La masacre de Independencia

El 17 de febrero, Eduardo Romero Naupay mató a un inspector municipal y a otras cuatro personas en un arranque de locura, que no fue advertido por la Sucamec, que le extendió el permiso para portar dos armas de fuego.

La masacre de Independencia - Eduardo Romero Naupay

Eduardo Glicerio Romero Naupay (32) era un vendedor ambulante de hamburguesas y salchipapas conocido por taxistas y vecinos del límite de Los O≠livos e Independencia.

Se hacía pasar por migrante colombiano aunque era original de Huánuco.

En su cuenta de Facebook colgaba fotos de sus engreídas: una pistola Bersa y una Pietro Beretta de 9 milímetros a las que llamaba “ladies” (señoras).

Para más características de su personalidad era admirador de Gerald Oropeza, un narco actualmente preso que según la Policía mandaba eliminar a sus opositores.

En febrero de este año, fiscalizadores del municipio de Los Olivos habían amenazado con despojarlo de sus cosas si seguía vendiendo comida en la Av. Antúnez de Mayolo en Los Olivos.

El viernes 17 de febrero, sabiendo que los trabajadores municipales volverían por él, llevó sus 2 pistolas. Le disparó a uno de los municipales (que murió en el acto), inició una balacera y huyó hacia Independencia.Según testigos del lugar un patrullero de la Policía solo se asomó al lugar debido a que la víctima fue trasladada a una clínica. Cuando los transeúntes y comerciantes se tranquilizaban poco después Romero Naupay ingresó al Royal Plaza, centro financiero ubicado en el cruce de la Panamericana Norte y la avenida Carlos Izaguirre frente a Plaza Vea. Allí esató una segunda balacera que dejó como saldo 4 muertos, 9 heridos y el pánico entre los asistentes a dicho local que corrieron para salvar sus vidas.

Un policía que se encontraba en su día de franco desenfundó su arma reglamentaria y le disparó en la cabeza. Así terminaron los días de Romero.

Romero Naupay mató a cinco personas en el Royal Plaza en Independencia. Dejó heridas a otras 9, tenía en su poder dos armas de fuego (una Pietro Bereta y una Bersa 9 mm. Increíblemente, este hombre de 32 años había pasado todos sus exámenes sicológicos para obtener legalmente una de sus armas, aunque con un detalle, los documentos que presentó eran falsos.

Susan Juárez Pilco - Masacre en Independencia

LA RUTA DE LA MUERTE
Escape y matanza

Tras matar al representante edil, Eduardo Romero aprovechó la confusión y escapó hacia la avenida Carlos Izaguirre. A las 10:30 de la noche, una hora después del ataque, cruzó la Panamericana Norte e ingresó al centro financiero.

Luego subió al segundo piso, donde están los centros nocturnos y trató de ingresar a la discoteca Di Luna. Susan Juárez Pilco, quien trabajaba como seguridad del local intentó detenerlo, pero recibió dos disparos. Murió minutos después en la sala de emergencia de la Clínica Jesús del Norte.

César Arellano Chumacero, guardia de la discoteca Zeven, quiso socorrer a la joven, pero también recibió un disparo. Murió en el acto. Romero estaba ya fuera de sí.

Cuando la pistola Berza se le trabó, sacó la Pietro Beretta, caminó hasta la avenida Carlos Izaguirre y asesinó a Gloria Mostacero Cuzco y Nicole Muñoz Peña en la zona de cajeros del banco BCP.

Masacre de Independencia

PERFIL DE ROMERO NAUPAY
Odiaba a las mujeres

El estrés, el resentimiento y la inestabilidad emocional fueron una mezcla explosiva en la cabeza de Eduardo Romero Naupay, autor de la masacre de Independencia.

Para el psicólogo y psicoterapeuta Walter Dávila, el homicida ‘vivía frustrado con su entorno, no tenía capacidad de tolerancia y se mostraba como un sujeto que no respetaba las reglas’.

“Hago lo que quiero y no pasa nada”, habría sido uno de sus lemas. Agregó que el asesino tenía plena conciencia de sus actos y no sufría de alteraciones mentales.

Indicó, además, que Romero Naupay padecía de frustraciones y veía a las personas como objetos, no como seres humanos.

“Si se dan cuenta, la gran mayoría de fallecidos son mujeres, tal vez sufrió algún abandono de su madre o de alguna mujer”, precisó el experto.

Los inocentes en la masacre de Independencia

PIDEN PERDÓN
Los familiares de Romero Naupay pidieron perdón a los deudos de las víctimas. “No sabemos qué pasó por su mente para que haga todo esto. Pedimos perdón a las familias afectadas, pedimos perdón a nombre de él”, dijo uno de sus familiares.