Allanan 45 inmuebles vinculados al “Club de la Construcción”

Lo integran Graña y Montero, Obrainsa, Málaga, Cosapi, Iccgsa, Johe S.A., Grupo Plaza, Constructora San Martín, OAS, Andrade Gutiérrez, Mota Engil, Queiroz Galvao y HyH.

Carlos Eugenio García

EDUARDO GARCÍA

El Equipo Especial del caso Lava Jato, dirigido por el fiscal Hamilton Castro, asestó un fuerte golpe contra las constructoras ligadas a la empresa Odebrecht, la misma que embaucó a diversos países de América Latina por medio de sus famosos sobornos para hacerse ilegalmente de obras de infraestructura.

Mediante un operativo paralelo, el Equipo Especial, apoyado por 37 fiscales adicionales que se desplegaron por todo Lima, allanaron desde horas de la mañana 45 inmuebles pertenecientes a las peruanas Graña y Montero e ICCGSA, así como las brasileras OAS, Queiroz Galvao y Andrade Gutiérrez, entre otras.

El megaoperativo fue solicitado por el fiscal Castro el cinco de enero y fue aprobado por la jueza María de los Ángeles Álvarez Camacho, del Primer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria, bajo el argumento de la presunta comisión de tráfico de influencias y lavado de activos en este proceso.

Los locales fueron allanados de manera simultánea.

Los locales fueron allanados de manera simultánea.

Empresas marcas y compañías implicadas en caso Odebrecht

CLUB DE LA CONSTRUCCIÓN
La diligencia fiscal, que contó con el apoyo de la Policía Nacional, responde al caso referido al “Club de la Construcción”, que implica a 18 personas, de las cuales fue capturado Carlos García Alcázar, exasesor del Ministerio de Transportes y Comunicaciones del gobierno del encarcelado expresidente Ollanta Humala.

Justamente la investigación del grupo fiscal que dirige Hamilton Castro está comprendida entre el 1 de enero de 2011 hasta 31 de diciembre del 2014, según la resolución N°2 referida al expediente 00046-2017-15201-JR-PE-01, al cual tuvo acceso el Diario UNO.

“La Fiscalía postula como su tesis la existencia del denominado ‘Club de la Construcción’, que operó en el Perú desde el año 2011 al 2014, el cual habría estado conformado por tres componentes específicos, con roles distribuidos”, se lee en el documento.

El primer punto explica que los “representantes” de las empresas privadas arriba mencionadas, acordaban de forma irregular cuál sería la constructora que sería beneficiada en la buena pro realizando una pre-relación; y, pagar el 2.92% de la obra que era adjudicada a García Alcázar, a través de su representante Rodolfo Prialé de la Peña.

Bajo esta misma premisa, la Fiscalía considera que el “lobista” de las constructoras privadas fue Prialé de la Peña, quien se encargó de “representar” a este grupo empresarial frente al funcionario público García Alcázar, para que este “se encargue” de la ejecución del acto ilícito vía el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Por último, Castro especifica que García Alcázar era el gestor de operativizar dentro del referido ministerio el otorgamiento de la buena pro a favor de la empresa que había sido previamente acordada (por el “Club”) para que se otorgue la licitación de cualquier obra de infraestructura en la era Humala.

Fiscal Hamilton Castro dio duro golpe contra corruptos.

Fiscal Hamilton Castro dio duro golpe contra corruptos.

EL COLABORADOR N°06
El testimonio del testigo codificado N°06-2017, además de ser corroborado por el despacho de Hamilton Castro, permitió cruzar diversas informaciones que terminaron por convencer al fiscal anticorrupción de que debían actuar de inmediato.

Dicho colaborador es nada menos que un funcionario de la empresa Odebrecht, y cuya identidad por ahora se mantiene en reserva para resguardar el avance de las pesquisas del caso Lava Jato en nuestro país y su propia vida.

“El colaborador manifestó que existió un pacto entre empresas peruanas y extranjeras representadas por un lobista, para ‘distribuirse’ el otorgamiento de la buena pro de diversas obras de carreteras en Provías Nacional, con participación de representantes del Ministerio de Transportes”, añade el escrito.

El testigo manifestó que tomó conocimiento de estas irregularidades ligadas al “Club” a mediados del 2012, en circunstancias en las que Odebrecht buscaba “oportunidades” para hacerse de obras de forma irregular en el sur del país, teniendo contactos con diversos representantes de empresas peruanas y extranjeras.

Se refería a las socias de Odebrecht: Cosapi, Málaga y Graña y Montero, cuyos directivos, José Alejandro Graña Miró Quesada y Hernando Graña Acuña purgan 18 meses de prisión preventiva por orden del juez Richard Concepción Carhuancho.

Sin embargo, un pedido clave de la Fiscalía para determinar la responsabilidad penal de los imputados es que la jueza Álvarez Camacho declaró infundado el pedido del Equipo Especial para levantar el secreto de las comunicaciones de los teléfonos celulares y fijos incautados durante los allanamientos.

Orden de allanamiento judicial

Cédula de notificación

ALGO MÁS
Capturan a Carlos Eugenio García Alcázar. Faltan Rodolfo Prialé de la Peña, Elard Paul Alejandro Tejeda Moscoso (Obrainsa), Félix Erdulfo Málaga Torres (Constructora Málaga Hermanos), Luis Humberto Prevoo Neira y Guillermo Reynoso Medina, estos dos últimos socios de Prialé.