“Habrá fuerte respuesta de sectores democráticos contra eventual indulto”

Parlamentaria Indira Huilca critica al gobierno, que sigue dando vueltas a virtual gracia presidencial.

Indira Huilca

RAMIRO ANGULO

En conversación con Diario UNO, la congresista Indira Huilca, de Nuevo Perú, denunció que tras el eventual indulto al encarcelado Alberto Fujimori habría un pacto entre el fujimorismo y el gobierno.

Entre otras cosas refiere que este pacto podría haberse activado debido al poder político que Fuerza Popular (FP) tiene en el Congreso y ante una inminente investigación en la Comisión Lava Jato que podría comprometer al presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en el caso de la construcción de la carretera Interoceánica durante el gobierno de Alejandro Toledo.

—¿Qué le parecen los recientes cambios en la Comisión de Gracias Presidenciales?
—Lamentablemente son cambios que son la antesala a la posibilidad de un indulto y que no necesariamente son producto de un análisis judicial, ni legal, sino que más bien parecen provenir de un acuerdo político de un pacto entre el gobierno y el fujimorismo.

—¿Cree que los cambios que se están dando en la Comisión de Gracias Presidenciales están generando dudas sobre el recientemente nombrado ministro de Justicia Enrique Mendoza?
—Es una gestión nueva y bajo su responsabilidad está la de nombrar o mantener a las personas que estaban en la comisión pero su decisión ha sido cambiarlas. El nuevo ministro responde directamente al Presidente, entonces no estamos ante una decisión autónoma, estos cambios responden a la política del gobierno.Si hacemos un simple análisis de sentido común se entiende que todos los cambios provienen o tienen concordancia con lo que el propio Presidente está pensando.

—En estos días se habló de una eventual liberación de Fujimori aprovechando la posibilidad de clasificación de la selección peruana al mundial, ¿qué le parece esto?
—Se pueden decir muchas cosas, pero lo que sí es claro es que hay una voluntad de que el tema del indulto no se debata de acuerdo a la norma. Si realmente nos remitiéramos a lo que dice la norma entonces no habría lugar a especulaciones, no habría lugar a que pensemos que si la selección peruana logra un buen resultado habrá una coyuntura favorable para dar el indulto. Las especulaciones se pueden dar, lo que no es aceptable es que esas posibilidades se den sin ningún tipo de pronunciamiento firme y claro por parte de las autoridades, de la premier, por parte de algunos congresistas del oficialismo y por parte incluso de ministros que sin tener una responsabilidad directa en el tema han ido opinando y yo creo que lo que han estado haciendo es allanar el camino para una decisión que, como digo, va a ser más política que otra cosa, no va a ser necesariamente legal.

—¿En el fondo a lo que usted apunta es a que el gobierno no estaría haciendo el trámite de manera regular?
—Es una regularidad que se quiere obviar, se quiere obviar que hay un conjunto de pasos que deben seguirse porque es la ley finalmente la que determina en qué casos hay un indulto humanitario.

El gobierno no ha recibido a las víctimas de la dictadura.

El gobierno no ha recibido a las víctimas de la dictadura.

El gobierno no ha recibido a las víctimas de la dictadura.

—¿Por qué cree que hasta ahora no se reúne PPK con los familiares de las víctimas?
—Yo la verdad no quisiera ponerme en su lugar, pero hemos planteado el tema a varios de sus ministros, la bancada de Nuevo Perú lo planteó cuando vino la premier a reunirse con los congresistas, dijimos que había un pedido de los familiares de hace por lo menos dos meses, que incluso se coordinó con el anterior premier, pero que finalmente nunca respondió, debería haber una señal de respeto con un conjunto de ciudadanos que en algún momento manifestaron su voto a favor del Presidente.

—Considerando un eventual indulto y un posterior recurso de apelación a tal decisión a la CIDH, ¿más o menos por dónde cree que la opinión de ellos vaya?

—Yo creo que una de las cosas que la CIDH podría señalar con énfasis es el tipo de delito por el cual el señor Fujimori está condenado y a los procedimientos especiales a los que debería ceñirse. El fujimorismo siempre ha intentado negar los delitos por los cuales el señor Fujimori ha sido condenado, por los delitos de secuestro y de asesinato, que son delitos que en el sistema internacional configuran delitos de lesa humanidad.

—¿Cree que hay una especie de pacto?, ¿ustedes me limpian con lo de la Interoceánica y yo libero a Fujimori?
—Eso es lo que se comenta, por un lado se dice eso, que la amenaza de las investigaciones en la probable participación del Presidente en el caso Lava Jato habría hecho que las alertas se pongan más fuertes y sobre eso se quiere intentar negociar algún tipo de tregua, pero es algo que al final no van a poder bloquear si hay alguna responsabilidad a nivel de la justicia (…) lo que están buscando es una especie de tregua con el poder político que tiene el fujimorismo acá –en el Congreso- de no acelerar una posible investigación a nivel de la Comisión Lava Jato, por otro lado, esta aparente calma que se daría con el nuevo gabinete es lo que se habría negociado, yo sí creo que hay una intención de buscar eso, yo sí creo que hay una intención entre comillas por querer buscar un pacto de gobernabilidad, aunque no sé si de gobernabilidad porque la gobernabilidad no está en un acuerdo entre dos fuerzas políticas sino que está en atender los problemas del país. No se va a solucionar el problema de la Amazonía, del Lote 192 con un pacto entre el gobierno y el fujimorismo, no se va resolver el problema de la reconstrucción en el norte con un pacto, o sea es un falso acuerdo de gobernabilidad que quiere encubrir la responsabilidad del fujimorismo a nivel histórico y supongo que quieren anticipar también un avance en la investigación al Presidente en hechos del gobierno del señor Toledo.

—¿Cuál cree que sea la reacción de la sociedad civil ante un eventual indulto a Fujimori?
—Yo creo que los sectores democráticos del país, que son sectores transversales y no necesariamente de la izquierda -que siempre se han movilizado contra la dictadura- son sectores que se van a pronunciar, que se van a movilizar y que van a intentar buscar una solución lo más legal posible a este problema. Yo sí creo que habrá una respuesta muy fuerte de parte de ellos, son sectores muy amplios y a veces se subestima la capacidad de respuesta o de indignación frente a este tipo de hechos, pero yo creo que va a ser muy fuerte porque no esperábamos, y ahí incluimos a quienes en algún momento tuvimos que optar por votar por el señor Kuczynski, que esta podría ser una carta que se podría jugar a costa de un poco de seudogobernabilidad, porque el tema del señor Fujimori significaría no solo darle libertad a una persona, significaría dar el mensaje de que la justicia en el país no es capaz de condenar y no es capaz de procesar actos de gobierno que afectaron no solo los derechos humanos sino la propia institucionalidad del país, que no es capaz de sancionar actos de corrupción enormes, de gran envergadura. El mensaje que se va a dar es que acá en el Perú la impunidad es enorme, que puedes sentenciar a alguien haciendo un esfuerzo enorme para que haya una sentencia justa, pero que finalmente eso puede ser deshecho porque alguien con el poder que le dio la población consideró que lo único importante era su propia continuidad, su propia estabilidad.

ALGO MÁS

—Habría una movilización de integrantes de Nuevo Perú también…
—No solo habló de Nuevo Perú sino de un sector amplio de la ciudadanía, obviamente nosotros vamos a participar porque somos una fuerza que cree justamente en el sentido de la democracia para cosas muy prácticas como la defensa del Estado de derecho pero además yo creo que se van a movilizar otros sectores que son transversales.

Reacciones