Empresario Guillermo Riera regresa a prisión

Ayer se entregó a la justicia luego que el Poder Judicial ordenara su ubicación y captura por haber causado la muerte de tres personas en la Costa Verde.

Accidente de tránsito - Guillermo Riera

El Poder Judicial dispuso que el empresario Guillermo Riera, quien en mayo pasado embistió con su camioneta a cuatro personas causando la muerte de tres de ellas en la Costa Verde, vuelva a prisión debido a que se revocó la orden de cesación de la prisión preventiva en su contra.

La Segunda Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima ordenó la inmediata ubicación y captura del empresario tras estar en libertad hace un mes gracias a la polémica decisión judicial que dejó sin efecto la prisión preventiva.

Su excarcelación fue apelada por la Fiscalía y los deudos de las víctimas, quienes exigieron que Riera siguiera en la cárcel su juicio por homicidio culposo agravado y lesiones culposas agravadas.

La semana pasada el Ministerio Público argumentó el cese de la comparecencia y solicitó que nuevamente se le dicte prisión preventiva. La resolución final se conoció ayer.

NO ACUDIÓ A AUDIENCIA
Riera no acudió a la avenida Abancay para la audiencia. Su abogado deslizó que temían que los familiares de las víctimas lo ataquen. En la mencionada audiencia, la defensa del acusado aseguró que Riera tenía “arraigo y voluntad de reparar el daño”. Para los deudos, el hecho de que el empresario se haya dado a la fuga tras el atropello es motivo suficiente para que este vuelva a prisión.

Los deudos de las víctimas de Riera pidieron que no lo dejen salir otra vez de prisión. Ellos aseguran que tiene muchas influencias y gracias a ellas logró salir de prisión hace un mes.

MUERTE EN LA CARRETERA
El 5 de mayo pasado, a la 1 a.m., Guillermo Riera (44) despistó su vehículo a la altura de la playa Los Yuyos, en la Costa Verde y arrolló a cuatro personas. Jair Saldaña de la Cruz, Luis Miguel Valdez y Leslyann Acuña murieron producto del accidente. El otro sereno, Christopher Guerrero quedó gravemente herido. Ese mismo día Riera envió a un empleado suyo a autoinculparse y aprovechó la distracción para comprar un pasaje a Estados Unidos y viajar.

Quince días después, es decir, el 20 de mayo volvió al país por la frontera con Ecuador evadiendo los controles migratorios.

EL FALSO CHOFER
Horas después del accidente, Alberto Yarlequé Purizaca se presentó ante la Policía y aseguró que era el conductor. Sin embargo, luego se retractó. Él era trabajador de la empresa de Guillermo Riera Iluminación Profesional E.I.R.L y aseguró que el empresario le pidió que se autoinculpe.