio a Marcelo Odebrecht.

La exprocuradora consideró que no sería recomendable que Pérez Gómez sea apartado del caso. Remarcó que todas las investigaciones deben realizarse dentro de los plazos razonables, y que un nuevo magistrado implicaría un retraso, pues tendría que empaparse del caso.

“¿Cree que el fiscal de la Nación debería respaldarlo, porque basta que le dé una sanción menor para que deje el caso?

Sí, y no creo que sea lo más recomendable en este momento porque él está empapado del caso”, argumentó.

“Todas las investigaciones se tienen que realizar en un plazo razonable y sería darle a un nuevo fiscal para que recién empiece, donde tengo entendido que esta investigación —que nunca formó parte de la Procuraduría del caso Odebrecht, sino la de lavado de activos— ya tiene tiempo”, señaló.

KUCZYNSKI EN APRIETOS
Ampuero dijo que el Ministerio Público tendrá que esperar que el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski termine su mandato para poder realizar una eventual acusación, pero puede ir avanzando en las investigaciones.

“¿Está el presidente complicado en términos legales?

Sí, pero no se le puede acusar, y solo se le puede abrir una investigación. Se tiene que esperar que el presidente deje el cargo para poder someterlo a un proceso penal”, manifestó.

“El equipo especial ha señalado que ya habría una investigación y que lo ha ordenado la fiscal suprema. Si le han abierto una investigación indagatoria o preliminar, tiene la condición de investigado”, argumentó.

INTERROGATORIO
La exprocuradora dijo, no obstante, que la Fiscalía podría estimar conveniente realizar un nuevo interrogatorio a Pedro Pablo Kuczynski, a raíz de los nuevos elementos que lo vinculan con el caso Odebrecht.

“No sé si habría nuevos elementos, porque no tenemos el contenido de la declaración de PPK ante el fiscal, y ahora con estos nuevos elementos, sé que el Banco de Crédito había informado al Congreso sobre las cuentas y no sé si la tiene el fiscal Hamilton Castro y probablemente la pida. La Fiscalía puede solicitar cuantas veces estime pertinente solicitar la declaración del presidente para que se aclare”, anotó.

“Es importante que se abra una nueva investigación, porque esto implica —con el Nuevo Código Procesal Penal— la suspensión del plazo de prescripción, que no teníamos con el código anterior. Hemos visto que en los noventa muchos hechos quedaron impunes por la prescripción de los plazos y vimos como prescribieron los delitos”, señaló.

SITUACIÓN COMPLICADA
Ampuero consideró que la situación del presidente de la República es complicada y es importante que la Fiscalía avance en las pesquisas.

“¿Estos elementos nuevos complican la situación del presidente?)

Por supuesto, si se avanza, y se recaba todos estos elementos no van a poder acusarlo, pero van a esperar que termine su mandato de presidente, y recién acusarlo, aunque ya habremos avanzado en la recolección de estos elementos de convicción”, puntualizó.