Representantes de ICCGSA no dan la cara

CONSTRUCTORA SOCIA DE ODEBRECHT SE REHUSÓ A RESPONDER A LA PRENSA

ICCGSA, investigada por sus vínculos con la corrupta empresa Odebrecht

El malestar que persiste entre los empleados y exempleados de la empresa peruana ICCGSA, investigada por sus vínculos con la corrupta empresa Odebrecht, se ha intensificado al punto de canalizarlo a través de demandas.

Diario UNO informó ayer que diversos trabajadores ingresaron al local de dicha constructora prácticamente a la fuerza debido a que querían recibir el pago por sus horas de servicio que, haciendo matemáticas simples, sobrepasan los seis meses.

Un equipo de este diario enviado a la sede de ICCGSA, situada en la avenida Aramburú, en San Isidro, buscó a los dirigentes de dicha constructora o algún representante legal que dé la cara o que responda por semejante atropello contra sus trabajadores.

Dichos empleados y exempleados, casi con antorchas en mano, se apostaron fuera del local ya en varias ocasiones en búsqueda del dinero que aún les deben, razón que los obligaría a recurrir a instancias judiciales, según fuentes de esta publicación.

Los reporteros de Diario UNO esperaron cerca de media hora, pero en la portería de ICCGSA se limitaron a ofrecer un número celular al cual se llamó en reiteradas ocasiones sin obtener respuesta ni descargo alguno.

Algunos trabajadores con los que se pudo conversar en las afueras del local, que prefirieron mantener su nombre en reserva, se arriesgaron a afirmar que varios trabajadores tienen “sueldos atrasados” y que las finanzas “han caído bajo”.

Explicaron, además, que las cuentas congeladas por parte de la justicia impiden realizar el pago, pero aquí dejamos constancia que ninguno de los representantes de la socia de Odebrecht se dio la molestia de recibir a los reporteros de esta casa editora.