Fue fiesta de calor y agua

Playas congestionadas llenas de veraneantes

Pese a que el brillo solar no apareció en toda su plenitud en el primer día del año, las playas de Lima, especialmente de la Costa Verde, lucieron abarrotadas de bañistas.

Esto pudo apreciarse en Agua Dulce donde no cabía ni una sombrilla más en la orilla de esta emblemática playa chorrillana.

Aunque algunos acudieron a la playa en sus vehículos particulares, otros lo hicieron en los buses alimentadores del Metropolitano.

Otros cientos de bañistas llegaron hasta los balnearios del sur para celebrar el Año Nuevo. Así, las playas de Punta Hermosa, Santa María y San Bartolo lucieron repletas de personas que disfrutaron del sol.

La llegada a estas playas ayer temprano estuvo complicada por la congestión y el tránsito lento en la Panamericana Sur.

La nota negra de la jornada como todos los años fue la actitud de algunos bañistas que no tuvieron reparos en ensuciar las playas de la costa limeña.

BASURA POR FIESTAS
La capital en diversos puntos lució como si sus calles hubieran sido escenario de una batalla. Las avenidas del centro de Lima, La Victoria, San Martín de Porres, Breña y otras zonas de la ciudad amanecieron llenas de desperdicios tras las fiestas de Año Nuevo.

El personal de limpieza de la Gerencia de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental de la Municipalidad de Lima informó que recogió ayer más de 500 toneladas de residuos sólidos y orgánicos en diferentes lugares del centro de la capital.

Con el apoyo de cargadores frontales, camiones compactadores y volquetes, el personal de la comuna capitalina barrió y baldeó la zona correspondiente al Cercado.

El subgerente de Operaciones de la Gerencia de Servicios a la Ciudad de la referida comuna, Jorge Paurinotto, explicó que previamente se realizó similar trabajo en la zona comercial de Mesa Redonda y el Mercado Central.