Fujimori está haciendo política ahora desde su residencia en La Estancia

El estado de salud del dictador no es el que se justificó para otorgarle el indulto humanitario y ahora hasta publica tuits.

Alberto Fujimori y sus hijos Hiro, Keiko, Kenji y Sachi

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

El congresista de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, sostuvo que la aparición pública de Alberto Fujimori y la publicación de tuits demostrarían que el ex mandatario sigue haciendo política y se está burlando del país, como lo hacía desde la Diroes. Ahora lo hace desde una cómoda residencia en La Estancia, La Molina.

“La actividad política que viene haciendo Fujimori es una demostración de que no estaba grave de salud para un indulto humanitario; es una muestra de que se ha burlado del país. La publicación de sus tuits es un hecho colateral de que viene participando de la dirección política de su partido”, dijo el congresista en declaraciones para Diario UNO.

“Fujimori está haciendo política para el fujimorismo y aunque hay enfrentamientos entre sus hijos Keiko y Kenji, no creo que haya decidido hacer política a favor de alguno de ellos. El Fujimorismo, finalmente es uno solo”, señaló.

Aseguró que la propia exposición de su imagen es un hecho negativo para el fujimorismo porque se pone en cuestión su propia liberación; esto, al recordar el caso del empresario televisivo José Enrique Crousillat, quien en el 2009 fue indultado por el presidente Alan García y en el 2010 se le revocó por haber mentido respecto a su estado de salud. “Su exhibición pública perjudicaría la imagen de Fujimori al quedar como mentiroso”, indicó tras justificar la necesidad de revisar e incluso anular el indulto otorgado por el presidente Kuczynski, el pasado 24 de diciembre.

Cuando  PPK hablaba sobre el Dakar Fujimori enviaba estos tuits

Cuando PPK hablaba sobre el Dakar Fujimori enviaba estos tuits

Tuits de Alberto Fujimori

FUJIMORI DESIGNARÁ AL CANDIDATO DEL 2021
Sobre el mismo tema, el congresista de Acción Popular (AP), Yonhy Lescano, sostuvo a Diario UNO que el propio Fujimori designará cuál de sus dos hijos será candidato presidencial para el 2021.

“El fujimorismo es vertical, no se va a partir. Puede haber disputas entre los hermanos Keiko y Kenji pero de todas maneras ellos irán juntos. Ellos están ya trabajando para su proyecto del 2021. El propio Fujimori designará cuál de sus dos hijos será candidato presidencial”, indicó.

Asimismo, recordó que su bancada advirtió que el estado de salud del ex mandatario no correspondía con el requerido para otorgarle el indulto.

“Desde un inicio dijimos que el estado de salud de Fujimori no es grave como para darle el indulto pero igual PPK se lo dio de manera ilegal”, señaló.

Uno de ellos será el candidato del fujimorismo en el 2021.

Uno de ellos será el candidato del fujimorismo en el 2021.

FUJIMORI “HÉROE NACIONAL”
“Porque el Perú quiere paz, basta de violencia. El Perú sale a las calles a la gran marcha nacional, el gran reencuentro con nuestro líder Alberto Fujimori”, es el mensaje que se escuchó el jueves pasado en las calles del distrito de Ate, mientras se aludía a la reconciliación del país.

Mientras se realizaba la cuarta marcha en contra del indulto, partidarios del ex mandatario a bordo de una camioneta negra convocaban en horas de la tarde asistir a la marcha a realizarse ayer viernes, teniendo como punto de concentración el Campo de Marte.

En otro de los videos difundidos en Facebook se puede escuchar la nueva versión de “El baile del Chino” conocida también como el “Ritmo del Chino”, tecnocumbia usada durante su campaña para reelegirse como mandatario en el año 2000.

“Esa es la alegría, del Perú entero, que está celebrando la vuelta del Chino. Ahora todos cantan costa, sierra y selva, porque nuestro Chino ahora está libre”, dice parte del pegajoso tema que califica al expresidente como un “héroe nacional”.

