Enfrentamiento en el sistema judicial beneficia a AG y Keiko

Los magistrados de la Sala Penal Nacional, encabezados por su presidenta Inés Villa Bonilla, advirtieron que Consejo Ejecutivo del Poder Judicial crea inestabilidad jurídica dentro del Poder Judicial.

Richard Concepción Carhuancho - Duberlí Rodríguez

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

El enfrentamiento entre el titular del Poder Judicial Duberlí Rodríguez y el juez Richard Concepción Carhuancho, respecto al nuevo Estatuto de la Sala Penal Nacional, aprobado por el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ) y que determina que los actuales jueces retornen a sus plazas de origen, viene generando polémica ya que los casos vinculados a la constructora brasileña Odebrecht pasarán obligatoriamente al Sistema Nacional Anticorrupción, que encabeza la jueza Susana Castañeda.

AG Y KEIKO SE BENEFICIAN
El congresista de Acción Popular (AP) Yonhy Lescano, señaló que la remoción de Concepción Carhuancho beneficiaría al expresidente Alan García y la lideresa de Fuerza Popular (FP), Keiko Fujimori, actualmente en la mira de las investigaciones fiscales.

“No solamente podría volverse a foja cero sino que están preparando la impunidad para proteger a estos corruptos que hemos tenido como presidentes y candidatos presidenciales, entre ellos, los que investigan el caso Odebrecht”, dijo Lescano en entrevista al Diario UNO.

También dijo que el presidente Kuczynski y la bancada fujimorista están tratando de remover a los jueces que preparan medidas en favor de la detención preventiva contra Keiko y García, así como la investigación a las empresas del presidente.

“Todo esto es producto de las movidas políticas y eso es inaceptable. PPK es un presidente débil y por eso están viendo cómo protegerse mutuamente con el fujimorismo. No les interesa los jueves y al sacarlos de sus puestos afectarán la lucha contra la corrupción y habrá empezado una arremetida de la impunidad”, dijo.

Instó a las fuerzas democráticas a salir a defender a los jueces. “Se trata del fujimontesinismo y el aprismo que siempre han manipulado el Poder Judicial. Es la arremetida de estos sinvergüenzas que han llegado al poder”, añadió.

MEDIDA INOPORTUNA
La abogada Rocío Silva Santisteban reconoció que Alan García y Keiko Fujimori son los únicos beneficiados de la pérdida de competencia de la Sala Penal Nacional para continuar dirigiendo en caso Odebrecht.

“Este es un tema que se ve desde hace tiempo pero justo cae en el momento más inapropiado. En estos momentos el Perú atraviesa un momento político muy crítico y el haber separado al juez Richard Concepción Carhuancho del caso Odebrecht ha sido la peor decisión del Poder judicial en este momento”, advirtió la secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, tras asegurar que “Sería terrible que con la salida de Concepción Carhuancho se vuelva a foja cero las investigaciones respecto a los vínculos entre el expresidente Alan García con la constructora brasileña Odebrecht”.

SOSPECHOSO
Por su parte, el jurista César Valega calificó de “sospechoso” que el nuevo Estatuto de la Sala Penal Nacional determine que los actuales jueces retornen a sus plazas de origen.

“Resulta sospechoso que determinadas normas se pongan en vigencia de manera intempestiva y se apliquen a casos concretos en trámite”, refirió Valega tras añadir que cualquier normatividad debe aplicarse en el futuro y no de inmediato porque ello “podría entenderse como que se pretende determinados favorecimientos a personas concretas”.

Advirtió: “Los casos AG y Keiko todavía no han sido vistos pero la aplicación de la norma pone en cuestionamiento cualquier juez a sus fallos en el futuro”.

RESPETANDO LAS JERARQUÍAS
De otro lado, el abogado Aníbal Quiroga recordó que la propia Constitución establece las jerarquías al interior del Poder Judicial. “El Poder Judicial no es un club de fútbol. De acuerdo a la Constitución, el Poder Judicial se organiza de manera jerárquica. La máxima autoridad es el presidente de la Corte Suprema de la República. Hay una jerarquía y una autoridad que debe respetarse, sino caeríamos en una anarquía”, sostuvo.

PUGNAS AL INTERIOR DEL PODER JUDICIAL SE INTENSIFICAN
Un pronunciamiento en bloque emitido y firmado por los integrantes de la Sala Penal Nacional alerta que la institución que dirige Duberlí Rodríguez padece de inestabilidad jurídica.

La queja, que lleva también la rúbrica de la magistrada Inés Villa Bonilla, coordinadora de dicho despacho, fue elevada a la Sala Plena de la Corte Suprema para que intervenga en la intención de Rodríguez de quitarle los casos relacionados a Lava Jato.

Y es que los jueces de la Sala Penal Nacional, siendo uno de ellos el juez Richard Concepción Carhuancho, el mismo que ordenó encarcelar de forma preventiva al prófugo expresidente Alejandro Toledo, discrepan del reciente estatuto creado por el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial.

“(El estatuto) pone en riesgo la continuidad e institucionalidad de un subsistema (…) cuya actividad jurisdiccional desarrollada de manera alturada y transparente no registra cuestionamientos”, se lee en el documento.

En dicho oficio, que es respaldado por la Primera Sala Penal de Apelaciones, se lee además que “por el contrario (…) se ha reconocido el aporte de la Sala Penal Nacional en el incremento de la credibilidad de este poder del Estado”.

ALGO MÁS
Al cierre de edición, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, señaló que el juez Concepción Carhuancho mantendrá su puesto por seis meses más, hasta que se realice el concurso que elija a su sucesor. “(Concepción Carhuancho) se va a quedar seis meses más. Mínimo, hasta que se realice el concurso”, indicó Rodríguez en entrevista a una radioemisora.