Keiko no perdona a seguidores de Kenji

Congresistas Ramírez y García son expulsados de la Comisión Permanente, mientras tanto el menor de los Fujimori obtiene 35 % de aprobación ciudadana y su hermana solo 28 %.

Keiko Fujimori

RAMIRO ANGULO MACHIAVELLO

Por decisión de la “banKada” los aún legisladores de Fuerza Popular (FP) Bienvenido Ramírez y Maritza García fueron expulsados de la Comisión Permanente del Congreso tal y como lo informó el vocero fujimorista Daniel Salaverry.

El anuncio, hecho la tarde del último jueves responde al pedido de los legisladores afines a Keiko quienes solicitaron a su vocero portavoz disponer los cambios correspondientes para que se garantice la correcta representación en el órgano parlamentario en mención.

“Dado que en diversos medios los congresistas García y Ramírez han vertido una serie de calificativos vejatorios que atentan contra la imagen e integridad del grupo parlamentario y Partido Político es menester que como medida cautelar sean reemplazados por otros congresistas de la bankada”, refiere el comunicado.

Tal medida fue tomada luego que el 21 de diciembre los congresistas afines a Kenji Fujimori decidieron no votar contra la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) para que el exreo Alberto Fujimori sea liberado a través de un muy cuestionado indulto que fue concedido el último 24 de diciembre.

Desde entonces, la persecución contra los nueve legisladores afines a Kenji no ha cesado. La expulsión de Ramírez y García ya se hizo efectiva y el proceso disciplinario abierto contra ellos está en proceso. Luego de este los congresistas denominados por el menor de los Fujimori como los “Avengers”, podrían ser sancionados e incluso expulsados de la “bankada”.

De esta manera, las dos facciones fujimoristas parecen haber empezado una pelea que tiene como objetivo agradar al exreo Alberto Fujimori, hecho que sin duda legitimará a Keiko y Kenji ante la opinión pública y será útil para las ambiciones políticas que cada uno de ellos tiene.

Tras las peleas entre Keiko y Kenji una reciente encuesta hecha por la empresa Datum Internacional ha dado al menor de los Fujimori una aprobación de 35 % mientras que la aún lideresa de FP solo tiene 28 %.

En esta línea, el vocero fujimorista Daniel Salaverry ha declarado recientemente en un programa de televisión que la verdadera intención de Kenji no solo ha sido la liberación de su padre sino hacerse del poder en el partido.

“Entonces, nos deja claro que su objetivo no era la liberación de su padre. Su objetivo y su ambición, y aspiración política, es hacerse del poder en el partido que fundó su hermana, y para eso más bien necesitaba a su padre libre para que, finalmente, lo imponga dentro de ese partido”, dijo el vocero naranja quien ha rechazado la negociación de Kenji con PPK para liberar a Fujimori a cambio de salvarlo de la vacancia.

“Lo que sabemos es que ha habido una negociación, porque hubo llamadas, hubo acercamiento, porque hubo lágrimas de por medio. Yo no sé si esas lágrimas (de Kenji Fujimori cuando la moción no prosperó) han sido por un bono de éxito que iba a recibir o ha sido por la alegría de alguna otra cosa, pero de que hubo una negociación, hubo” refirió.

Los keikistas pretenden castigar a los legisladores kenjistas. Se les abrirá un proceso disciplinario luego del cual podrían ser suspendidos o expulsados del partido.

Los keikistas pretenden castigar a los legisladores kenjistas. Se les abrirá un proceso disciplinario luego del cual podrían ser suspendidos o expulsados del partido.

DENUNCIAN REPRESALIAS
Luego que Salaverry anunció la expulsión de Ramírez y García de la Comisión Permanente estos no tardaron en denunciar represalias por haber hecho un voto de conciencia y haberse negado a sumarse al acuerdo para sacar a PPK de la presidencia por una presunta “incapacidad moral permanente” para gobernar.

“Este acto es uno de los más vergonzosos (…) Es importante que se sepa que todos los que han suscrito dicho pedido, han sido motivados por una directiva”, escribió Ramírez en su cuenta de twitter luego rechazar que lograran dividir a los legisladores “albertistas”, “Estamos más unidos que nunca para defender la gobernabilidad del país, no en beneficio de algunos sino en beneficio de todos”, tuiteó.

Por su parte la legisladora García dijo sentirse sorprendida por la decisión tomada de retirarla de la Comisión Permanente, medida que calificó de arbitraria. “No tenía el más mínimo conocimiento. Se escuchaban rumores que nos pensaban retirar de las comisiones a mí y a todos mis compañeros. Acataré su decisión, pero siempre destacando que es un acto arbitrario”, escribió en sus redes sociales.

Asimismo lamentó que Salaverry y los miembros del denominado grupo “Mototaxi” no sepan perder y ganar batallas, “ellos toman esta decisión porque consideran que tuvimos adjetivos vejatorios, lo cual descarto categóricamente. Salaverry dijo claramente que no conoce a Alberto Fujimori y no lo respeta, entonces ¿cuál sería el acto vejatorio o el adjetivo vejatorio?”, cuestionó.

García negó que haya habido alguna negociación con PPK y reafirmó que ella y sus compañeros votaron a conciencia, “He dicho claramente que no hubo ninguna negociación (en la vacancia), que no somos negociadores, que lo hemos hecho por un acto democrático y le hemos dicho (a Salaverry), a través de un tuit, que no se suba al coche. Eso no lo considero un acto vejatorio, porque decir la verdad no ofende”, escribió.

En tanto el proceso disciplinario contra los diez fujimoristas aún sigue en pie y ha sido encomendado al legislador César Segura, Nelly Cuadro y Juan Carlos del Águila quienes tendrán que evaluar las sanciones a los congresistas en mención.