Para prisión preventiva es necesario una “sospecha grave”

PRESIDENTE DE LA SALA PENAL PERMANENTE

César San Martín

El presidente de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia, César San Martín, dio a conocer los acuerdos de los magistrados que integran las tres salas penales del máximo tribunal de justicia sobre el delito de lavado de activos.

San Martín informó que, conforme con las ponencias de los jueces supremos Víctor Prado Saldarriaga y José Neyra Flores, así como la de su propia intervención, el pleno acordó dejar sin efecto el carácter vinculante de la sentencia casatoria N° 92-2017- Arequipa del 8 de agosto del 2017.

El magistrado dijo que, tras la deliberación, resolvieron emitir la sentencia plenaria casatoria con una votación de once votos contra tres, cuyo fallo será publicado en el Diario Oficial El Peruano el próximo miércoles 25 de octubre.

Indicó que para iniciar diligencias preliminares solo son requeridos los elementos de convicción que sostengan lo que es llamado “sospecha inicial simple”.

Para formalizar la investigación preparatoria es necesaria la “sospecha reveladora”, en tanto que para emitir una acusación y dictar el auto de enjuiciamiento resulta como requerimiento la “sospecha suficiente”.

César San Martín precisó, asimismo, que para dictar la medida de prisión preventiva es necesario una “sospecha grave” y para emitir una sentencia el elemento de la prueba tiene que despejar toda duda razonable.