Mujer guarda cadáver de su bebé en refrigerador

Debido a que el personal del hospital Sergio Bernales no le entregó los documentos necesarios para obtener el certificado de defunción y enterrarlo.

Hospital Nacioanl Sergio E. Bernales

La alegría de dar a luz se convirtió en una verdadera pesadilla para una mujer que vio morir a su hijo y tuvo que guardar el cadáver en una refrigeradora debido a que en el hospital Sergio E. Bernales, de Comas, no le entregaron los documentos necesarios para que obtenga el certificado de defunción y enterrarlo.

El último sábado, la madre dio a luz a un bebé prematuro, el cual falleció el lunes en el citado nosocomio. Cuando la madre, agotada física y psicológicamente por la pérdida, quiso salir del hospital para encontrarse con su familia, trabas administrativas le complicaron aún más el doloroso momento.

Mónica Palomino contó que el martes le dieron de alta, pero antes de irse no le entregaron el certificado de defunción, un documento indispensable para tramitar el acta de defunción de su hijo. 

NO LA DEJAN SALIR
Sin embargo, una mujer del área de vigilancia de ginecología no le dejó irse a su casa sin llevar el cuerpo de su hijo pese a que no contaba con el documento, el cual no estaba listo debido a la ausencia del médico. Incluso le amenazó con revocarle el alta si no se llevaba el cuerpo bajo la excusa de que “hay varias personas que dan a luz y dejan a sus cadáveres”.

“La vigilante se cerró y me dijo que me iba anular el acta (de alta). Entonces otro vigilante, al verme llorar, me entrega el cuerpo”, relató.

Es así que, la madre tuvo que llevarse en brazos el cadáver del bebé. Al no tener dónde ponerlo y sin poder enterrarlo, solo le quedó dejarlo en su refrigeradora. Por si fuera poco, horas después, le pidieron que devuelva el cadáver.

“Yo quiero enterrar a mi hijo, quiero que descanse en paz. No sé qué necesidad tienen de decirme que lo vuelva a llevar. Ayer, con el dolor de mi corazón, lo he traído en brazos”, agregó.

INICIAN INVESTIGACIÓN
Enterados del caso, representantes de la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) acompañaron a la madre para regresar al hospital e iniciar las investigaciones.

Horas después, el director del hospital Sergio Bernales aseguró que se trató de una negligencia administrativa causada por la vigilante que entregó el cuerpo sin el certificado de defunción. Además, se comprometieron a pagar los gastos de sepelio.

POLICÍA NO INTERVIENE
Mónica Palomo también dijo que acudió a la Policía para denunciar el hecho pero, según le dijeron los agentes, no calificaba como delito.