DE BARBADILLO A LA MOLINA
Tras ser indultado por el presidente Kuckzynski, el ex mandatario Fujimori dejó el penal de Barbadillo para ser internado a la clínica Centenario y posteriormente establecerse en una casa de 1,900 metros cuadrados con piscina, ubicada en la urbanización La Estancia, del exclusivo distrito de La Molina, entre la protesta de los vecinos, quienes lo declararon “no grato”.

Según Alejandro Aguinaga, médico del ex mandatario, el alquiler del inmueble será pagado por un grupo de amigos allegados a Fujimori. También señaló que se eligió La Molina por la cercanía a la clínica, por no estar en un cono y para evitar las protestas.

MENSAJES POR TWITTER
Después de haber dejado la clínica Centenario, donde estuvo internado por 13 días, Alberto Fujimori utilizó las redes sociales para pronunciarse públicamente.

“En las primeras horas de esta nueva etapa de mi vida, varios sueños me invaden constantemente y quisiera compartirlos. Anhelo un Perú sin rencores, con todos trabajando por un objetivo superior”, escribió en su Twitter personal.

“Seremos un país en el que se recupere la seguridad y se elimine la violencia. Estas metas se podrán cumplir si los intereses particulares y oportunismos se dejan de lado. ¡Unidos podemos lograrlo!”, expresó en otro mensaje.

Se trata de las primeras manifestaciones públicas del ex presidente –indultado horas antes de la Navidad– desde el 26 de diciembre, cuando emitió un video desde la clínica en el que agradeció al presidente Kuczynski por la gracia concedida y reconoció que había defraudado “también a otros compatriotas”.

REACCIONES DE RECHAZO
Las reacciones de rechazo no se hicieron esperar. El congresista y vocero alterno de Peruanos por el Kambio (PPK), Salvador Heresi, cuestionó que Fujimori haya compartido los referidos mensajes y consideró que “debe tener un perfil más bajo y tomar el indulto con más calma”.

“Con todo el respeto que se merece, y yo estuve a favor del indulto, en este momento al país no le interesa lo que él pueda decir (…) El indulto generó conflictividad, por lo que salir a hablar como si fuera el papa Francisco está totalmente fuera de lugar. Que se dedique a su vida familiar y disfrutar su libertad en privado”, señaló Heresi a un diario de circulación nacional.

La legisladora y vocera alterna de Nuevo Perú, Tania Pariona, consideró que los mensajes del ex mandatario denotan un interés de hacer política.

“Me parece inoportuno, incluso desatinado, en el contexto en el que muchos peruanos nos sentimos traicionados por un canje que se hizo para lograr la libertad de este señor”, señaló.

IMPOSIBLE NO HACER POLÍTICA
Para Luis Jochamowitz, periodista y autor del libro “Ciudadano Fujimori”, resulta imposible que el ex mandatario deje de hacer política pues “hasta su silencio sería político”

“De momento, supongo que guardará un perfil bajo para no contradecir el informe médico que recomendó el indulto. Sería muy tonto no hacerlo. Y luego habría que ver qué tantas energías tiene. Ganas no le van a faltar. Pero también se podría ir al Japón”, sostuvo Jochamowitz en una entrevista para una revista local.

En otro momento espera que el indulto a Fujimori le reste liderazgo a Keiko a favor de Kenji pero considera que la disputa familiar se arreglará para no poner en riesgo al fujimorismo

“Por primera vez habría una competencia de liderazgos dentro del fujimorismo (…) sí creo que habrá dos posiciones en Fuerza Popular: unos más radicales en la oposición y otros más colaborativos. Pero no creo que eso termine en una escisión”, añadió.

ABOGADO DE FUJIMORI
“Todo es político”

Respecto a la gracia presidencial otorgada a su patrocinado, el abogado de Fujimori, Miguel Pérez Arroyo, señaló que: “Todo indulto siempre es político, de hecho, el propio reglamento, la propia Constitución y la tradición jurídica lo definen como una institución política (…) Es tan política la medida que, por ejemplo, si existiera un informe médico favorable, el presidente podría decir ‘no voy a indultar’”

El pasado jueves la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó el pedido de la defensa del ex presidente para que participe en la audiencia del próximo 2 de febrero, en la que se analizará la supervisión de sentencia de los casos Barrios Altos y La Cantuta.