Se quedó sin corona

Trauco y Flamengo resignaron el título de la Copa Sudamericana al empatar 1-1 con Independiente de Argentina.

Paolo Guerrero en Flamengo

Ivlev Moscoso

Independiente de Argentina logró la Copa Sudamericana al empatar 1-1 con Flamengo en Río de Janeiro, la semana pasada, el cuadro gaucho superó 2-1 al elenco garoto en Buenos Aires por lo que en el global ganó 3-2. El peruano Miguel Trauco comenzó el partido para Flamengo, pero fue reemplazado en la segunda parte por Vinicius Junior.

Flamengo empezó con mucha intensidad, jugando mucho con los laterales en el cual Trauco tuvo participación constante por izquierda. Diego alimentaba a tres delanteros arriba. Por su parte, Independiente salió conservador. Resistiendo los embates de su rival, solo poco a poco comenzaron a trabajar sus dos delanteros.

Así Barco y sobre todo Gigliotti se las ingeniaban para complicar a la defensa garota. Cuando parecía que Independiente comenzaba a controlar el partido, llegó el gol de Flamengo. Un tiro libre desde la izquierda fue al área. Juan conectó con golpe de cabeza y el balón quedó flotando en el área chica. La rapidez de la jugada hizo que los defensores argentinos no pudieran rechazar. Paquetá lo aprovechó y conectó para marcar el primero a los 30 minutos.

Independiente intentó reaccionar. Flamengo tampoco quiso bajar la guardia. Fueron minutos de tensión que acabó con una falta de Cuéllar dentro del área y el juez sancionó penal para Independiente.

Barco lo ejecutó y convirtió a los 39’. Luego del tanto, Independiente enfrió el partido sin que pudiera reaccionar Flamengo.

En la segunda parte, Flamengo tomó la iniciativa, pero cada contragolpe generado por Barco y Gigliotti fue electrizante. Ambos jugaron un gran partido.