Acribillan a obrero en La Perla

Nuevo crimen es el quinto en el Callao donde bandas ligadas a la construcción y tráfico de drogas vienen desangrando el primer puerto.

Policía investiga muerte cuerpo cadáver tirado en la calle cubierto papeles cartones

El distrito de La Perla, en el Callao, se convirtió nuevamente en el escenario de un crimen. César Daniel Ramón Jiménez fue asesinado de cuatro balazos cuando se encontraba en el parque El Libro, ubicado en el cruce de las avenidas Haya de la Torre y Pacífico.

Según los testigos del asesinato, los presuntos sicarios llegaron en un auto color oscuro y se acercaron al parque donde la víctima se encontraba jugando fulbito con unos amigos, a quienes obligaron a retirarse.

Ante la negativa de los presentes, uno de los sujetos que iban en el auto disparó cuatro veces directamente al cuerpo de Ramón Jiménez.

Los peritos de Criminalística llegaron hasta el parque para recoger evidencia e iniciar las investigaciones para identificar a los responsables del crimen. Confirmaron que el cuerpo recibió cuatro balazos.

QUINTO ASESINATO
Este es el quinto en lo que va del año, los vecinos del Callao han pedido a las autoridades que aumenten la seguridad o que implante nuevamente el estado de emergencia.

“No podemos caminar tranquilos ni de noche ni de día, la Policía ya no patrulla ni está acá como en el estado de emergencia, no esperen más muertes, que regrese el estado de emergencia y haya más vigilancia”, dijo Flor Varillas vecina del lugar.

Para la Policía, las mafias de construcción y las bandas ligadas al tráfico de drogas se han reagrupado y han vuelto a pelearse entre ellos por tener el control de estos ilícitos negocios.

“En La Perla está el negocio de la droga y la Policía lo sabe, hay jóvenes en bicicletas que miran quien conversa con la Policía y luego te lanzan una serie de lisuras. También hay rivalidad entre barrios pero hay gente honrada que muere”, dijo otra vecina.

EL CASO DE VENTANILLA
En Ventanilla se cometieron 20 asesinatos el 2016, la mayoría bajo el “ajuste de cuentas” por bandas dedicadas al tráfico de tierras.