La música del hincha

Repasamos las canciones que compiten por acompañar los 90 minutos más importantes de nuestros últimos 35 años de fútbol.

Todos somos Perú - hinchas peruanos celebrando

Eduardo Santana

En 35 años cambia todo: las camisetas, los jugadores, las calculadoras. Los hijos son padres y los abuelos, historias. Cambia el Estadio Nacional, la Vía Expresa y La Colmena (que ahora es Piérola). Los cines son prostíbulos o iglesias evangélicas.

No cambia, sin embargo, el hincha peruano, ese que recuerda (con memoria propia o heredada) a la selección en España 82, a aquel único televisor a colores en la cuadra, y a aquellas canciones que acompañaron triunfos y que, desde hace largos años, ocultan el silencio tras la derrota.

Las repasamos a continuación.

Arturo ‘el zambo’ Cavero y Óscar Avilés le cantaron varias veces a la selección en las concentraciones rumbo a Argentina 78 y España 82.

Arturo ‘el zambo’ Cavero y Óscar Avilés le cantaron varias veces a la selección en las concentraciones rumbo a Argentina 78 y España 82.

AVILÉS, CAVERO, POLO CAMPOS
Ya en los últimos años de Sergio Markarián, rumbo a Brasil 2014, llegaron las visitas del maestro Óscar Avilés a las concentraciones de la selección. A ritmo de guitarra y cajón, la leyenda de nuestra música criolla intentaba ver cumplido un sueño. Estuvo en las concentraciones previas a los partidos contra Chile y Ecuador, que terminaron con victorias peruanas, y antes del encuentro que perdimos frente a Uruguay. Son buenas las cábalas, pero mejores fueron el codazo que le rompió la ceja a Paolo Guerrero y los dos goles de Luis Suárez.

Acaso la primera guitarra del Perú intentaba repetir la hazaña del domingo 6 de marzo de 1977. Aquel día llegaba el enfrentamiento entre las selecciones del Perú y Chile, en Santiago, por las eliminatorias de Argentina 78. Luego de algunos roces y malas jugadas de la organización para amilanar al seleccionado patrio, llegó el momento del partido, y antes de que los 11 peruanos salieran a la cancha para lograr ese 1 a 1 que luego nos permitiría clasificar, el técnico Marcos Calderón hizo algo impensable para quienes conocían su hermetismo y disciplina: abrió las puertas de su vestuario para dejar entrar a tres de los hombres más importantes de nuestra música.

Óscar Avilés, Augusto Polo Campos y Arturo ‘el zambo’ Cavero compartieron unos minutos con los jugadores y los impregnaron de patriotismo con los acordes de “Contigo Perú”, el himno histórico y definitivo de la selección.

Y no fue la única vez. Según han contado jugadores de la época, Cavero y Avilés también participaron de varias concentraciones camino a España 82. Los viajes eran financiados por el gobierno del general Francisco Morales Bermúdez.

Portada del disco que IEMPSA editó en 1969. El autor de la conocida polca murió en el 2012.

Portada del disco que IEMPSA editó en 1969. El autor de la conocida polca murió en el 2012.

PERÚ CAMPEÓN
Pero antes hubo otros himnos. El clásico es, sin duda, “Perú campeón”, polca interpretada por Los Ases del Perú, compuesta por Félix Figueroa y editada varias veces por IEMPSA.

“Con Rubiños en el arco la defensa es colosal / González, Orlando La Torre, Nicolás Fuentes y Chumpitaz / Chale, Mifflin y Cubillas, y el gran Perico León / Baylón y Alberto Gallardo completan la selección”.

Eran los últimos partidos para llegar a México 70 y, cuando clasificamos, publicaron un nuevo vinilo para celebrarlo. Incluyó narraciones de goles peruanos en eliminatorias en la voz de Tito Navarro.

En este proceso eliminatorio, Javier Lobatón y Pisko, lanzaron los temas “Vamos peruanos sí se puede” (hace una semana) y “Kiero ver” (2015).

En este proceso eliminatorio, Javier Lobatón y Pisko, lanzaron los temas “Vamos peruanos sí se puede” (hace una semana) y “Kiero ver” (2015).

SUDEMOS LA CAMISETA
Y hubo más. “Rueda rueda la vida / Rueda rueda el balón”, eran los primeros versos de una de las canciones más pegajosas y emotivas creadas para el hincha peruano. En aquella oportunidad se trataba de una campaña de la marca Coca Cola (patrocinadores de la selección) para la Copa América 2004, aquella que se hizo en el Perú y que tuvo como ganador a un Brasil que le ganó por penales a Argentina, quienes ya nos habían eliminado en cuartos de final.

Pero no hablemos de derrotas. Además de esta canción, incrustada en la memoria colectiva de los seguidores de la selección, hubo varias otras como “Alienta peruano”, que sonó con fuerza pocos años después, camino a la copa mundial de Sudáfrica 2010.

Y ya en los últimos años apareció Marco Romero, quien, acompañado de Avilés, presentó “Porque yo creo en ti”. Canción que se instauró con éxito en todas las transmisiones deportivas hasta hace unas semanas, ya que, luego de la victoria ante Ecuador, han aparecido reguetones, fusiones y otras iniciativas que compiten por un espacio en nuestra ya no tan triste memoria deportiva.

Así, entre los setentas y hoy han pasado decenas de canciones y mundiales. Lo único inalterable, la esperanza, seguirá llenando páginas y estadios hasta que todo vuelva a cambiar, las veces que sea necesario, para que el Perú vaya a un mundial.