Crecen créditos a las microempresas

Un 94.4% de clientes se encuentra en situación normal mientras que, tan solo, un 1.48% está en situación de pérdida, según estudio.

Valor de exportaciones en América Latina

El crédito bancario a las microempresas del país creció en 11% entre enero y agosto del presente año, en comparación a similar período de 2016, además de tener un gran potencial para seguir expandiéndose, reveló un estudio del Grupo Kobsa.

Asimismo, los créditos a las pequeñas empresas reportaron un crecimiento de 2%, mientras que los créditos de consumo presentaron un aumento del 4% en los primeros ocho meses del presente año.

La CEO del Grupo Kobsa, Ana Vera Talledo, afirmó que es importante tener en cuenta la frecuencia de estos sectores al solicitar préstamos para poder solventarse.

Detalló que los créditos a pequeñas empresas, microempresas y de consumo continúan creciendo cada a año, pero su comportamiento financiero a futuro promete ser cambiante dependiendo de cada sector.

Dijo que en el caso de deudores de pequeñas empresas, estos registran un 85% de clientes en situación normal, mientras que un 6.85% corresponde a clientes en situación de pérdida. Estos son datos que deben tener en cuenta las entidades financieras”, comentó.

OPORTUNIDAD
En el caso de las microempresas, señaló que éstas registran un 94.4% de clientes en situación normal mientras que, tan solo, un 1.48 % corresponde a clientes en situación de pérdida. En tanto, los créditos de consumo tienen un 88 % de clientes en situación normal mientras que un 2.94 % corresponde a clientes en situación de pérdida.

Al respecto, Vera Talledo manifestó que los créditos se han convertido en la oportunidad de manejar un negocio o mejorar la calidad de vida de las personas.

Añadió que el financiamiento bancario a la larga genera el historial crediticio y el comportamiento financiero, porque en la actualidad, para solicitar un préstamo es necesario contar con un historial intachable que garantice a la entidad bancaria que el deudor no va a caer en default; es decir, deja de pagar.