Cataluña: Ciudadanos se convierte en primera fuerza

Independentismo suma más escaños y el Partido Popular fue derrotado.

Cataluña: Ciudadanos se  convierte en primera fuerza

Rajoy ha fracasado. El independentismo ha pasado la reválida y ha conseguido retener la mayoría en unas elecciones cuya ganadora es Inés Arrimadas, que ha logrado capitalizar el voto antiindependentista y situar a Ciudadanos como partido más votado en Catalunya. La suya es una victoria moral y numérica.

Se anunciaba una jornada decisiva para la política catalana y el 21D lo ha sido. La sorpresa que no supieron detectar las encuestas fue el ‘efecto Puigdemont’, que ha logrado que su candidatura pase por delante de ERC y que la apelación al voto útil de los republicanos no haya calado como ellos esperaban. Junts per Catalunya ha obtenido 34 escaños, dos más que la lista de Oriol Junqueras. El trasvase de votos en este bloque ha dejado a la CUP con menos de la mitad de representación que tenía hasta ahora. Pero son cuatro diputados imprescindibles para asegurar la mayoría secesionista en el Parlament.

Ciudadanos, un partido nacido en el 2006 con solo tres diputados, se ha convertido una década después en la fuerza más votada. Los catalanes han votado en masa y la participación de un 81%, la más alta de la historia, ha beneficiado de manera más que extraordinaria, a la lista de Arrimadas. El PSC, pese a lograr un diputado más, no logra subir tanto como algunos sondeos pronosticaban. Esas mismas encuestas son las que pueden haber influido en electores que han optado por el llamado voto útil para frenar al independentismo y se han decantado en el último momento por Ciudadanos.

Una lección para el PP
El PP ha quedado reducido a la mínima expresión hasta el punto de quedarse sin grupo parlamentario. Rajoy convocó las elecciones para desactivar el independentismo. Y no lo ha logrado. Se implicó en la recta final de la campaña para frenar la fuga de votos del PP a Ciudadanos. Y ha fracasado. El independentismo ha sumado y Arrimadas ha arrasado. Es el resultado de las elecciones que forzó para solucionar el conflicto catalán.