Gioconda: La tradición de la pasta hecha restaurante

Gioconda: La tradición de la pasta hecha restaurante

Las pastas más frescas hechas a mano son el principal atractivo de Gioconda, el recién inaugurado restaurante cuya propuesta trae a la palestra lo mejor de la tradición italiana con los productos más novedosos de nuestro país.

El esmero de su equipo de cocina se ve reflejado en entrantes como la piadina de quesos emmental, gruyer & grana padano o sus clásicos carpaccios de lomo o salmón, o en otras joyas de la carta tan sofisticadas como los ravioles con lúcuma en salsa de cangrejo, las medias lunas de camote a la gorgonzola o los tortelloni de osobuco funghi porcini & champiñones.

Las texturas tan finamente conseguidas en los fogones de la cocina de Gioconda hacen que los platos de su carta nos remitan a una campiña italiana para, acto seguido, trasladarnos a la costa peruana al sentir en el paladar la dulzura y jugosidad de sus insumos.

Sin duda, algo que no será difícil de evocar gracias a un ambiente amplio y luminoso que nos lleva casi de la mano hacia una terraza con reminiscencias a la Toscana italiana, en la que casi puede apreciarse el olor al limón y el jazmín que predomina en los campos de la campiña del país mediterráneo.

No exageramos, el concepto del restaurante recoge la tradición del recetario manuscrito de la ‘Gioco’, junto a la cual venía gran parte de la inmigración que provenía de la bota trayendo sus mejores ingredientes y la pasta más fresca.

De hecho Nicolini, la recordada fábrica de pastas, fue inaugurada por sus ganas de compartir estos platos con olor a mar y sol de la costa que traía Gioconda a todos sus compatriotas. Hoy, nos vuelven a invitar a sus mesas para degustar estas delicias.