Espinar pide ser declarada en emergencia sanitaria

Tras 35 años de explotación minera, el 65 % de la población vive sumida en la pobreza pero con una situación tensa y un conflicto que se mantiene latente.

Espinar pide ser declarada en emergencia sanitaria

ALEJANDRO ARTEAGA

Tras 35 años de explotación minera, el 65% de los pobladores de la provincia de Espinar viven en situación de pobreza y con graves daños a su salud debido a la alarmante exposición a metales pesados ante las actividades extractivas en esa zona del sur del país por lo que exigen al Estado que sea declarada en emergencia sanitaria.

Esta es una de las conclusiones del informe “Metales pesados tóxicos y salud pública: El caso de Espinar”, que fue presentado el lunes y que elaborado por un conjunto de instituciones con el apoyo de la población que trabajan el tema de salud ambiental en Espinar.

El documento también recoge información oficial. De acuerdo al INEI, año 2009, de toda la provincia, el distrito de Espinar es el que tiene la mayor cantidad de niños con desnutrición crónica (1,547), lo que representa el 44,9% del total y un incremento absoluto de 626 con respecto al ENDES 2007 y que se mantiene en la actualidad.

“Ante el fracaso de los varios planes y descoordinaciones del gobierno, los afectados de Espinar exigen que se declare el estado de emergencia sanitaria por exposición crónica a metales pesados en la provincia”, señala el informe.

SIN ESTUDIOS DE CAUSALIDAD
A esto hay que agregarle que hasta la fecha no se concluyen los estudios de causalidad sobre la contaminación existente, pese a que ya transcurrieron casi cinco años desde que el Estado asumió el compromiso de hacerlos. Mientras tanto se sigue postergando una respuesta efectiva.

“Casi seis años después de los primeros resultados del informe elaborado por el Centro Nacional de Educación Ocupacional y Protección del Medio Ambiente (CENSOPAS) y cuatro años después de la Mesa de Diálogo de Espinar, todavía no existen medidas concretas implementadas, ni el presupuesto necesario para afrontar la grave situación existente en la provincia de Espinar. Mientras tanto, la población sigue expuesta a los metales y aumentando su situación de riesgo”, se señala en el documento.

¿CONTAMINACIÓN NATURAL?
“No existe un esfuerzo por proteger a la población; por el contrario, el Estado defiende la tesis sobre la contaminación natural por alta mineralización en Espinar”, afirman pobladores que teme por la salud de sus hijos.