Coalición mató a 800 civiles en Siria

EE.UU. admite que bombardeos contra Estado Islámico ocasionaron bajas no premeditadas y estudian otros 695 casos de víctimas mortales.

Tanque Coalición mató a 800 civiles en Siria

Los bombardeos contra el autodenominado Estado Islámico perpetrados por la coalición internacional antiterrorista que dirige Estados Unidos, han provocado la muerte de más de 800 civiles en territorios de Siria e Iraq, desde 2014.

Un informe de la coalición señala que al menos 801 civiles fueron asesinados de forma no premeditada por los ataques de la coalición que estudia otros 695 informes sobre las víctimas mortales.

La coalición liderada por Estados Unidos incluye a más de 70 miembros y lleva operaciones contra los terroristas del Daesh (Estado Islámico, en árabe) sin la aprobación del Gobierno de Siria.

Asimismo, instalaron una base militar en la ciudad siria de Al Tanaf donde entrenan a fuerzas aliadas de la oposición armada siria para “luchar contra los terroristas”. Además, la coalición realiza una operación antiterrorista en el territorio iraquí.

400 AFGANOS
El pasado 19 de noviembre el coordinador de Naciones Unidas (ONU) para asuntos humanitarios sirios, Alí al Zaatari, pidió a los participantes del conflicto que detuvieran el bombardeo en las zonas residenciales donde los civiles resultaban siendo las víctimas mortales.

El informe de la ONU sobre la intervención de Estados Unidos en Afganistán reveló que entre enero y septiembre de 2017 466 civiles fallecieron o resultaron heridos producto de los bombardeos estadounidenses.

De acuerdo al documento la cifra de víctimas civiles de las que dos tercios han sido mujeres y niños representa un incremento del 52 por ciento en relación al mismo período de 2016.

De acuerdo a cifras de la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés) desde el inicio de la guerra han muerto 31.419 civiles y cientos de miles han resultado heridos.

Organizaciones de derechos humanos y entes no oficiales han señalado que la cantidad de víctimas civiles devela lo erróneo de la estrategia militar estadounidense en Afganistán y que podría hacer que los aliados de EE.UU. repensaran su apoyo a la intervención en el país asiático que lleva 16 años.

Con más de 16 años en actividad, la guerra de Afganistán es la más larga en la historia de Estados Unidos.

El 7 de octubre de 2001, los bombarderos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos sobrevolaron Afganistán por primera vez con el objetivo de acabar con los santuarios talibán y de Al Qaeda. Esta acción militar fue la respuesta del entonces presidente, George Bush Jr. a los ataques del 11 de septiembre en Nueva York, iniciando así la guerra en el país asiático.

ALGO MÁS
Las administraciones estadounidenses de Bush, Barack Obama y Donald Trump han estado presentes en el conflicto, a pesar de que el expresidente Obama anunció, en 2014, “el fin de las operaciones de combate en Afganistán”.