PPK solidario con Fuerza Popular

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, ha expresado esta semana su preocupación por el allanamiento de dos locales del partido Fuerza Popular, en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht. “Me preocupa leer que hubo un allanamiento de un partido que domina el Congreso y no lo digo para congraciarme con el Parlamento” ha dicho el mandatario durante el inicio de la plenaria del Cuarto Muni Ejecutivo realizado en la ciudad de Huancayo.

En el mismo sentido, aunque con mayor delicadeza, se ha pronunciado la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, quien ha señalado que si bien respeta la autonomía e independencia del Poder Judicial y del Ministerio Público, lamenta que se estén metiendo a investigar los partidos de esa manera. Argumentó que los partidos políticos son el instrumento por el cual los peruanos ejercen su participación en la política y “hay que ser más cuidadosos”.

Sin embargo, la preocupación de los miembros del Ejecutivo podría justificarse de no ser por el contexto tan complicado en que se ha realizado la intervención a los locales de ese partido político, luego de que los fiscales observaran que hay aportes sin justificar a la campaña de la excandidata presidencial Keiko Fujimori. Según un informe televisivo, la Fiscalía había previamente llamado a los supuestos aportantes; algunos dijeron no poder justificar la entrega del dinero y otros negaron haber entregado aportes al partido.

Así las cosas, el Ministerio Público ha dispuesto el allanamiento de dos locales de la agrupación política Fuerza Popular, donde al parecer han incautado algunos documentos que podrían echar luces sobre el financiamiento de la campaña de la señora Keiko Fujimori. La cosa no es para tomarla a la tremenda, las autoridades pertinentes deben seguir adelante con las investigaciones que tengan que realizar, pero siempre ajustadas a ley, y para eso deben contar con el respaldo que sea necesario.

Por su parte, el presidente Pedro Pablo Kuczynski debe entender que no tiene por qué preocuparse cuando el Ministerio Público realiza su trabajo tal y como la ley lo manda. Por el contrario, como primer mandatario de la Nación, debe estar siempre del lado de la justicia y respaldando el trabajo del Ministerio Público y el Poder Judicial.