Galería Nicolini: Los dejaron morir

El 2017 Lima soportó uno de los más devastadores incendios de los últimos años que causó la muerte de dos trabajadores y dejó en estado calamitoso galería en Las Malvinas.

Galería Nicolini: Los dejaron morir

ALEJANDRO ARTEAGA

Lima quedó paralizada durante el incendio en la galería Nicolini donde el fuego devoró todo a su paso y terminó por matar a los trabajadores Jovi Herrera Alania y Jorge Luis Huamán Villalobos quienes en ese momento trabajaban encerrados en un cuarto de metal levantado en el cuarto piso del local ubicado en la avenida Argentina en el Cercado de Lima.

A las 10 de la mañana del jueves 22 de junio los bomberos acudieron a la emergencia que alertaba de un incendio en un mercado ferretero con grandes posibilidades de expansión.

El fuego avanzaba y decenas de trabajadores trataban de salir como podían. Más de 20 unidades de los bomberos llegaron al lugar para combatir las lenguas de fuego y para rescatar a los comerciantes que fueron saliendo por sus propios medios y trasladados por los hombres de rojo.

Sin embargo, faltaban dos trabajadores que según los comerciantes estaban atrapados. Entonces la orden del jefe de operaciones de los bomberos era clara: “la tarea principal es rescatar a los dos trabajadores que estaban atrapados en el cuarto piso, repito rescatar a los trabajadores atrapados en el cuarto piso”.

A las 2 de la tarde unas manos se agitaban entre las rejas de un cuarto de metal ubicado en el cuarto nivel pero de difícil acceso debido a su construcción ilegal. Empleando un fluorescente indicaban su ubicación pero el fuego ya había copado todo el primer y segundo piso, la temperatura superaba los mil grados centígrados y el tiempo corría en contra.

Una hora después un video reflejó la situación que vivían Jovi Herrera y Jorge Luis Huamán. Empleando su celular grabaron el interior del cuarto metálico. Estaba lleno de humo, con las justas podían respirar y la muerte rondaba muy de cerca.

El tiempo pasó y no volvieron a agitar las manos, no hubo más videos, solo Jovi Herrera llamó a su tío para decirle “cuida a mi hija y que no llore mi mamá”.

Fueron recién cinco días después que los restos de ambos jóvenes pudieron ser retirados. Según los peritos forenses lo que se halló fue una especie de cera producto de la desintegración de los huesos y tejidos. “Esto ha sido como un horno de metal que ha trabajado a más de 1,000 grados centígrados por el fuego y el humo que también calienta todo el ambiente”.

COMANDANTE GALLOSO
El llanto de la frustración

El comandante y jefe de estructuras de Bomberos, Iván Galloso, no soportó la frustración de no haber podido rescatar con vida a los trabajadores de la galería Nicolini. Él se refirió al caso como el rescate frustrado.

“La seguridad es lo más importante para nosotros. Ha sido muy duro retirarnos, muy duro, fue un rescate frustrado. La decisión es en ese momento y (se quiebra). Nosotros tuvimos un golpe muy duro el año pasado (muerte de bomberos) y creo que el efecto todavía persiste en nosotros”, dijo el comandante.

“En un momento llegamos hasta el cuarto piso a pocos metros de los jóvenes, pero la infraestructura empezó a ceder, el calor se intensificó y necesitábamos las herramientas para perforar el metal pero no las teníamos”, relató entre lágrimas.

JÓVENES TRABAJABAN EN CONTAINERS
Encerrados como esclavos

“El dueño le echa llave. Él se dedica a hacer casitas con luces. No hacen nada, yo veo que hasta ahorita no lo encuentran a mi hermano y no sé qué va a pasar”, así declaró la hermana de Jorge Luis Huamán Villalobos, que trabajaba en contenedores alquilados por la empresa JPEG S.A.C, en los altos del centro comercial Nicolini.

“Cuando mi hijo me llamó, entre las 12:30 y la 1, y me dijo: “mamá estamos encerrados acá, todavía no aparecen con la llave para que nos abran”, dijo la madre de Huamán Villalobos.

Para la vicepresidenta de la CGTP, Carmela Sifuentes, este siniestro fue responsabilidad de los empresarios que no protegen a sus trabajadores y del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

JOHNY COICO
Empresario en prisión

El Poder Judicial ratificó los 9 meses de prisión preventiva que se le impuso al empresario Johny Coico Sirlopu, por encerrar con cadena y candado a sus dos trabajadores que murieron calcinados dentro de un contenedor, durante el incendio de la galería Nicolini.

La Cuarta Sala Penal para Reos en Cárcel, dispuso esta medida al determinar que no existen nuevos elementos que prueben la inocencia del procesado, para revocarle el mandato de prisión preventiva por comparecencia.

Asimismo se confirmó la medida de arresto domiciliario contra la esposa de Coico, Vilma Zeña, hasta que culmine las investigaciones por la muerte de los jóvenes, Jovi Herrera y Jorge Huamán.