Confirman detención de un integrante del club

POR DELITO DE TRÁFICO DE INFLUENCIAS Y LAVADO DE ACTIVOS.

Carlos García Alcázar

El colegiado “A” de la Sala Penal de Apelaciones anticorrupción confirmó la detención preliminar del exasesor del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Carlos García Alcázar mientras el empresario Félix Malága Torres, de la empresa Malága Hnos. sigue prófugo.

La semana pasada, la jueza del primer juzgado nacional de investigación preparatoria, María de los Ángeles Álvarez Camacho ordenó la detención de García Alcázar y Malága Torres por delito de tráfico de influencias y lavado de activos.

García Alcázar fue detenido el viernes pasado, permaneciendo en la carceleta del Ministerio Público.

Malága Torres se encuentra como no habido. Ambos apelaron la orden de detención que pidió el Equipo Especial del Ministerio Público como parte de las investigaciones del Club de la Construcción.

La Sala de Apelaciones concluyó que la detención preventiva está justificada y era necesario para garantizar el avance de las investigaciones, al existir graves evidencias de la comisión de delitos en agravio del Estado.

El plazo de 10 días vence el lunes próximo, fecha en la que el Ministerio Público deberá decidir si deja en libertad a García Alcázar o solicita que se disponga orden de prisión preventiva, mientras avanzas las investigaciones.

El colegiado “A” de la Sala de Apelaciones es presidida por la jueza superior Susana Castañeda.Según la fiscalía, el Club de la Construcción está constituido por unas 30 empresas constructoras, que entre los años 2011 al 2014, decidían entre ellas, las ganadoras de las licitaciones de obras públicas que realizaba Provías Nacionales, una entidad del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.