Dolores Por Mala Postura

Dolores Por Mala Postura Vida C vitamina

Muchas veces padecemos de doloresen la espalda, en los hombros o cuello, oen músculos olas articulaciones, en general, sin saber muy bien por qué.Estos dolores en muchos casos se deben a los malos hábitos posturales. Y es que el cuerpo se queja ante las posturas forzadas y mantenidas durante períodos prolongados de tiempo, el trabajo sedentario, el uso de elementos de descanso poco anatómicos (almohada y colchón) o la utilización de calzado inapropiado. Estas situaciones pueden generar grandes alteraciones de naturaleza funcional y anatómica.

Los malos hábitos posturales están íntimamente relacionados con el tipo de trabajo o la actividad diaria. Ejemplos de ello son el trabajo de oficina, en fábricas de producción en cadena, conduciendo o estudiando y, en general, los trabajos que exigen estar muchas horas quietos, sentados y con posturas forzadas. La razón es que las piernas y los pies se utilizan muy poco en estas actividades y, además, permanecer sentados usando continuamente las manos obliga a utilizar con más frecuencia y de forma asimétrica los grupos musculares de la espalda, cuello y hombros. Estas posiciones mantenidas durante largos periodos de tiempo resultan perjudiciales para los músculos y las articulaciones. Por ello, hay que evitar adoptar posturas continuadas y viciosas, que someten a determinados grupos musculares a mucha tensión, mientras que otros grupos de músculos se relajan y acaban por atrofiarse.

Algunas Recomendaciones:
Al estar sentado: La espalda debe estar erguida, los hombros atrás y abajo, y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Se debe evitar el hábito de cruzar las piernas, ya que puede alterar la circulación y provocar piernas hinchadas, más cansadas y con várices.

Estando de pie: El pecho arriba y el abdomen contraído, ya que los músculos abdominales son los que ayudan a estabilizar el cuerpo. Las rodillas semi-flexionadas y asegurándose de que el peso del cuerpo quede bien repartido en ambas piernas.

Al caminar: Mantener la cabeza arriba y el cuello erguido y evitar mirar al suelo, ya que puede provocar un severo dolor cervical.

Megadosis de Vitamina C
Los beneficios de la vitamina C para el tratamiento del dolor se suelen atribuir a su capacidad de combatir el estrés oxidativo, pero lo cierto es que sus mecanismos de acción son mucho más complejos ya que actúa en varias áreas del cuerpo que necesitan vitamina c, por tal motivo, los beneficios de aplicarse son mucho, como :Poder antioxidante y generador de colágeno, ayuda al sistema inmune, regula la presión sanguínea, ayuda en los problemas de visión, ayuda en el tratamiento de osteoporosis y artrosis, previene el envejecimiento celular, ayuda en el proceso de cicatrización, entre otros.