Aumentan robos de celulares en el Cercado

Más de 50 robos de equipos se han registrado en las últimas semanas lo que ha alertado a la Policía. Peligroso ‘Satanás’ o ‘Pescuezo’ fue capturado y tenía 20 denuncias por este delito.

Delincuente detenido capturado en patrullero

Pese a la campaña Celular Robado, Celular Bloqueado, los robos de estos equipos se han incrementado en el Cercado de Lima llegando a registrarse más de 30 denuncias en las últimas semanas.

Por ese motivo, la Policía y el Serenazgo de Lima han redoblado esfuerzos para capturar a los delincuentes que cometen sus fechorías en paraderos y zonas de alta concurrencia de público de este distrito.

La Policía está replanteando su estrategia contra estos robos debido a que con la campaña Celular Robado, Celular Bloqueado, los casos descendieron en la capital pero desde diciembre del año pasado las denuncias aumentaron sobre todo en el Cercado de Lima.

Los agentes del Grupo Terna advirtieron que los equipos robados son vendidos en zonas como “La Cachina”, ferias de la avenida Grau y en ambulantes que se ubican en la avenida Nicolás de Piérola y el jirón Paruro.

LADRONES CON TECNOLOGÍA
Fuentes de la Policía indicaron que la delincuencia le habría “sacado la vuelta” a los controles de los operadores de telefonía así como de Osiptel y el Ministerio del Interior y por eso los robos de celulares ha aumentado.

“En realidad nunca se acabaron los robos de celulares pero llegamos a reducirlos significativamente. Los ladrones no roban estos equipos para usarlos sino para venderlos y el que compra también pero ahora lo hacen en más cantidad, parece que han logrado evadir los controles”, dijo un agente del Grupo Terna.

CAYÓ SATANAS
“Satanás”, o “Pescuezo”un conocido delincuente que tenía unas veinte denuncias por robo de celulares, fue capturado por el Serenazgo de Lima y agentes del Grupo Terna mientras fugaba luego de arrebatar su teléfono móvil a una de las pasajeras de un bus de transporte público frente al conocido puente turístico “Rayito de Sol”.

Albert Zúñiga Facho (30) llegaba todos los días desde el distrito de Independencia al centro de la capital para perpetrar sus fechorías, y fue intervenido cuando intentaba subir al mencionado puente, luego de bajar corriendo de un bus, tras atacar a una señora.

Para robar subía a las unidades que recorren principalmente la Vía de Evitamiento en ambos sentidos, y cuando detectaba a una persona distraída y con el teléfono en la mano le arrebataba el equipo.

SATANÁS LLORA
Una vez en el patrullero, Zúñiga Facho rompió a llorar una y otra vez, argumentando arrepentimiento; situación que continuó en la comisaría de Monserrate a donde fue trasladado para las investigaciones de ley.