Obesidad

Obesidad - Vida C Vitamina

8 La OMS define la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Un reporte del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (Cenan) del Ministerio de Salud (Minsa), revela que uno de cada cuatro niños, entre 5 y 9 años, tiene este problema (24,4%), Dos de cada cinco adultos jóvenes, entre 20 y 29 años (39,7%); Una de cada dos mujeres en edad reproductiva también tiene varios kilos de más (52,3%) y Tres de cada cinco adultos, entre los 30 y 59 años (62.3%) sufre de sobrepeso u obesidad.

Podemos clasificar las causas en:

Obesidad primaria o simple: a) Genético: debido a mutaciones en los genes de leptina, receptor de leptina, receptor de melanocortina y propiomelanocortina y b) Multifactorial: Es la causa más frecuente de la obesidad, debido a un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético que causa acumulación patológica del tejido adiposo.

Obesidad secundaria: a) Fármacos: la administración de algunos fármacos podrían causar la obesidad, por ejemplo : antidepresivos, fenotiazinas, ciproheptadina, corticoides, antihistamínicos, antitiroideos, antiepilépticos. b) Neuroendrocina: Causadas por hipotiroidismo, síndrome de Cushing, hiperinsulinismo, síndrome de ovario poliquístico, hipogonadismo, deficiencia de Gh, entre otros. c) Obesidad dismórfica: causada por Laurence-Moon-Biedl, Cohen, Ahslstrom, entre otras.

Tratamiento para la obesidad:

Modificación dietética: dieta saludable y equilibrada

Ejercicios: 3 horas por semana, de preferencia ejercicios cardiovasculares

Apoyo psicológico: Estrategias conductuales, cambios de estilo de vida más saludables

Fármacos: Estudios evalúan su eficacia contra la obesidad, ya que altas tasas de abandono limitan su interpretación, posiblemente a efectos secundarios.

Cirugía: Reduce el tamaño del estómago, medida que se toma al fracasar el tratamiento de primera línea, además, deberá pasar por requisitos estrictos antes de pasar a sala de operaciones.

La vitamina C complementa y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares por antecedentes de obesidad. Previene complicaciones metabólicas (hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, dislipidemia mixta) por alta ingesta de grasas. Controla los dolores de enfermedades musculo esqueléticas (artritis, artrosis, osteoporosis, contracturas, entre otras). Ayuda a prevenir la aparición de cáncer. Otros beneficios en otras áreas médicas: Alergia, neumología, oncología, psiquiatría, medicina física y rehabilitación, reumatología, medicina de emergencia (traumatología), cardiología, cirugía, enfermedades infecciosas, medicina estética, gastroenterología, geriatría, hematología.