Gremio es el campeón

Conquistó su tercera Copa Libertadores al derrotar 2-1 a Lanús en Buenos Aires

Gremio es el campeón

Gremio de Brasil festejó una noche gloriosa en el estadio La Fortaleza del argentino Lanús, al vencerlo 2-1 y conquistar por tercera vez la Copa Libertadores ante 45,000 aficionados al sur de Buenos Aires. Marcaron Fernandinho, a los 27’, con un zurdazo y Luan, a los 42’, con toque suave por encima de la tapada del arquero Esteban Andrada. Luan ha sido elegido el mejor jugador de la Libertadores-2017.

A los 72 descontó El ‘Pepegol’ José Sand de tiro penal. Gremio conservó la ventaja del 1-0 establecida en el partido de ida. A los 83 fue expulsado Ramiro por manotear al árbitro paraguayo Enrique Cáceres.

Gremio había ganado las Libertadores de 1983 y 1995. Argentina y Brasil hegemonizan el palmarés del torneo continental, pero los brasileños han acortado ahora la supremacía de los argentinos (24 a 18 copas).

GOLES
La Fortaleza era una caldera de pasión granate que se enfrió súbitamente como si hubiera caído una lluvia de hielo. Un despeje con los puños de Grohe terminó en un error fatal de José Gómez. El lateral intentó un pase débil y Fernandinho se la robó. El volante ofensivo escapó como un correcaminos. Corrió 35 metros y clavó el balón de zurda en un ángulo alto.

La segunda estocada fue un tiro de gracia. Luan arrancó desde el flanco izquierdo con una serenidad pasmosa. Desacomodó a tres hombres, atravesó la última línea y quedó solo frente a Andrada. Lo batió con jerarquía con un tiro exquisito de emboquillada. Un crack hecho y derecho.

SE ACABÓ
Luan había alcanzado a Sand con 8 goles como máximo artillero de la Copa, pero el argentino desniveló de penal y se puso de nuevo al frente con 9. El centrodelantero se consolidó como la única amenaza seria para el arco tricolor. Gremio perdió vigor cuando tuvo que salir Arthur. En su lugar entró Míchel.

Tampoco reaccionaba Alejandro Silva, con sus embestidas de toro. El equipo gaúcho se abroqueló sin sentirse nunca desbordado. Ni con las proyecciones de Marcelo Herrera, Gómez o Nicolás Pasquini.

Marcelino Moreno le puso algo de pimienta a la ofensiva al ingresar por Velázquez. Cuando Jailson volteó a Sand y el goleador descontó con un derechazo ajustado, el partido cobró algo de vida. El DT Renato Gaúcho hizo entrar a Cícero por un apagado Lucas Barrios.

El campeón se clasificó directamente a las semifinales del Mundial de Clubes en diciembre próximo. Se medirá con el vencedor de la llave de cuartos de final entre el africano Wydad Casablanca y el representante de Concacaf, el mexicano Pachuca.